Martes, 23 de Abril de 2019
126430

24.01 Artes marcialistas mixtas

Una pelea que duró poco

Patricio Ponce, que se está entrenando en Mar del Plata, terminó el combate con una derrota tras sufrir un golpe con uno de los bordes de la jaula.

Patricio Ponce, por una razón u otra, se quedó con la ganas de pelear en sus últimas presentaciones. Está claro que terminó con un mejor sabor el año pasado en Azul, tras una victoria, ya que la historia fue diferente el sábado en Villa Gesell: sufrió un corte en la cabeza, luego de un impacto con uno de los bordes de la jaula, y se le dio por perdida la pelea.

El evento, dentro del ámbito amateur, fue el pasado sábado en la ciudad balnearia. Allí se desarrolló dicha competencia de artes marciales mixtas, denominado Gesell figth night. "Representé a la Academia de Olavarría, pero con una Academia que es de Mar del Plata. Es que me quedo todo el verano en esta ciudad, a la cual vine a realizar todos los entrenamientos durante enero y febrero. Por eso fueron ellos los que estuvieron conmigo en la esquina", detalló Patricio Ponce.

De esta forma, trabaja a la par de Figth Club 39, de Leandro Torres, y el pasado sábado peleó ante Alejandro Solís, de Capital Federal. Pero no todo fue como se esperaba: "Desgraciadamente en el primer roud, a los 46" entramos en los agarres y en un momento golpeo mi cabeza contra uno de los bordes de la jaula, lo que al parecer estaba mal acolchonado, y eso me generó una herida en la cabeza por lo que me comenzó a salir mucha sangre".

Enseguida, el olavarriense narró cómo fue la secuencia que duró segundos. "El referí siguió la pelea porque no se dio cuenta en un primer momento, aunque yo ya sabía que se iba a parar por un tema de protección al peleador. Pasados 10 segundos nos caímos, yo con una posición de ventaja, aunque chorreaba mucha sangre encima de mi rival. Nos paramos, el referí ahí cortó la pelea y llamó al médico".

Ese fue el momento final para Patricio Ponce. "Ahí se terminó la pelea porque no me dejó continuar. Fue al minuto del primer round". Entonces, al olavarriense le dieron por perdido el combate, aunque la historia sigue: "Estamos tratando de hablar con la fiscalización del evento ya que la decisión que se tomó no fue la correcta, no me la tendrían que haber dado como perdida ya que el golpe me lo generó la jaula. Hay fotos y videos de eso", explicó.

Además, dejó en claro que "me dieron tres puntos, me llevaron al hospital y tengo esta semana de reposo, con lo cual desde la próxima ya voy a poder volver a la normalidad" después de un duro impacto que no le permitió hacer todo lo pensado.

En el final, Patricio Ponce se lamentó porque "la pelea duró muy poco, pero voy a seguir entrenando ya que tenemos otro evento en Villa Gesell en los primeros días de febrero, y para el final de ese mes me gustaría la revancha ya que la pelea duró muy poco y me quedé con ganas".