Miércoles, 18 de Julio de 2018
106099

29.12 | Local Femenino

"Debemos tener constancia para que las mujeres logren un lugar protagónico"

La autora del último penal para Ferroviario, María Belén Boyer habló después del tercer campeonato para el equipo de Hinojo. 

No fue una final más, fue la primera en la modalidad fútbol 11 y en el cierre de una nueva temporada del torneo oficial de fútbol femenino. En el estadio "Domingo Francisco Colasurdo" chocaron los dos mejores equipos de la temporada -Ferroviario y el CEF Nº 44-, y luego de los penales el equipo de Hinojo logró un nuevo título.

Tras el empate 1 a 1 al cabo de los 60 minutos (dos tiempos de 30'), la definición fue a través de los penales. Ferroviario de Hinojo fue más efectivo, lo ganó por 4 a 2, y desde allí desató el festejo que terminó con la obtención de la Copa.

Belén Boyer fue, justamente, la jugadora de Ferroviario que tuvo la responsabilidad de patear el último y darle un nuevo título al conjunto que conduce José Luis Zalazar. "Fue un partido súper complicado, pudimos resolver algo en el primer tiempo. Después nos presionaron mucho, y en el último minuto apareció un penal, que a mi criterio no fue, pero ya está. El rival es un equipo muy fuerte; somos dos equipos muy parejos", señaló la defensora.

Además, Boyer reconoció que ante el CEF Nº 44 "tuvimos la posibilidad de jugar varias finales entre sí. Llegar hasta acá es bueno, después de un trabajo duro. Arrancamos con la pretemporada en febrero, y durante todo el año nos entrenamos de la mejor manera".

En su relato, la jugadora de Ferroviario fue más allá de la final del pasado miércoles: "Además, dentro del equipo siete jugadoras tienen hijos, entrenamos de noche después de toda la rutina que tenemos a lo largo del día; por eso ahora el título se disfruta por todo el esfuerzo que se hizo en la temporada".

También, lógicamente, Belén Boyer se refirió al penal de la definición: "Me tocó el último; estaba complicado porque había un pozo. La idea era pegarle un poco más firme, pero salió mordido. El objetivo era meterlo, y por suerte entró. Y otra vez tuvimos la chance de salir campeonas".

La jugadora, en medio de los festejos, se refirió al trabajo diario: "Nos entrenamos dos veces por semana; tenemos una tercera jornada pero es libre. Lo hacemos en Olavarría y en Hinojo, porque hay jugadoras de los dos lados; además de otras chicas que tienen un plan de entrenamientos en Bolívar. Así, dentro de las posibilidades que tenemos, hacemos algo tres veces a la semana".

En el tramo final, Boyer explicó cómo es la actualidad del fútbol femenino: "En el pueblo donde yo vivía (Gardey) era un poco complicado jugar al fútbol; cuando me vine para acá nos pudimos meter en esto. Lo estamos haciendo a través del trabajo; ya que debemos tener constancia para que las mujeres logren un lugar protagónico a la hora de hablar de fútbol, y que no sea solamente como algo social".

"Hace poco realizamos un torneo homenaje a Sole Angeletti, en el cual estuvieron 130 mujeres jugando al fútbol al mismo tiempo. Para nosotros eso fue gratificante; aunque también hubo capacitaciones que nos ayudan a trabajar desde la seriedad y el compromiso para que esto sea mejor", cerró Belén Boyer que con Ferroviario cerró un año intenso con el título anual en primera división.