Martes, 26 de Septiembre de 2017
100473

11.09 | LAB Liga Argentina de Básquetbol

Alvaro Castiñeira y su análisis del amistoso ante Quilmes

El entrenador bataraz hizo referencia al juego que desplegó Estudiantes, cómo vio al equipo y habló de situación de Luciano Tantos. 

Estudiantes sigue con su puesta a punto de cara a la edición 2017/2018 de la Liga Argentina de Básquetbol, LAB (ex Torneo Nacional de Ascenso, TNA), prevista para el próximo viernes 13 de octubre. El conjunto bataraz que dirige Alvaro Castiñeira, que sigue de pretemporada, reduciendo las cargas físicas con el profesor Facundo Correa para aumentar las tareas con la pelota, realizó el pasado sábado su primer partido amistoso en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero.

Fue ante Quilmes de Mar del Plata y hubo clara victoria del conjunto "Cervecero" por 80-56 en un juego donde lo más importante para el local fue ponerse a ensayar ante un rival de otro nivel todo lo que se viene entrenando desde el pasado lunes 21 de agosto.

En ese contexto la visita, con algunos jugadores de gran categoría y con mayor rodaje (Quilmes venía de ganarle el viernes a Boca Juniors en La Bombonerita), hizo pesar su jerarquía en un partido donde ambos entrenadores de cierta manera se fueron conformes del estadio.

A Estudiantes, que aún no puede contar con su base titular Luciano Tantos, que no se incorporó a la pretemporada por un inconveniente familiar, ni con su extranjero, el bahameño Tavario Miller (llegaría en los primeros días de octubre tras finalizar con sus trámites de migración), el primer ensayo le dejó varias cosas para el análisis. Segundos después de finalizado el partido del sábado frente a los de Mar del Plata, el director técnico estudiantil Alvaro Castiñeira contó sus impresiones de lo visto en la cancha.

"Creo que cuando pudimos cumplir con algunas de las reglas defensivas empezamos a ejecutar eso que habíamos intentado armar para ir ensamblándonos como equipo. Me parece que tuvimos algunos pasajes defensivos más que correctos y otros no. Ellos nos pudieron meter en un juego más rápido y de transición, donde nos tomaron algunos tiros fáciles, y en ataque hicimos algunas cosas bien, sobre todo en el tema de correr la cancha con los grandes por el eje", sostuvo Castiñeira.

Luego agregó que "protegimos bastante bien la zona de la pintura, aunque nos tomaron algunos tiros abiertos. En líneas generales no tuvimos tanta diferencia en el juego interior, que era lo que más íbamos a sufrir en principio. Pero vamos de a poquito, es el primer juego y en realidad nosotros no nos preparamos para jugar este compromiso, sino que hicimos lo que yo llamo un partido de entrenamiento porque entrenamos para que pasen determinadas cosas. Algunas salieron bien y otras no tanto".

Sobre la muy buena tarea que hizo en el juego interior Joaquín Gamazo, teniendo un gran protagonismo dentro del equipo, quizá mayor al esperado, el DT fue muy claro:

"La idea es jugar en la pintura. A mí me gusta mucho que el equipo corra, se despliegue y que los grandes lleguen rápido al ataque para ganar posiciones. Eso lo hicimos muy bien, me parece, con Joaquín Gamazo, e inclusive se le dio la chance a Ignacio Galardo. Me gusta que la pelota descanse en el poste bajo y en algunas ocasiones lo pudimos hacer. Pero todo es muy nuevito y recién el equipo está empezando a entrenar este tipo de situaciones. El plantel tuvo toda la carga física encima, que es lo más importante en estas tres semanas que llevamos de trabajo", declaró el entrenador jefe del Bataraz.

"Insisto, estamos entrenando y fue un buen partido de entrenamiento. Creo que lo positivo es eso. Pudimos desplegarnos en la cancha en el aspecto defensivo y en subir la cancha. Se notó que Gamazo y los grandes pueden recibir cerca del aro en pocos segundos de acuerdo a lo que pudimos entrenar", dijo el ex DT de Ferro Carril Oeste.

La no incorporación al equipo hasta el momento del base titular Luciano Tantos por una delicada situación familiar por el estado de salud de su padre es un tema que preocupa y mucho.

"Lucho está con el tema de su padre en una situación muy compleja. Tiene un trabajo físico que le dio el club y creemos que esta semana el padre está mejor. Le han sacado el respirador y me parece que puede estar mejorando la situación. Apenas el padre salga de terapia intensiva va a venir para acá. El tiene su trabajo físico y lo está haciendo. Es un jugador que por ahí es más fácil para mí acoplarlo porque lo dirigí las últimas tres temporadas. De todas maneras sería muy importante, no conocerme a mí, empezar a generar sociedades con los compañeros".

Sin embargo, ante cualquier imprevisto, el DT afirmó que "estamos trabajando en otras posibilidades en caso que no venga, pero yo creo que va a venir. Los próximos días serán decisivos, pero tenemos un plan B, hay opciones por si alguna situación se modifica y Lucho no puede incorporarse al equipo", cerró Castiñeira.