Sábado, 20 de Octubre de 2018
121990

10.10 | Local Miguel Diorio

"El corazón decía que me tenía que quedar"

El entrenador de Hinojo se refirió a la consagración en el torneo de reserva

Daniel Lovano / elpopular.com.ar

Emocionado, Miguel Diorio, entrenador de la reserva campeona de Atlético Hinojo, hizo una mención para su esposa, su hijo, y dedicó el título especialmente "mi vieja que me da todo el apoyo, y a mi abuelo Enrique y a mi viejo especialmente que no los tengo, pero seguro van a estar disfrutando allá arriba".

Hinojo logró el campeonato de los preliminaristas por primera vez desde 2001, cuando Diorio fue además el goleador de aquel equipo dirigido por Osvaldo Cristofanelli. "No sé si hay muchas diferencias, porque en ambos casos lo mejor fue el grupo humano y el gran sentido de pertenencia" subrayó Diorio.

"Aquel campeonato del 2001 fue hermoso, porque salimos campeones en las dos categorías, y para mí ser el goleador fue especial. Con el paso del tiempo le fuimos dando mucho valor, y hoy me toca vivirlo como DT y, la verdad, lo disfruto mucho porque trabajamos para esto" dijo.

"Pasamos momentos malos, pero sabíamos que en algún momento se nos iba a dar. Tuve una buena oferta para irme a mitad de año, pero mi corazón me decía que me tenía que quedar y no falló. Es un orgullo enorme para mi ser campeón como entrenador en el club que amo" confesó Diorio.

Ferro fue el rival, según el DT albiverde. "Pensábamos que íbamos a definir el torneo con ellos, pero por suerte logramos una amplia diferencia, aunque eso nos hizo relajarnos un poco en los últimos partidos" admitió.

El festejo fue especial. Se esperó en el entrenamiento, pendientes de lo que sucedía en el "Buglione Martinese"; Racing le ganó a Loma Negra y Atlético Hinojo celebró. "Se vivió durante todo el dia en el club. Hubiese sido lindo festejarlo en la cancha, pero se dio así. La gente del pueblo está identificada con este equipo porque son todos jugadores nuestros y eso vale mucho. Significa que durante años algo bien hicimos" destacó.

En cuanto a las particularidades, Diorio señaló que "el equipo tiene puntos muy altos en todas las líneas, pero sobre todo armamos un gran grupo humano, que tiramos todos para el mismo lado. Jugadores con mucha experiencia, mechados con los jóvenes del club, hicieron un gran trabajo".

En función de futuro, anticipó que "hay muchos chicos que arrancaron jugando en reserva y hoy son titulares en primera, caso Peralta y Pois. Otros vienen pidiendo pista ya como Páez, Callegaro, Colman. La mayoría de este equipo va a terminar jugando en primera, seguro".