Domingo, 20 de Enero de 2019
125504

29.12 | Federal Uriel Raponi

"Ojalá que mi paso no sea sin pena ni gloria"

El defensor está trabajando desde el comienzo de la pretemporada a las órdenes de Mauricio Peralta.

Daniel Lovano / dl[email protected]

Del lado chaira del arroyo Uriel Raponi jugó su último partido en el "Colasurdo", aquella semifinal que se resolvió por penales y depositó a Ferro en los partidos con Sol de Mayo por el ascenso al Federal "A".

Del lado carbonero del arroyo ya lleva un par de días trabajando en Mauricio Peralta, a menos de un mes para el inicio del Torneo Regional Federal Amateur. Pero el recuerdo de esos partidos que paralizaron por varios días a la ciudad apareció en el arranque de la charla con el defensor santafesino.

"Lamentablemente nos quedamos afuera por los penales, pero el fútbol tiene esas cosas. Un año más tarde, a mi pesar, creo que se dio la lógica porque Ferro había sido superior. Hicimos el duelo, costó un buen tiempo en lo personal, pero se dio vuelta la página porque la carrera del futbolista es como la vida, y hay que seguir poniéndole el pecho a las cosas" comentó ayer el defensor santafesino, algunos minutos antes de comenzar los tests físicos con el profesor Diego Arredondo.

"Cuando a uno le hablan de Ferro sabe que hay gente honesta, gente trabajadora, que es un club tranquilo, pero los años pasados indican que el equipo debe ser protagonista. Llegó hasta las últimas instancias y hay que estar a la altura" anticipó.

"La adaptación debe ser lo más rápida posible; tenemos la suerte de que hay una base importante del club, muy humilde, que nos ha dado la mejor bienvenida, y yo trataré de aportar algo con mi experiencia a lo más chicos y ojalá que mi paso por acá no sea sin pena ni gloria" pidió.

Desde que se fue de Racing, Raponi reincidió en una experiencia al norte del continente. "Regresé a Venezuela para jugar en primera división con el Deportivo Anzoátegui. Tenía un año más de contrato, pero a los seis meses opté por volver por cuestiones personales y familiares" reveló y acotó: "Se presentó esta posibilidad, y para uno es reconfortante que el principal rival del equipo donde jugó en esta ciudad lo haya tenido en cuenta, porque significa que han valorado el trabajo que hice en Racing. Se dieron las condiciones y hoy estoy acá, a disposición del club, del cuerpo técnico y de mis compañeros".

En su pasado también hay un ciclo en Europa. "Estuve cuatro años en Italia. Fue una experiencia espectacular; el ascenso italiano es muy profesional. Uno crece no sólo como futbolista, sino como persona. Es otra cultura, otras costumbres, otro idioma. La gente piensa que como muchos somos descendientes de italianos, de españoles o de yugoslavos es lo mismo, y nada que ver. En los lugares que me tocó estar traté de adaptarme, porque era yo el que llegaba, y la misma filosofía la aplico ahora acá, en Ferro" comentó.

Las coincidencias con los dirigentes de Ferro fueron casi inmediatas. "Llegamos rápido a un acuerdo. Venía barajando algunas posibilidades, incluida la de volver a Racing, pero quedó todo ahí. Mi idea era permanecer en el país porque fui papá hace unos días, y en una ciudad que uno conoce, donde me trataron muy bien. Estoy muy agradecido con la gente Racing, pero hoy me toca estar de este lado de la vereda y muy contento por eso" confesó.

Como la situación es parecida a la de Juan Longhini, pero al revés, el comentario derivó en una respuesta inesperada. "¿Volvió a hablar de mí Longhini? Como le gusta nombrarme a Longhini. eh... En alguna oportunidad lo hizo, pero queda todo ahí, adentro de una cancha" dijo.

"Coincido con él que uno se manejó siempre con respeto, que hay una rivalidad, pero uno es profesional. Lo importante es lo que uno haga de puertas para adentro; que trabaje, que se cuide, que cumpla con el entrenamiento invisible. Eso es respetar al club, a la institución y a la camiseta. Después, la gente ya me conocerá y ojalá tengamos una linda relación" apuntó.

El 4 de enero toda la familia, con Vera incluida (su niña de 25 días) se instalará en Olavarría. Hasta entonces, Raponi irá ganando tiempo. "Para mí es fundamental esta semana de entrenamiento, que pude venir entre fiesta y fiesta. Después hay que enfocarse en la pretemporada, porque falta poco y el torneo está a la vuelta de la esquina" advirtió.

Entre varios temas que se abordaron en la charla, surgió el desmantelamiento del Federal "B" y en ese sentido opinó que "se necesitaba una reestructuración, pero creo que el Federal B y el formato que tenía eran muy interesantes, muy competitivo, muy profesional. Tendremos que acostumbrarnos a este nuevo formato, y pedir para bien de los futbolistas del ascenso y de nuestras familias que se haga de manera profesional, que pueda durar un año como, eran los campeonatos de antes y que se abra un abanico más importante para los clubes del interior, que todos sabemos los sacrificios que hacen para afrontar la temporada".

Las últimas noticias del mercado de pases indican que su compañero de zaga será otro "gigantón", el tresarroyense Emiliano Cortés. "Tengo buenas referencias por los chicos que lo conocen. Ojalá llegue lo antes posible, así nos podemos conocer. Yo debo estar preparado para dar lo mejor si me toca jugar con él, o con los chicos del club, y acoplarnos de la mejor manera posible para el bien del equipo" sentenció.

En el cierre, de lado carbonero del arroyo, Raponi le quitó trascendencia a la posibilidad de repetir los históricos choques de semifinales del último Federal "B" frente a su ex equipo: "Para la gente puede que sea bueno, que sea atractivo. A mí lo único que me interesa es competir hasta el último partido, después es lo mismo el que se cruce, porque si uno pretende llegar hasta el final debemos ganarles a todos".