Sábado, 17 de Noviembre de 2018
120614

13.09 Natación

Una linda experiencia en Chile

Julieta Arce, Ramiro Alvarez, Marco Vivas y Ramiro Liceaga compitieron en un torneo internacional: participaron en 29 pruebas y en 14 se metieron en la final.

Ferro Carril Sud tuvo durante cuatro días una destacada participación en un torneo internacional de natación desarrollado en Chile: los deportistas olavarrienses fueron de la partida en el certamen denominado Copa España, en el cual se presentaron alrededor de 450 atletas de distintos países sudamericanos.

El balance final resultó positivo porque Julieta Arce, Ramiro Alvarez, Marco Vivas y Ramiro Liceaga, quienes fueron acompañados por el entrenador Nicolás Masson, compitieron en 29 pruebas: llegaron a 14 finales y en una de ellas lograron el segundo puesto.

Ramiro Alvarez fue el primero en contar cómo vivieron esta experiencia. "Viajamos el martes de la semana pasada al torneo que se realizó en Chile a lo largo de cuatro jornadas, donde por la mañana se hicieron las eliminatorias y por la tarde eran las finales".

En líneas generales explicó que "participaron alrededor de 500 nadadores de Argentina, Chile, Brasil, Perú y Paraguay. La Argentina fue uno de los países que mejor nivel presentó entre todos los que fueron a este evento", comentó.

Además, en el plano personal remarcó: "Nadé en siete pruebas, espalda y crol, y tuve la posibilidad de meter tres finales. Es muy difícil lograrlo en un torneo como este y por eso estoy muy conforme con la labor. La que más me gustó fue la de 200 libres, no tenía muchas expectativas ahí y sí en espalda, que es lo que más nado en los entrenamientos".

"Me fue muy bien en esa prueba, que fue open -es decir abierta, ante nadadores de distintas edades- y pude hacer una marca de 2.01, con lo cual de esta forma se abren puertas para otras competiciones", narró el representante de Ferro y en cuanto al torneo agregó: "Más o menos sabía de qué se trataba, porque los chicos que fueron el año pasado me habían contado algo. Me dijeron que había mucho nivel, y son pocos los torneos así a los que nosotros podemos ir".

El segundo fue Marco Vivas: "Fui con la expectativa de sumar experiencia, pero también con la idea de limar marcas ya que sabíamos que era una pileta rápida. También sabía que me iba a encontrar con un nivel importante de competidores, ya que es un torneo que se hace todos los años y que convoca a grandes nadadores que también van por sus objetivos".

"Fui bien preparado en espalda, que es mi especialidad. Corrí siete pruebas, y me fue bastante bien porque limé casi todas las marcas y además logré una buena experiencia en este torneo", explicó el deportista "carbonero" quien también detalló que "yo voy a buscar las marcas, el puesto viene solo, ya que en realidad corrés contra el reloj".

Ramiro Liceaga también tuvo su espacio para comentar sus sensaciones. "Venía de una lesión en la espalda y por eso fui al torneo a ver qué pasaba. Viajé con la idea de ver cómo me sentía, pero fueron pasando las jornadas y me comencé a sentir cada vez mejor, también de la cabeza ya que me cambió todo desde la primera final que metí".

Ante ello, comentó que "corrí siete pruebas, y en dos de ellas me tocó estar en la final. Logré bajar la mayoría de los tiempos, que es algo que uno no espera luego de una lesión, pero las cosas salieron bien y por eso terminé muy conforme con los resultados", describió.

Entonces, la lesión lo complicó más que nada en la previa: "Ya venía con este problema, por lo cual había entrenado muy poco ya que algunas actividades me limitaban. Allá no me perjudicó en nada, las cosas salieron mejor de lo que esperaba". Y el entrenador Nicolás Masson agregó que "yo había hablado con la familia para que no vaya a Chile, porque no llegaba de la mejor manera preparado, pero estaba todo listo, y le fue muy bien. Logró su mejor marca".

Por último habló Julieta Arce: "Para mí fue un experiencia muy linda, porque nunca había ido a un torneo internacional. Nadé ocho pruebas y me metí en cuatro en la final; y mi mejor posición fue en 100 metros mariposa donde fue segunda. No pude bajar mi marca, aunque igualmente fue buena".

"También nadé en 200 mariposa, donde pude bajar mi marca y me fue muy bien. En las otras mantuve, o estuve cerca", remarcó una de las grandes promesas que tiene el deporte en la ciudad aunque ya demostró su potencial en distintos eventos.

Marco Vivas, en medio de la explicación, también se refirió a las competencias en open. "Nadar en esa categoría te hace sentir que vos no sos menos que nadie, que también podés llegar. Ellos -por los deportistas de mayor edad- tienen más entrenamientos en el lomo, pero el nivel nosotros también lo tenemos por los entrenamientos que hacemos acá. Además, estar allí, también es una motivación".

Los trabajos

Los deportistas pasan muchas horas juntos, metidos en la pileta, y el entrenamiento es su base. "Tres semanas antes de este certamen empezamos a hacer doble turno, además del gimnasio, los suplementos, el descanso y la alimentación", comentó Julieta Arce y agregó: "Cuando tenemos el primer turno a las 5 los chicos se van directamente a la escuela porque van a la mañana, aunque yo voy a la tarde y por eso me vuelvo a mi casa, desayuno, me acuesto un rato, como y me voy a la escuela".

Pero no todo se termina ahí: "Cuando salgo de la escuela voy a casa, tomo la leche y vuelvo para el segundo turno, hasta la noche. Siempre nos acostamos tarde porque salimos a las 22 de la pileta, pero después tenemos 15 minutos de flexibilidad, más la ducha, con lo cual se hacen las 22.30 y tenemos que volver a las 5".

En otro sentido, el entrenador adelantó que "en las próximas semanas vamos a tener 36 días en doble turno, con lo cual venimos tanto a las 5 como a la noche". Ahí Marco Vivas explicó: "lunes, miércoles y viernes venimos de 20 a 22; mientras que martes y jueves lo hacemos de 19 a 21". Y Julieta Arce agregó: "los sábados arrancamos a las 7".

Pero todo tiene su secreto. "Venimos temprano para que nos quede todo un día libre, aunque también el objetivo es que el cuerpo se puede adecuar a esos horarios. Las clasificaciones, que es lo que más nos cuenta, son a la mañana. Nos pasa muchas veces que a la tarde bajan tres segundos. No es solamente por el hecho de hacer dos turnos, también es para acostumbrar al cuerpo a todo lo necesario", dejó en claro Nicolás Masson.

También es clave la alimentación, por eso Ramiro Liceaga explicó que "yo trato de seguir una dieta lineal; al mediodía como pastas por lo general, y a la noche es ensaladas y carnes. También son importantes los desayunos y las meriendas".

Y Ramiro Alvarez se refirió al cierre de la semana: "Los sábados venimos temprano y por lo general hacemos pruebas, con mallas de competencia, donde tiramos tiempos para ver cómo estamos. Generalmente es el día más complicado porque cuesta levantarse y se siente el cansancio acumulado".

Para todo esto es importante que el grupo funcione como tal. "Tenemos una relación muy buena, estamos mucho tiempo juntos. Nos llevamos bastante bien, ya que de otro modo se complicaría hasta el entrenamiento", valoró Marco Vivas. Además Alvarez explicó que "cuando vamos a los torneos nos vemos las 24 horas, entonces con más razón nos tenemos que llevar bien".

Además, Julieta Arce narró cómo fue el regreso luego de una buena participación: "Mis profesores y compañeros me felicitaron, es un lindo momento porque te sentís reconocida. Están al tanto de lo que hacemos, incluso subieron una foto a las redes sociales", comentó.

El inicio

Los cuatro representantes "carboneros" hablaron de sus inicios, aunque todos probaron con distintas disciplinas hasta llegar a Ferro. Alvarez: "Pasé por varios deportes, no encontraba uno que me gustara, y llegué a natación por mi hermano, que es mayor. Un día entré como promocional, con lo cual fui mejorando de a poco y subiendo categorías".

Vivas, por su lado, comentó: "A mí siempre me gustó nadar, en la colonia o en la escuelita más allá de que probé con distintos deportes. Mi papá se enteró que Nico (Masson) tenía un equipo y me trajo. El está con los federados, a mí me probaron en promocionales, y desde ahí no paré más".

Liceaga, en su turno, explicó que "yo, desde chico, siempre quise saber lo que era ir a la pileta. Arranqué en la escuelita de Ferro cansado de arrancar algún deporte y dejarlo; me empezó a gustar y comencé a perfeccionar un montón de cosas. Fue así como subí de categoría, y este deporte lo vuelvo a elegir".

En tanto que Arce recordó que "`pasé por un montón de deportes, pero a los 9 empecé en la escuelita de Ferro. Fui pasando de niveles, hasta llegar a la actualidad donde estoy en federados".