Viernes, 13 de Diciembre de 2019
136485

10.10 Jonathan Navarro

"Pasé una semana complicada"

El olavarriense fue parte de una prueba que se suspendió por enfrentamientos en las favelas. Explicó esa situación y remarcó su labor en la carrera que llegó a la mitad de su recorrido.

El paso de las horas ayuda, en distintas oportunidades, a olvidar situaciones poco felices. En el caso de Jonathan Navarro, a menos de una semana de una competencia dramática, los recuerdos aún están frescos aunque el atleta ya está de regreso en su casa con la idea de enfocarse en próximos objetivos.

Vale señalar que en la madrugada del domingo, en plena competencia, un enfrentamiento en las favelas -a los tiros- suspendió la Ultra Río 2019, en la cual Jonathan Navarro debía correr sobre la distancia de 12 horas. Pero a la mitad los disparos, que repercutieron en la pista, obligaron a la suspensión y por eso se clasificó, para dar por finalizado el evento: Navarro fue quinto en la general y primero en su categoría.

"Ahora estoy mucho mejor, más tranquilo, ya que pasé por una semana muy complicada. Pero ya salí a entrenarme, para despejarme un poco, con la idea de olvidarme un poco del mal trago que pasamos en Río", aclaró el olavarriense en lo que fue su segunda -y última- experiencia deportiva en Río de Janeiro.

Además, dejó en claro que "tengo una bronca tremenda porque se hizo un esfuerzo muy grande y una preparación importante; me sentía muy bien ya que hice un entrenamiento bárbaro y con la idea de superar una marca, mi propia marca, y las cosas se venían dando mejor de lo que pensaba".

Allí detalló que "pasé en las 6 horas cinco kilómetros más rápido de lo que estaba planeado. Me sentía bien en la carrera, con ganas, contento y observaba a los que iban adelante mío... habían bajado el ritmo, ya se estaban haciendo masajes y faltaba la mitad de la carrera, con lo cual estaba confiado y veía que se me podía dar por primera vez en este deporte ganar una general", aunque la competencia se terminó por una situación ajena a los atletas.

Y, por ello, Navarro contó que "me quedó un sabor amargo porque no pudimos terminar la carrera, aunque fue por otro motivo, ajeno a mí, y no por una lesión por ejemplo". Además, agregó: "Son cosas que no se pueden evitar, sólo quedó aceptarlo. Esto juega en contra en la cabeza, ya que uno se ilusionó mucho en la previa, aunque tanto la familia como los amigos me dan fuerzas para seguir con esto. Eso motiva y obviamente que vamos a seguir".

"Una guerra"

Ahora quedan muchas preguntas sobre lo que pasó en Río de Janeiro, y la central tal vez es por qué se largó la prueba, teniendo en cuenta que los enfrentamientos se dieron a lo largo de la semana, incluso en la previa del evento atlético: "Es una guerra que venía desde hace ya tiempo".

"Al organizador lo único que le importaba era terminar con todo y que cada atleta se fuera para su casa... no quería saber más nada". Y, además, Navarro explicó cómo fue su primera experiencia en Brasil: "Con esta misma organización corrimos en el Maracaná; también hubo un episodio después de un partido de fútbol donde se dio un tiroteo y enfrentamiento entre los barras. Justo en el sector de la carrera, aunque no estaba en el lugar porque largaba más tarde".

A modo de balance, el olavarriense añadió que "la organización tendría que haber anticipado algunas cosas como decirnos 'acá pasa esto' o 'la pista está ubicada en tal lado' porque uno no vive allá; no sé cómo es la situación ya que uno cuando veía el lugar, se mostraba todo muy lindo, con lo cual era raro pensar que algo iba a pasar".

Entonces, con todo lo ocurrido, Navarro dejó en claro que "no iría más a Río, es una decisión que ya tomé". Y remarcó que "el recuerdo sigue estando; hoy (por ayer) salí a trotar. Me cruzaba con gente; algunos me gritaban cosas, mientras que otros se paraban a saludarme por todo lo vivido y entonces es como que a lo largo de la semana siempre me lo estoy acordando".

"Es como que no termino de salir; a todos les digo lo mismo. Cuesta, no fue fácil, y es difícil de explicarlo. Por eso me atreví a filmar porque ya había vivido otros episodios antes, en el primer ataque que hubo, como para que se viera un poco todo lo que pasamos en Río", narró.

Dentro de todo lo que pasó, Jonathan Navarro destacó que no hubo lesionados por los enfrentamientos y explicó que "vi en medios brasileros que el ataque se inicia porque desde la favela 2, como la llaman, veían un presunto ataque de gente en movimiento... y la gente en movimiento eran corredores. Ellos dispararon directamente al lugar donde estábamos nosotros, todos los impactos fueron al sector; nosotros sabíamos cómo nos teníamos que evacuar y que lo debíamos hacer al primer impacto", recordó.

Por todo ello, el atleta remarcó que largó la competencia porque "si no pasaba nada, yo cómo explico que no corrí porque a la tarde había pasado tal cosa. Estaba ahí, parado, sin saber qué hacer. Ya había viajado, estaba en el lugar de la competencia, por lo que me la jugué a correr".

En el final, Jonathan Navarro explicó cómo fue el momento donde escuchó el primer disparo. "Quedé en el segundo curvón; enseguida me refugié en uno de los muros. Me saqué la remera, me tapé con ramas y desde ahí observaba lo que estaba pasando. Trataba de levantar la cabeza para mirar un poco, pero no lo podía creer".

"Fue algo tremendo, hoy se puede contar, pero fue un momento que no sé cómo explicarlo", cerró Jonathan Navarro tras una competencia que se cerró de la peor manera. Ya en la ciudad, el atleta busca dejar atrás todo lo vivido, con la mente puesta en nuevos objetivos deportivos.