Viernes, 16 de Noviembre de 2018
123382

10.11 | Nac. e Int. Libertadores

La Superfinal pasó para el domingo

El estado en que quedó el piso de La Bombonera tras un diluvio fue determinante para la decisión

El árbitro Roberto Tobar suspendió este sábado el partido entre Boca - River por la lluvia caída sobre el estadio de La Bombonera. El estado en que quedó el césped de La Bombonera para jugar el partido fue determinante para la decisión que tomó el chileno.

Los presidentes de River y Boca, los directivos de la Conmebol y el mismo Tobar decidieron que el encuentro se juegue mañana domingo a las 16, una menos de las que estaba establecida para este sábado.

Boca-River tuvo que se reprogramado. El encuentro se jugará finalmente este domingo a las 16, según anunció la CONMEBOL en un tuit. Las opciones que manejaba eran muchas. Una de ellas era retrasar dos horas el encuentro y que arrancara a las 19, pero se desechó.

Ello dependía de cómo drenara el césped en el tiempo extra que se le daba para que lo hiciera. No función. Así, las opciones para jugar se redujeron a este domingo o el lunes.

El Boca que estaba subiendo al micro cuando se anunció la medida, regresó a su hotel para permanecer concentrado. La otra opción era que fuese el miércoles, lo que suponía un contratiempo porque pasarían demasiado tiempo.

Otra alternativa de la que se habló fue que el partido se jugara el sábado que viene, el día 17. El interés televisivo que suscita en Europa el Boca-River hace que los organizadores quieran que se dispute un sábado para que arrastre comercialmente y en cuanto a audiencias televisivas.