Martes, 16 de Julio de 2019
129786

22.04 Celebra este lunes sus 87 años

Sierra Chica está de festejos

El actual presidente del club, Leandro Gisler, quien asumió el pasado 2 de octubre y tiene mandato por un año, se refirió a la actualidad de una institución que vive en el corazón de su gente.

El Club Atlético Sierra Chica celebra este lunes sus 87 años de vida. Nació por inquietud de vecinos de la localidad con el nombre de Club Porteño, aunque esa denominación fue muy breve y ese mismo 22 de abril de 1932 quedó formada su primera Comisión Directiva, con Florencio Rodríguez como presidente. Pasados dos meses y medio la Liga de Fútbol de Olavarría (LFO) aceptó su afiliación y en la Asamblea celebrada el 23 de julio de 1932, que presidió Higinio Torres, cambió su denominación por la actual. Ahí se aprobaron los colores (camiseta blanca con la banda azul) y quedó consagrado como nuevo presidente Américo Wilches.

El pasado 2 de octubre la institución tuvo su Asamblea, y a partir de allí -en formal total- se renovó la Comisión Directiva. De esta manera, Marcos Marinangeli dejó la presidencia y en su lugar asumió Leandro Gisler, quien volvió al club, aunque en otro rol. Es que Gisler fue el entrenador del equipo de fútbol en el regreso del club a la Primera División de la LFO, lo llevó hasta el viejo Torneo del Interior y luego se alejó. Ahora regresó, como presidente del club, y acompañado por un grupo de personas que trabajan dentro de la nueva Comisión Directiva que se conformó luego de diferentes reuniones.

Leandro Gisler, quien tiene mandato por un año, lo primero que contó fue cómo llegó a la dirigencia sierrachiquense. "Yo ya había decidido no dirigir, más que nada para descansar un poco después de algunos años movidos en la dirección técnica. Pero en los primeros meses se hicieron algunas reuniones con socios y amigos de Sierra Chica, y después de diferentes encuentros entre todos se decidió que yo sea el presidente", anunció en relación a cómo se inició este camino. Gisler recordó que "comenzamos a armar un grupo, se fue sumando gente y por suerte tenemos una linda Comisión Directiva".

Sobre cómo encontró al club al momento de asumir el pasado 2 de octubre, Gisler sostuvo que "no había deudas de las denominadas 'grandes', pero sí en el aspecto edilicio teníamos muchas cosas para mejorar, más que nada en gas y electricidad. Por eso en este año de gestión, que no es poco tiempo, pero es escaso como para encarar un proyecto a largo plazo, apuntamos a esas mejorías".

Luego Gisler siguió contando que "de entrada encaramos tareas de pintura e iluminación y la idea era hacer mejoras en lo que son las instalaciones deportivas, como las canchas de bochas y paleta, donde había problemas en los techos, pero eso requiere de una inversión muy importante que hoy por hoy no estamos en condiciones de afrontar", dijo.

Se sabe que la función del club dentro de la comunidad de Sierra Chica es de mucha importancia, puesto que los chicos no tienen otro lugar donde practicar deportes. Entonces es el club el que les brinda ese lugar, pero también es clave la parte de la educación.

"La realidad es que estamos abiertos al pueblo. Desde que desalojaron la Escuela Nº 2 todos los chicos estuvieron en la institución y el club se dividió en distintas aulas. Tuvimos que afrontar esa situación porque caso contrario los chicos se tendrían que haber trasladado a otros lugares. Eso, sin embargo, nos trajo beneficios, ya que desde el Consejo Escolar nos enviaron fondos para mejorar las instalaciones, más que nada en la parte de gas y electricidad como para que se puedan dictar clases", afirmó el ex DT de la institución.

Otro aspecto que resaltó el dirigente es el funcionamiento del merendero: "Casi 100 chicos todos los días toman la leche con facturas o con pan con manteca o dulce de leche. Los padres trabajan mucho para que el merendero funcione y nosotros acompañamos. Es de destacar el tema del merendero. Se hace un gran trabajo para unir también a los chicos, donde son todos iguales, no hay diferencias. La idea es ampliarlo. Ya conseguimos una pequeña ayuda de la Municipalidad, pero faltan reunir más recursos".

El presidente dejó un mensaje para la comunidad de Sierra Chica en este día tan especial: "Yo le digo a la gente que acompañen al club, no solamente a la Comisión Directiva. La idea no es estar mucho tiempo porque me parece que la renovación dirigencial es muy importante, que haya gente que venga con ideas nuevas, aunque hay casos de personas que están en clubes durante 20 años y hacen las cosas muy bien. También quiero agradecer a las empresas que nos acompañan día a día con las publicidades de la cancha de fútbol y en otras cosas. Felicitar, además, a mis pares de Comisión Directiva. Que la gente se acerque al club, que es de todos".

Aspecto deportivo

En cuanto a lo deportivo, Gisler afirmó que "armamos un equipo de fútbol sin gastar un peso. La idea era jugar el torneo local y hacerlo de la mejor manera posible. Hablé con el Toro Marinangeli para mantener una base, pero hubo algunos jugadores que se tuvieron que ir y lamentablemente los resultados no se nos vienen dando, aunque creo que tenemos menos puntos de los que merecemos".

Luego continuó relatando: "En divisiones inferiores se sabe que siempre los equipos de las sierras corremos en desventaja con respecto a los de la ciudad, pero estamos jugando y en líneas generales no hemos recibidos grandes goleadas. El proyecto es formar a los chicos de divisiones inferiores para que lleguen a Primera. El club le aporta todas las condiciones para que lo hagan, pero se sabe que llegan pocos, por diversos motivos. Un punto a favor es sin dudas la aparición del pibe Miqueas Molina, que tiene 16 años y juega en Primera División, e incluso ya metió goles", sostuvo orgulloso el dirigente.

Vale resaltar que para festejar otro año de vida se realizará el próximo sábado 4 de mayo en la institución una gran cena y baile con la animación de Dulce Morena.

Comisión Directiva. Presidente, Leandro Gisler; vicepresidente, Marcelo Ruppel; secretario, Gabriel Pistasoli; prosecretaria, Claudia Villegas; tesorera, Anabella Billegas; protesorera, Patricia Hoffmann. Vocales: Juan Urban, Luis Fernández, Julio Pender, Jorge Rodríguez, José Ledesma, Daniel Reyes, Juan Billegas y Marcelo Suárez. Revisores de cuentas: Mario Fernández, Emanuel Kroling y Matías Velázquez.