Sábado, 22 de Septiembre de 2018
109703

09.03 | LAB Liga Argentina

El Bata volvió a ganar

Superó a Centro Español por 98 a 93 y sigue sumando puntos dentro de la Conferencia Sur. 

Por la Conferencia Sur de La Liga Argentina de básquetbol 2017/2018, Estudiantes siguió defendiendo con todo su localía del Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero, haciéndose cada vez más fuerte en su recinto. El Bataraz se sacó de encima anoche un juego que terminó siendo más que complicado frente a un equipo muy duro y que viene en alza como Centro Español de Plottier, Provincia de Neuquén.

En el recinto estudiantil el local se impuso por un más que trabajoso 98-93. Así, el Albinegro acumula 19 partidos ganados (16 de local) y 14 perdidos (13 como visitante), 12 victorias y 7 reveses en la segunda fase, por lo que reúne 41,5 puntos en la tabla de posiciones y pelea con muchas chances de entrar entre los cuatro primeros de la Conferencia Sur, dependiendo de sí mismo para lograr la clasificación en los últimos siete partidos de la fase regular (4 de visitante y 3 como local).

Estudiantes viene con una muy buena racha, la mejor en lo que va del torneo, con 7 triunfos en sus últimas 8 presentaciones y como local ganó en 16 de sus 17 partidos (16 juegos en fila tras la derrota del arranque del torneo frente al Deportivo Viedma), pero anoche tuvo unos minutos fatales de desconcentraciones en el último cuarto que por poco le provocan un gran disgusto.

El conjunto que dirige técnicamente el DT paranaense Juan José Siemienczuk tuvo un rendimiento muy irregular. En el primer tiempo fue una cosa, en el tercer cuarto aguantó el resultado y en el último parecía tener el juego en el bolsillo, pero se relajó y terminó llevándose un triunfo agónico y sufrido, que dejó a jugadores y cuerpo técnico solamente con la alegría del triunfo, pero con una sensación bastante agridulce por la forma de cerrar el juego.

En el arranque Centro Español se plantó en zona, pero Santiago Arese se encargó con 3 triples de pulverizarla. Además, el misionero Alejo Montes aportó 9 puntos y Joaquín Gamazo, como suplente, aportó sus puntos en la zona pintada (5). A la visita no le funcionó le defensa y sólo el pivote estadounidense Khapri Alston (7 puntos) pudo aportar en el ataque neuquino. En un partido de goleo muy alto el Bata, y más como local, siempre saca ventajas y por eso anoche encaminaba el juego sin mayores sobresaltos.

La visita siguió dependiendo demasiado de su pivote determinante (12 puntos en el segundo cuarto) para arrimarse algo en el marcador, pero en ese momento apareció Patricio Rodríguez en ataque (6) y Joaquín Gamazo siguió siendo muy productivo en la zona pintada (7), ya que Gaston Essengue (que terminó redondeando una muy mala noche) sumó 3 faltas cuando había empezado a encontrar el aro (6 puntos).

Así, el Bata se fue al descanso largo con una máxima de 16 puntos en un primer tiempo redondito, donde tuvo 9 de 13 en triples y se pasó muy bien el balón, ya que sumó 18 asistencias. Pero estaba claro que esos números el equipo de la ciudad no los iba a poder mantener toda la noche.

En el tercer cuarto la visita tuvo un atisbo de reacción cuando empezó a marcar hombre a hombre y al Bataraz se le cerró el aro con el tiro de 3 puntos. Con un par de bombazos de Santiago Rodríguez y un doble de Khapri Alston (9 puntos en el tercer cuarto) los de Plottier se arrimaron a 8 puntos (58-50).

Pero ahí surgió la figura de Christian Schoppler para romper la defensa con sus penetraciones (11 puntos en el parcial) y devolverle una buena ventaja al local, que entró al cuarto final arriba por 15 puntos (77-62).

Parecía que el Bata quebraba el partido cuando entraron un par de triples de Agustín Brocal y el equipo estudiantil lograba la máxima de 21 puntos (91-70) a falta de 6 minutos para el cierre, pero ahí pasó lo que nadie tenía previsto.

El local se relajó demasiado, en defensa y en ataque, y el equipo Gallego empezó una gran remontada que incluyó un parcial de 23 a 5 para quedar abajo 96-93 con 40 segundos por jugar. Gran tarea en el cuarto final de Valentín Burgos (7) y de un Khapri Alston tremendo (finalizó la noche con 39 puntos), que no tuvo rival que lo pudiera defender.

Sin embargo, con los pelos de punta, el Bata se las pudo arreglar para cerrar desde la línea el juego tras un doble salvador de Christian Schoppler, que terminó siendo un jugador clave en el Albinegro, al igual que Santiago Arese, que finalizó la noche arañando el triple doble (16 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias).

Final, festejo, desahogo para los hinchas y algo de preocupación para jugadores y cuerpo técnico, que no dejaron ocultar cierto fastidio por cómo se complicó un partido que estaba perfectamente controlado.

Ahora se vienen dos juegos como visitante, el martes en Viedma y el jueves en Carmen de Patagones, para corregir varios errores y tratar de seguir alimentando la ilusión más que posible de clasificar directamente a cuartos de final.

(Nota Luis Ahumada / Foto: Carlos Ramírez)