Jueves, 15 de Noviembre de 2018
123182

05.11 | Nac. e Int. Copa Libertadores

Las finales se jugarán sin visitantes los sábados 10 y 24 a las 17

Boca y River jugarán sin hinchas visitantes el sábado próximo en La Bombonera. Así lo confirmó este lunes, el presidente de la Asociación Argentina de Fútbol, Claudio Tapia. 

Los reclamos de Boca y River tuvieron un efecto: Conmebol oficializó el cambio de horario para los dos partidos de la Superfinal de Copa Libertadores y los pasó de las 16 a las 17 horas. Además, se confirmó que los partidos no tendrán público visitante.

De esta manera, el compromiso de ida se desarrollará en la Bombonera el próximo sábado 10 de noviembre desde las 17, mientras que el choque de vuelta será en el Estadio Monumental el sábado 24 de noviembre desde las 17.

La modificación del horario de ambas finales se comunicó a través de una conferencia de prensa realizada en la sede de la AFA. Estuvo presente el presidente del organismo, Claudio "Chiqui" Tapia, y los mandatarios de ambos clubes, Rodolfo D'Onofrio de River y Daniel Angelici de Boca.

Aunque el objetivo inicial de los clubes era pasar ambos encuentros al domingo. Los presidentes de ambas instituciones habían argumentado que sus socios de la comunidad judía habían hecho el pedido debido a que el día coincide con el descanso de "Shabat".

Las gestiones no tuvieron el efecto deseado y tan solo se logró modificar el horario de comienzo de los partidos.

Los clubes también ganaron la pulseada respecto de la posible concurrencia de hinchas visitantes a las dos finales. El Gobierno nacional, a través del presidente Mauricio Macri y de los organismos de Seguridad nacionales y porteños, había dejado abierta la puerta a que esto ocurriera, pero tanto D'Onofrio como Angelici coincidieron en que no era deseable.

Finalmente, se impuso la voluntad de los clubes de jugar ambos cotejos exclusivamente con las parcialidades locales.

Ambos mandatarios se manifestaron a favor de que la final "sea un gran espectáculo" y de que se desarrolle en paz, sin incidentes.

El comunicado completo:

El Club Atlético Boca Juniors y el Club Atlético River Plate han llegado a un acuerdo para que la final de la Copa Libertadores se dispute sin la presencia de público visitante, los sábados 10 y 24 de noviembre a las 17 horas. La medida se consensuó este mediodía, luego de una reunión de los presidentes de ambos clubes, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio, en la Asociación del Fútbol Argentino en la que participó su Presidente, Claudio Tapia.

En el encuentro, los Presidentes de ambas instituciones coincidieron que, a pesar del atractivo local e internacional que genera el súper clásico argentino con presencia de sus dos parcialidades, dicha medida puede generar inconvenientes para los socios de ambos clubes.

Además de los 4.000 lugares destinados para los hinchas visitantes, se deberían restringir otras miles de ubicaciones para adaptar los pulmones de seguridad, acotando así considerablemente el espacio disponible para el público local.

A pesar de esta decisión, Boca Juniors y River Plate valoran y reconocen el interés del Presidente Mauricio Macri por promover la presencia del público visitante en estas dos finales. En ese sentido, ambos clubes asumen el compromiso de acompañar todas las medidas necesarias para lograr las condiciones que posibiliten la presencia de ambas parcialidades en cada partido del fútbol local.

Es un verdadero orgullo para el fútbol argentino poder vivir esta fiesta. Convocamos a simpatizantes, hinchas y socios a vivir estas jornadas como lo que son: una celebración popular que no sabe de fronteras. En paz, con pasión y en convivencia. Vivamos estas finales sabiendo que #SomosRivalesNoEnemigos.