Miércoles, 20 de Marzo de 2019
127357

20.02 | Pedestrismo Miguel Manzanos

"Mi meta fue correr y formar amistades"

Un repaso por la vida de Miguel Manzanos. Detalló que empezó a correr porque en fútbol "me pegaban muchas patadas" y a sus 66 años dejó en claro que "la edad un poco influye".

Miguel Manzanos (66 años) vive en el campo, alejado de todos los ruidos. Su cara cambia, se ilumina, cuando habla de su historia. Claro está que es un estilo, el suyo, que lo implementó hace más de una década y no lo cambia por nada. Como tampoco lo hace con el atletismo, una pasión que ya lleva más de 30 años y no tiene fecha de vencimiento porque tiene por delante otros objetivos, como ir a entrenarse a la altura (Cachi) o estar presente en una prueba de aventura.

Se trata de un atleta nacido en Saladillo, que llegó a la ciudad cuando era adolescente y no se fue más. "Olavarría me dio todo" comentó en el cierre de una charla que tuvo anécdotas, risas y un repaso por la historia de un hombre que nunca dejó de correr, y que siempre tuvo firmes sus objetivos: en la vida y en el deporte.

Es que para Miguel Manzanos el trabajo siempre fue una prioridad, y tal vez por eso aclaró más de una vez que su mejor momento como atleta es el actual. Igualmente siempre se entrenó, muchas veces en su entorno, cerca de su vida que se relaciona con los animales que viven a su alrededor.

La charla fue al aire libre, pero el atleta abrió las puertas de su casa para mostrar -con orgullo- todos sus trofeos. Entonces, por espacio de media hora, Miguel Manzanos contó su historia; la de un hombre sencillo que sufre cuando sale de su casa, más allá de que esos viajes son parte de una pasión: correr.

En primera instancia, Miguel Manzanos contó cuáles fueron sus últimas carreras: "Estuve en la de Coopelectric, y por ser ganador me dieron una inscripción para ir a Bolívar, a la de Tinelli. También corrimos la Tandilia, en Necochea, la de Río Cuarto, que es una linda carrera al igual que la de Trenque Lauquen ya que son competencias especiales y añejas... este año fue de 10", relató.

"Casi siempre corrí en la distancia de 10 kilómetros, más no sé porque es como que me saca del tranco. Hasta ahí estoy bien", remarcó Miguel Manzanos quien, lógicamente, también fue parte de competencias en la ciudad: "Correr acá es lindo, porque eso te mantiene en actividad, aunque en muchos casos en carreras que se hacen afuera se junta mejor nivel y se reúnen más atletas. Por ejemplo, acá la de 1 de mayo es linda".

Fueron muchas competencias en el último tiempo, aunque Manzanos no tiene un cronograma claro. Corre donde puede: "Esto es vida, practicamos para seguir y tener una continuidad en la actividad",comentó el atleta que no deja de entrenarse. "Día por medio más o menos hacemos unos 10 kilómetros, dispongo de tiempo y me dedico ya que lo necesito. De otro modo no se puede mantener uno".

La primera risa de la tarde surgió cuando habló de sus 66: "La edad un poco influye, hasta ahora no me pesa. Entrenamos con la fresca; hace años que vengo corriendo, tengo continuidad, y mantengo una línea. Para mí no es un peso, es una actividad que disfruto".

Sus inicios

Miguel Manzanos lleva casi 40 años en actividad. Por eso, contó cómo empezó: "Yo jugaba al fútbol, me gustaba gambetear pero me pegaban muchas patadas. Entonces empecé a ver a algunos atletas como Cisneros y Salazar; en ese tiempo te motivaba verlos correr y a mí el deporte siempre me gustó", y explicó que "cuando arranqué era un grupo de siete u ocho, salía último... pero iba".

"Al poco tiempo arrancó Julio Sosa, quien estaba entre los atletas de elite. A fuerza de sacrificio se fue armando todo, aunque hoy es un lujo porque casi todos practican el deporte. Eso yo lo veo y me enorgullece. Es lindo", describió el atleta.

Igualmente, corría sin metas. "Yo empecé para mantenerme, aunque después te vas entusiasmando. Vas buscando algún tiempo; y si entraste quinto en la próxima querés ser cuarto. Eso te atrapa, más allá de que tenía un trabajo muy pesado porque me desempeñaba en las canteras".

Allí, después de remarcar la conducta a lo largo de su carrera, se generó una "polémica" entre Julio Sosa -amigo y compañero, presente en la entrevista- y Miguel Manzanos porque no quedaba claro quién empezó a competir primero: "Yo tengo trofeos del '81, con lo cual serían casi 38 años... pero no sé cuándo empecé", expresó Miguel.

Y Julio dijo lo suyo: "Tenemos una disputa con Miguel, porque yo digo que empecé primero; y él dice que empezó él". Y, allí, se terminó la duda: "Yo tengo trofeos del '80", agregó Julio en la segunda reacción que provocó risas.

Sus objetivos

En su relato, Miguel Manzanos dejó en claro que siempre estuvo en actividad, pero sin tener al deporte en el primer plano. "Nunca me dediqué de lleno. Yo siempre digo que la juventud primero tiene el estudio, y al lado el deporte. El mayor tiene el trabajo primero, y después el deporte. Acá no es como en otros países donde los atletas pueden vivir de lo que hacen; eso debe ser lindo".

"Entonces mi meta siempre fue correr, participar, y más que nada formar amistades. Esas son las cosas lindas del deportes, que quizás valen más que una carrera", explicó y agregó: "El deporte es sano para uno", valoró otra vez y destacó su relación con los jóvenes: "Te estimulan, es algo de no creer y yo trato de darles el valor que se merecen para que sigan en actividad".

En el tramo final, valoró su actualidad: "Ahora me dedico más de lleno porque tengo un puntal que me está llevando" y evaluó que "las carreras que más disfruté son estas últimas porque fueron muy buenas... entré primero o segundo, con lo cual estoy muy satisfecho".

"Soy rico con lo que tengo"

Miguel Manzanos está en su casa desde 2004. Ese es su espacio, su vida, y lo que disfruta a diario más allá de que está alejado de la ciudad: se deben recorrer algo más de 5 kilómetros para encontrarlo y verlo en su mundo, el que eligió.

"Yo trabajé en fábrica, pero lo hice porque la vida me lo exigía. Pero lo hacía contra mi voluntad, ya que lo que yo vivo es el campo. Y lo disfruto", destacó y enseguida explicó cómo llegó a la actualidad: "Me echaron, y con eso más una 'casita' que tenía gracias al esfuerzo propio me pude comprar una chacra. Estoy chocho, soy rico con lo que tengo", y la sonrisa en el rostro no la pudo disimular.

"Practico deporte, que es lo que me gusta, y entonces no aspiro a otra cosa", explicó con seguridad. "Esa es la vida: mi actividad es el campo, y el atletismo", resumió Miguel Manzanos quien generalmente se levanta a las 5.30 porque "me despiertan los bicharracos".

"Yo los respeto. Es primordial abrirle a las vacas para que coman a las 6 y por eso más de una vez me dijeron 'sos como las gallinas', ya que a la noche me quedo adentro. A veces me gusta mirar los partidos de River, pero lo dejo si me agarra sueño ya que siempre, duerma lo que duerma, me tengo que levantar temprano".

Y explicó una situación que le toca vivir: "No me doy cuenta, pero sufro cuando no estoy en casa. Se extraña, y me cuesta relajarme si estoy en otro lado", contó y recordó una anécdota cuando no podía dormirse en Río Cuarto ya que estaba alojado cerca de una ruta y los autos que pasaban no lo dejaban descansar. Justo en ese momento, en su casa, comenzó a cantar un gallo. Pero, claro, eso es parte de su vida.