Domingo, 25 de Agosto de 2019
129349

12.04 El Bata celebra 107 años

"Un enorme barco para conducir"

El presidente Emilio Incaurgarat se refirió a este singular 12 de abril, jornada en la cual la familia del Albinegro está de fiesta. El aspecto social, el programa de los festejos y los objetivos de su gestión fueron algunos de los temas a los cuales se refirió el dirigente.

Este viernes 12 de abril no es un día más para el Club Atlético Estudiantes. La entidad albinegra cumple 107 años de vida en esta jornada, los cuales significan todo un recorrido de trabajo y propuestas para la comunidad olavarriense. Estudiantes, con Emilio Incaurgarat como actual presidente, está de fiesta. Como ocurre habitualmente el día del aniversario siempre es especial y en este caso no será la excepción. La institución decidió realizar la semana Bataraz, en lo que es un gran evento para festejar el cumpleaños con toda la familia del club.

En esta jornada de fiesta el presidente de Estudiantes se refirió al momento que está viviendo la institución y a la organización de los festejos. "Estamos muy bien y contentos desde el punto de vista institucional. Queríamos en este año, que es el aniversario 107 del club, recordarlo. Nos hemos acostumbrado a ir sobre la hora por las obligaciones diarias, vamos todos los días tratando de solucionar los problemas y generalmente pasan los aniversarios ese día o el día después, o nos lo hace acordar otro".

El presidente del Bata agregó que "hemos tomado la decisión de empezar a festejar los aniversarios del club con la llamada semana Bataraz. Bajamos la línea a través del Director Deportivo, Ernesto Pires, y los encargados de todas las disciplinas que ellos, en este primer año piloto, empiecen a hacer dentro de las disciplinas un evento interno siempre teniendo como objetivo la semana Bataraz. También anexamos dos o tres eventos importantes, como un brindis el mismo día del aniversario, con una cena en el restaurante del club.

Llegan los chicos

"Tenemos el tema de los chicos de la Selección Argentina de futsal con síndrome de down, que van a ir a jugar a Brasil el campeonato, que es una idea que surgió y estamos todos muy felices de esperarlos y ayudarlos con sus objetivos de cumplir con los requisitos económicos que les estaba faltando. Estamos muy felices de poder colaborar con un granito de arena en algo, con lo que sea para ayudar en la causa como Club Estudiantes y Comisión Directiva en ese proyecto de estos chicos", sostuvo el dirigente.

"Y para el cierre de la semana, al menos en este año, está el Cruce Bataraz, organizado por gente del club que es socia y tenemos la suerte que Alejandro Luchini, que conoce mucho del tema y organiza estas competencias en todas partes del país y en el exterior, nos va a dar una mano en la organización de semejante evento. Entonces estamos muy felices, disfrutando desde el pasado fin de semana, ya que algunas disciplinas como el softbol hicieron un entrenamiento con las Chihuahuas y el fútbol formativo con los alevines jugaron con varios clubes de la zona. Seguimos con la charla de nutrición deportiva a cargo de la licenciada Alsina en el Maxigimnasio, abierta al público en general. También handball en el Macrogimnasio y patín, con el Club Boca Junior, en un encuentro interno para celebrar este cumpleaños".

La infraestructura

Con respecto al tema infraestructura, el presidente estudiantil sostuvo que "tenemos la suerte que hay muchas disciplinas con mucha infraestructura y seguimos creciendo. Hace dos años se hizo el Macrogimnasio e incorporamos el handball. Esos costos fijos nos llevan a que tengamos que estar atentos y encima de las cosas para ver cómo podemos cubrir esos gastos que hay de mantenimiento".

"Hay una cuota fija y otra para las diferentes disciplinas. Eso sirve, empuja, la gente lo entiende y colabora. Nosotros tenemos la obligación de administrar bien esos fondos y devolvérselos al club en infraestructura a los socios para que ellos puedan disfrutar lo que nosotros disfrutamos cuando éramos deportistas y teníamos dirigentes como somos en este momento".

Los objetivos

"Yo creo que un objetivo es seguir mejorando, abriendo las puertas a la comunidad, que se siga proyectando que los chicos estén en el club y no en la calle, eso entra acá por ósmosis", dijo Incaurgarat. "Son las primeras materias que uno debe aprobar escuchando a los dirigentes con más experiencia y luego vamos agregando nuestra parte. Siempre es bueno que esté balanceada la Comisión con gente de años y experiencia y con gente sin tantos años, pero con el empuje y el motor de los jóvenes que quieren aprender, escuchar y más adelante poder llevar adelante el club, que es un enorme barco que hay que conducir. En la época en que vivimos, mientras esté recto y siga adelante, vamos bien", dijo.

Rol dirigencial

"Hace muchos años que estoy ligado a la institución desde varios lugares. Arrancamos en el golf, luego pasamos a la sede central y estamos trabajando desde hace tiempo. La verdad es que sin faltarle el respeto a la investidura presidencial, es un poco más difícil la figura del presidente. Pero para mí en lo personal tengo claro que en este club tan grande y de tantos años sin contar con un grupo grande en la Comisión Directiva y en las Comisiones de deportes y en lugares como el gimnasio, pileta cubierta, spinning y otras cosas que se van incorporando año a año y con los socios, por más que yo sea el presidente armando equipos que tiren para el mismo lado, esto no funciona".

El titular estudiantil luego remarcó que "hoy me toca a mí, han pasado muchos y pasarán muchos más. El secreto es que tenemos una línea y consiste en claro hacia dónde vamos y podemos decir que todos somos parte importante de este Club Estudiantes para poder seguir teniendo chicos y que ellos entiendan que tienen que estar en el club. Tenemos que cumplir ese rol", cerró.

"Nos necesitamos todos los clubes"

El presidente de la entidad del Parque Carlos Guerrero se manifestó también sobre la formación de la nueva camada de dirigentes. En el marco de la celebración del cumpleaños 107 del Club Atlético Estudiantes, su presidente Emilio Incaurgarat aprovechó la oportunidad para hablar de la relación entre todas las instituciones de Olavarría y el deseo de que todas tiren para el mismo lado en busca de un objetivo en común.

"En lo particular digo que nos necesitamos todos los clubes de la ciudad y los alrededores. Un club solamente en la ciudad no sirve para nada. Necesitamos que todos los clubes crezcan, que todos los chicos en lugar de estar en la calle vayan al club que les quede mejor por cercanía o afinidad".

"Quiero que no estén en el parque tirados tomando cerveza y viciándose de cosas que sabemos que están y que no sirven. Deseo que estén en cualquier club contenidos por gente, dirigentes, profesores, coordinadores. Que tengamos la posibilidad de charlar y que se sientan acogidos y no sueltos en la ciudad".

Luego el dirigente agregó que "el deseo mío es que sigamos tirando todos para adelante, conteniendo a los chicos que pasan por la adolescencia, que es la edad más complicada, creyendo que uno sabe todo y los padres no saben nada y empiezan a tener juntas que se sienten afines a esas ideas, pero se alejan de los conceptos básicos de una sociedad pura y transparente", manifestó sin dudar.

Posteriormente Incaurgarat dijo que "el club es el lugar donde tenemos que tener siempre las puertas abiertas y nunca voy a estar pensando que hay que estar solamente en Estudiantes. Quiero hablar con los dirigentes de otros clubes y que me digan que están creciendo en varias disciplinas. Las estadísticas dicen que en la ciudad entre todos los clubes hay 9.500 socios y eso es muy poco. Si en el futuro, con nuestro trabajo, dentro de 8 ó 10 años esa cifra llega a 12 ó 15 mil en todos los clubes, me voy a sentir muy feliz", opinó convencido el presidente de Estudiantes.

Formar dirigentes

Para cerrar, el titular estudiantil dejó varias frases interesantes sobre el rol que tienen los actuales dirigentes en la formación de los que vienen.

-"Es una responsabilidad nuestra formar dirigentes. Lo fácil es decir que los jóvenes no se acercan. A los de mediana edad, profesionales recibidos que pasados los 30 años vuelven a la ciudad, que ha crecido mucho en los últimos años y la gente puede estudiar acá, hay que explicarles que es un proceso largo y difícil de llevar adelante más que nada por la críticas".

-"Es fácil criticar afuera y no estar adentro para ver lo que sirve y lo que no. Pero el proceso de aprendizaje del dirigente es saber qué tomar y qué no. Siempre hay que dar un paso más para incorporar dirigentes. Tenemos una obligación muy grande en formar dirigentes más que creer que van a venir solos y de la noche a la mañana si no les explicás y le mostrás el camino".

-"En esa materia la responsabilidad mayor es nuestra, más que de los nuevos, y me hago cargo. Hay que formar dirigentes, llamarlos, estar, explicarles y tener las palabras justas en los momentos justos para decirles lo que hay que decirles y que no sientan que uno les pone un palo en la rueda, como nos ha tocado a nosotros sentir. La idea es estar juntos y la experiencia de otros hace que sigamos juntos para formar una familia cada vez más grande".