Domingo, 16 de Diciembre de 2018
124502

05.12 | Nac. e Int. Libertadores

Otra final para cerrar el año

En mayo jugó por el ascenso con la camiseta de Estudiantes; en diciembre estará en el Fondo Norte del Santiago Bernabéu.

Su historia remite a los tristes años de la década pasada. Meses atrás Gonzalo Trepichio tomó el camino de Ezeiza buscando un futuro mejor. Atrás quedaban las finales perdidas con Estudiantes en aquellos partidos frente a El Fortín por un ascenso, que al final no fue tal.

Jamás hubiese imaginado que en el futuro estaba un asiento en la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu para ver a su River. Un amor que denotaba en sus buzos o en sus pantalones cortos, cada día, al llegar a las prácticas del equipo de Daniel Torrisi.

Desde Alicante, donde reside, insistió tanto con el F5 y consiguió su "boleto" para ver el partido que este domingo paralizará a algo más que un país. Los ojos del mundo futbolero estarán puestos en Chamartín y en el River - Boca más exótico de todos los tiempos.

Las entradas que se venden para los argentinos residentes en la península ibérica no son de papel, tampoco tarjeta magnética. Se trata de una aplicación que deberá presentar con su teléfono en uno de los anillos de seguridad de los alrededores de la casa del Real Madrid.

Sector 413; fila 3; asiento 28 dice la pantalla. Hasta allí irá. "Es un sueño para mí poder estar presente en la mejor final de la Copa Libertadores. Un clásico es hermoso, pero imaginate lo que es acá en España, internacional" dijo entusiasmado, aunque aclaró que también lo siente "un poco triste, porque este partido se tendría que haber jugado en el Monumental, sólo con gente de River".

"Lamentablemente hoy es un negocio para algunos y los que realmente perdieron fueron los verdaderos hinchas de River, que pagan su cuota y su abono mes a mes. No se merecían que le robarán de este modo una ilusión" afirmó.

No se le dio con Estudiantes en la cancha de El Fortín, espera que sí a un costado del Paseo de la Castellana. "Sería lindo cerrar el año con una vuelta olímpica" reconoció Gonza.

Como para confirmar que la imbecilidad está más presente en las cercanías del Río de la Plata, que en cualquier otro rincón del país y del mundo reveló que "a la cancha voy a ir con un grupo de amigos. Somos todos argentinos, cuatro de River y tres de Boca".

"Imaginate lo que va a ser la previa" bromeó en el cierre. Como debe ser...