Jueves, 15 de Noviembre de 2018
122853

28.10 | Nac. e Int. Premier League

Comunicado sobre la tragedia en Inglaterra

El Leicester confirmó la muerte de su dueño en el accidente de helicóptero

El Leicester City ha confirmado este domingo por la noche la muerte de su propietario  Vichai Srivaddhanaprabha en el trágico accidente de helicóptero del pasado sábado, tras despegar del King Power Stadium. 

Medios y agencias de noticias del Reino Unido ya habían informado que el magnate tailandés iba a bordo de la aeronave, pero no ha sido hasta ahora que el club inglés lo ha confirmado.

Srivaddhanaprabha, de 60 años, se convirtió en febrero de 2011 en el presidente del Leicester City y su inversión permitió a los 'foxes' escribir una de las páginas más mágicas del mundo del fútbol inglés al ganar contra todo pronóstico la Premier League 2015-16.

"Nuestros pensamientos, en estos momentos de pérdida inexplicable, están con la familia Srivaddhanaprabha y las familias de los que estaban a bordo", señaló el club en un comunicado.

"El mundo ha perdido a una gran persona con la muerte de Vichai. Un hombre amable, generoso, un hombre cuya vida se caracterizó por el amor hacia su familia y hacia aquellos a los que lideró con éxito", destacó la nota del Leicester City.

El club se declaró "conmovido" por la "increíble respuesta de la familia del fútbol", a través de "mensajes de apoyo y solidaridad", que se "agradecen profundamente en estos momentos difíciles".

La entidad pondrá a disposición de la ciudadanía un libro de condolencias a partir del próximo martes en el King Power Stadium para todos aquellos que "quieran presentar sus respetos".

"Bajo su liderazgo, el Leicester City era una familia. Es una familia que llorará su muerte y mantendrá su visión sobre este club, que será ahora su legado", agregó la nota, en referencia a la herencia que deja Srivaddhanaprabha tras ocho años al frente.

El comunicado confirmó que a bordo del helicóptero siniestrado viajaban cinco personas (Srivaddhanaprabha, el piloto, dos miembros del club y un pasajero): "Ninguno sobrevivió", lamentó.