Miércoles, 19 de Junio de 2019
127126

13.02 | Federal Regional Federal

"Hay que jugar un partido tranquilo"

Santiago Izaguirre podría ser titular en Racing, en Saladillo.

Todas la expectativas puestas en el debut se derrumbaron para Santiago Izaguirre cuando, 10 días antes del partido con Ferro, le comunicaron que el traumatismo en el pie sufrido durante la primera práctica de fútbol de la pretemporada en realidad era una fractura en el dedo gordo.

Hubo un cambio de planes en el proceso de recuperación, que terminó el viernes de la semana pasada con unos cuantos minutos en el amistoso frente a El Fortín, pero pensando sobre todo en el partido del domingo que viene en la cancha de Huracán de Saladillo, donde Racing necesita sumar de a tres para reengancharse en la pelea por la clasificación.

"Por suerte la semana pasada empecé a entrenar con normalidad con el resto del plantel y pude jugar unos minutos en el amistoso con El Fortín. Así que ahora estoy más contento y más tranquilo" dijo el "Colo" y acotó: "Me sentí bien. Venía haciendo trabajos sin impacto y el tema era saber cómo estaba con la pelota y me vi mejor de lo que pensé".

Si Fernando Di Carlo lo necesitara el fin de semana, la respuesta sería la imaginable. "Estoy a disposición del técnico, después él es quien arma el equipo, pero yo estoy a la par del resto de los chicos" dijo el ex jugador de Tigre y Brown de Adrogué.

Los dos primeros partidos los vio desde la tribuna. "Son ocho fechas, parece corto, pero todavía estamos a tiempo de todo. Sacamos un punto en los dos primeros partidos, que no son los esperados, pero seguimos dependiendo de nosotros y cuando se depende de uno las esperanzas están intactas. Queda mucho por recorrer y es importante ahora ir a ganar a Saladillo" afirmó.

En la derrota con Ferro y el empate con Independiente de San Cayetano, Santiago vio "un primer partido que no tuvo nada que ver con lo que veníamos haciendo en la pretemporada, ni con los amistosos. Yo veo muy bien al equipo, tenemos muchos jugadores, mucho recambio. En el segundo partido se mejoró con respecto al primero, pero aún falta para ser el equipo que podemos ser con la calidad de jugadores que tenemos" opinó.

En cuanto a los rivales, señaló que "Ferro es un equipo muy duro, que siempre está muy bien parado y no regala nada. Independiente de San Cayetano me sorprendió, porque corre, mete. A Huracán y a Alumni no los conozco, aunque algo vi contra Ferro, y van a ser duros. Todo va a ser difícil, pero depende de uno y si nosotros estamos bien tenemos muchas posibilidades de ganarles".

El partido con Huracán, en Saladillo, asoma clave en el proceso que aspira como primer paso llegar a playoffs. "Hay que jugar un partido tranquilo y no hay que desesperarse. El otro día, después del empate con Independiente, decía que nunca hay que despreciar un punto, porque peor hubiese sido tres para el rival y nada para nosotros. Obviamente que necesitamos ganar para volver a prendernos y para ilusionarnos con clasificar" subrayó el "Colo" grande.

"No hay que desesperarse en Saladillo, porque la desesperación nos puede llevar a cometer errores. Y hay que atacarlos, porque para mí los partidos se ganan atacando, no se ganan de ninguna otra manera" aseveró Santiago.

Antes de salir para Parque Norte, donde Racing trabajó ayer, se animó a trazar un paragón con su hermano Gonzalo, con quien lo une la posición en la cancha y lo separan dos años, aunque parezcan mellizos. "El es 96 y yo soy 94. Mucho no lo he podido ver, porque yo estaba en Buenos Aires, y él ha andado por Bahía Blanca, por Mar del Plata y por Junín. Los dos somos fuertes, los dos tenemos buen juego aéreo; él es zurdo y yo soy derecho, a él por ahí le gusta más jugar la pelota, y yo no tengo problemas en revolearla cuando hace falta".