Lunes, 18 de Marzo de 2019
125552

30.12 | Local 

Solidaridad record

Se jugó este sábado el partido de fin de año en el estadio "Ricardo Sánchez" con la presencia de figuras del fútbol olavarriense.

Fotos Carlos Ramírez

El partido terminó 3-3, fueron a los penales y lo definió Agustín Vernice -quien no pudo jugar ni un minuto, porque fue vestido más para la Bonsi que para un picado-, con un certero remate e inatajable para Gualterio Mantovani, como todos los que llegaron a su arco en el partido jugado este sábado en la cancha de El Fortín.

Ricardo Bettiga fue el árbitro (a veces permeable ante el "hostigamiento" de los futbolistas) y el "Guelo" Carlos el maestro de ceremonias. Gracioso e insoportable como todos los años, al punto que debió sufrir varias amenazas de que le iban a desconectar los bafles ubicados entre los bancos de suplentes.

Excelente humor, una hermosa tarde, y otra vez el fútbol fue una anécdota para dar lugar a la solidaridad, y darles una mano en un momento tan especial del año a los que más lo necesitan. Y tanto la participación como la respuesta fueron importantes.

Todo el arco futbolero de Olavarría estuvo representado, aunque el centro de atención se lo llevaron dos: uno que está cerrando una brillante carrera (Matías Abelairas) y otro que recién la está empezando (Pedrito De la Vega).

Entre los futbolistas que militan en el fútbol profesional, asistieron Nacho Pietrobono y Carlitos Battigelli (de la UAI), Braian Guille (Brown de Adrogué) y varios juveniles que están haciéndose un camino en las inferiores de AFA.

El Chueco Ahumada, goleador de El Fortín en los 80 y célebre como chofer de Susana Giménez, Ricardo Lazbal, Abelardo Carabelli, José María Pompei, entre otros, dieron presente. Al final del partido y de los penales hubo sorteos entre los espectadores.

La colecta fue la mayor desde que se realiza este partido, y tras la jornada en el "Ricardo Sánchez", Jorge Salguero, la gente de la Subsecretaría de Deportes del Municipio -con Marcelo Verna a la cabeza-, y un grupo de colaboradores distribuyeron los alimentos no perecederos entre el Hogar de Niñas San José y el Hogar de Ancianos.