Martes, 18 de Diciembre de 2018
121785

06.10 | Nac. e Int. 

Kevin Ceceri y su experiencia en España

Dejó Gimnasia y Esgrima La Plata, y se fue a jugar al ascenso español. Hizo la pretemporada, participó de los amistosos, pero cuando arrancó el campeonato algo no le convenció y pegó la vuelta.

Daniel Lovano / [email protected]

Kevin Ceceri se volvió de España. Después de romper el vínculo con Gimnasia y Esgrima La Plata se marchó con destino europeo, fichó por un club de la Segunda "B", hizo toda la pretemporada, jugó los amistosos de puesta a punto. Cuando empezó el campeonato no encontró los minutos que estaba buscando y decidió pegar la vuelta.

A su regreso a la Argentina, antes de volver a La Plata, se dio una vuelta por Olavarría para visitar a la familia. "La experiencia fue muy buena, muy linda. Es otra vida, son otras costumbres. Es otro fútbol claramente, y me sorprendió para bien. Es mucho más rápido, más fluido, no hay demasiado tiempo para tener la pelota" comentó el chico formado en las divisiones menores de Embajadores.

Real Balompédica Linense fue su club en el primer trimestre de la temporada. "La ciudad era Cadiz, pero yo estaba en la Línea de la Concepción. Gente muy respetuosa, que me hizo sentir bien en todo momento" destacó.

La decisión de cruzar el Atlántico fue después de haber pasado por la Primera División argentina, de haber pisado el "Monumental", vivido desde adentro un clásico platense con la camiseta de Gimnasia, y un debut en el "Kempes". Bien fuerte para arrancar.

"Me quedaron muy buenos recuerdos, hermosas sensaciones. Mi segundo partido fue un clásico contra Estudiantes, con todo lo que significa ese partido en La Plata y en el fútbol argentino. Estoy agradecido a (Gustavo) Alfaro, porque me dio la oportunidad y me marcó muchas cosas que le agradeceré el resto de mi vida" subrayó.

El actual DT de Huracán no sólo lo hizo debutar en Primera, sino que lo marcó como ninguno. "Es un entrenador que cuando ve algo en algún jugador, se lo marca. Después de los entrenamientos se quedaba charlando con nosotros para ayudarnos y buscar el mejor rendimiento posible" precisó Kevin.

Con la partida de Alfaro sus minutos fueron cada vez menos y decidió buscar otros horizontes. "Después de estar dos años en Gimnasia mi representante me propuso ir a España, y le dije que sí. Rescindí y me fui. Económicamente hoy en día conviene con la cotización que tiene el Euro y el Dólar, pero a veces hay que dejar un poco de lado la plata y priorizar más la parte futbolística" señaló el defensor olavarriense.

Sobre todo en la pretemporada, tuvo protagonismo como para comprobar las diferencias de estilo. "Jugamos con el Bristol City, contra el Cádiz, el Córdoba, el Mallorca. Fue una gran experiencia; se juega un fútbol muy rápido y se ve una calidad importante en los jugadores. No se pueden hacer faltas cerca del área porque son medio gol. Hay mucho delantero rápido, con gran desequilibrio. Se nota la jerarquía, y eso que yo tuve la oportunidad de jugar en Primera acá, en la Argentina" comparó.

"No me costó mucho la adaptación. Al principio sentí que se jugaba a una velocidad mayor, pero me gustó, me puse a tono enseguida. Me gustaba tener la pelota y girarla rápido para el otro lado. Es un juego que lleva a estar todo el tiempo atento y concentrado" acotó.

"La idea era instalarme y crecer pasito a pasito. Fui titular toda la pretemporada, el equipo anduvo muy bien, yo me sentía cómodo, pero cuando empezó el torneo el entrenador me mandó al banco. Para la segunda fecha no me citó, y en la tercera me citó, pero me dejó afuera del banco. Ahí empecé a ver algo raro, lo hablé con mi representante, se comunicó con la dirigencia para salir de la mejor manera" dijo

El catalán Jordi Roger fue su entrenador. "Es muy hincha del Barcelona, le gusta ese estilo" apuntó Kevin, quien en sus meses en España compartió el plantel con un argentino, Gastón Cellerino: "Es un nueve muy bueno, que tiene 32 años y una trayectoria muy linda en el fútbol".

Kevin Ceceri pasó por Olavarría, antes de seguir viaje hacia La Plata, donde en estos meses buscará no perder el estado de forma por si sale algo, aunque el momento no le ayuda.

"Puede haber alguna chance, pero hasta que no se abra el libro de pases no voy a poder jugar ningún partido oficial. Me mantendré entrenando en La Plata hasta que se puedan hacer incorporaciones y ahí se verá. No tengo preferencias. Voy a ir a jugar donde me diga mi representante, ahora con una experiencia de vida muy buena en Europa y futbolísticamente hablando mucho mejor" cerró.