Martes, 31 de Marzo de 2020
138663

05.12 | Local Damián García

"Mi forma de vida es buscar historias nuevas"

El marplatense llega a Ferro luego de ciclos exitosísimos en Kimberley de Mar del Plata, Círculo Deportivo de Nicanor Otamendi e Independiente de San Cayetano.

Daniel Lovano / [email protected]

Al mismo tiempo que Olavarría celebraba el 152º aniversario de su fundación, San Cayetano se emborrachaba con el histórico tricampeonato de Independiente en la Liga de Necochea y empezaba a despedirse del entrenador que llegó hace tres años para romper su letargo pueblerino y mezclarlo entre los mejores equipos del sudeste de la provincia de Buenos Aires.

El 2-0 como visitante sobre Mataderos reforzó el 1-0 como local, y una vez culminado el partido Damián García (de él se trata), anunciaba a los medios de la región que su ciclo en el "Chimango" estaba cumplido.

Se abrían las puertas para concretar una relación entre dos partes que se venían buscando desde hace años: Ferro por un lado, Damián García por el otro.

Y se oficializó ayer: el ex Kimberley, Círculo Deportivo e Independiente de San Cayetano mudó sus herramientas para intentar repetir su obra a un costado de la avenida Pringles.

"Seguramente se iba a dar, pero cuando uno está trabajando en un club no es de irse hasta que ese ciclo se termine. Se nos hizo larga la espera, pero ya estamos ahí, trabajando para Ferro de Olavarría" confirmó por la tarde Damián, después de pedir unos minutos para charlar ante lo complejo que siempre resulta estacionar en una ciudad como Mar del Plata.

"Empezaremos en unos días" adelantó y reveló que, ante los compromisos de sus habituales colaboradores, en Olavarría se terminará de conformar su cuerpo técnico.

"Por la actualidad de Ferro y de mi cuerpo técnico era bastante complicado seguir con mi equipo. Los chicos que han estado conmigo hoy tienen sus trabajos estables y yo los necesito conmigo en Olavarría, igual que los jugadores. Quiero conocer a la gente de Ferro; tengo muy buenas referencias y formaremos el grupo como lo he hecho en Independiente de San Cayetano".

En el encuentro con los dirigentes de Ferro se habló de la cancha, de los campos auxiliares, de gimnasio de musculación, de espacio cerrado para entrenar en caso de mal tiempo, cuerpo médico, etc.

"Hablamos de todo lo que a uno le preocupa para lograr lo que quiere y lo que va a exigir al jugador, y en ese sentido me han dado mucha tranquilidad. Estamos hablando de un club importante en la zona, que ya tiene una historia en el fútbol regional" subrayó.

"Hemos vivido una historia hermosa en San Cayetano; muy linda, pero consideramos que tres años ya estaban bien. Es el tiempo que yo considero se debe estar en un club, aunque lo prolongamos uno más por afecto" explicó.

Recorriendo su rica trayectoria como entrenador, no es otra cosa que su "modus operandi" cuando se sienta en el banco: el éxito y el final suelen ir de la mano.

"El fútbol es muy cambiante; es muy difícil conseguir victorias. Tuvimos la suerte de ganar en los clubes que nos tocó estar y generar historias lindas e inolvidable en cuestiones afectivas" dijo.

"Gestiones que han quedado marcadas para siempre; un cariño con los jugadores y con la gente que uno quiere arriesgar lo menos posible, porque se puede perder. Creo que el tiempo atenta contra las relaciones, contra la calidad del trabajo y otras cuestiones. Eso lo aprendí en Kimberley, donde estuve 6 años y cuando me fui consideré que me había equivocado al quedarme tanto. Por eso no dejé que me vuelva a ocurrir" consideró.

En cuanto a los tiempos de las negociaciones, Damián García contó que "siempre hubo mucho respeto con la gente de Ferro. Dijimos que cuando hubiera alguna oportunidad nos íbamos a sentar a charlar. Cuando ellos se enteraron de que había concluido mi ciclo en Independiente me preguntaron si podíamos hablar. Nos juntamos el lunes pasado y hoy (por el miércoles) recibí el llamado para consultarme si estaba dispuesto a encarar lo que viene".

Ante su estatura de entrenador, se imponía preguntarle si viene sólo para armar una estructura para la competencia doméstica de 2020, o hay algo en la manga para disputar un certamen del Consejo Federal.

"Hablé con Ferro y la idea es empezar un ciclo en un club que me interesa. Me gustó el lugar para continuar mi forma de vida, que es buscar historias nuevas, conocer gente, jugar Ligas diferentes, más allá de que se juegue o no el Federal. Hoy está la posibilidad de ser invitado, pero no hay nada seguro, y de no producirse el pensamiento es encarar el torneo local próximo de la mejor manera posible" respondió.

El ámbito terminará definiendo sus interlocutores dentro de la cancha.

"Dependerá de campeonato que vamos a jugar y en qué fecha. Ahora lo primordial es conocer los jugadores de Ferro, sabiendo que han quedado muy pocos del gran equipo que ha tenido en los torneos regionales. Antes de sacar alguna conclusión me gusta siempre hablar con ellos, hacer prácticas de fútbol y después mirar dónde hace falta. Tampoco me gusta llenar los clubes de refuerzos. En los últimos regionales llevamos sólo tres jugadores" advirtió.