Sábado, 28 de Marzo de 2020
139358

23.12 | Local Nicolás Katz

El obelisco que trae goles

Es uno de los seis refuerzos confirmados de Racing para el Regional Federal. Hizo inferiores en Estudiantes de La Plata, estuvo en Israel y jugó algunos partidos en la "B" Nacional.

Daniel Lovano / [email protected]

Si Francisco Russo llegara a necesitarlo, sabe que podría utilizarlo hasta de arquero. Nicolás Katz, el goleador que se trajo Racing de Bahía Blanca para el próximo Regional Federal Amateur, debió ponerse el buzo en noviembre de 2018, cuando Olimpo empató 1-1 en la B Nacional con el después ascendido Central Córdoba en Santiago del Estero.

El arquero Fermín Holgado vio la roja esa tarde; desarmar la defensa hubiese sido un sacrilegio para un equipo que necesitaba puntos como el aire, entonces llamaron al pibe que en las prácticas dos por tres iba para el arco.

"Me gusta 'boludear' en los entrenamientos cuando hacemos los picones y a veces atajo. Y como me animo a lo que me pidan, me ordenaron ir al arco y fui" recordó este delantero que pasa el metro noventa y, con apenas 21, estuvo en inferiores de Estudiantes de La Plata y el fútbol de Israel.

"Hice todo el tiempo que pude, me escupieron todo lo imaginable cada vez que iba a buscar la pelota atrás del arco, pero lo prefería antes que perder ese partido" relató Nico, a una semana y pico de viajar para sumarse a la pretemporada chaira con "Fatiga" Russo y "Rombo" Masson.

"Si, ya soy jugador de Racing", confirmó después del saludo de forma entre el periodista y el futbolista que cruzan palabras por primera vez en la vida.

"Me llamó Russo, después estuve hablando con el vicepresidente (Mario Giacomaso). Hablamos y, la verdad, se dio todo bastante rápido" confesó.

Libre de Olimpo por un conflicto político - institucional, viene de hacer una muy buena temporada goleadora. "Por suerte anduve bien este año en el campeonato de la Liga del Sur; fui capitán durante el primer semestre y me sentí importante, más allá de los goles".

Suena extraño que a pesar de su buen momento en la Liga, y el pésimo presente de Olimpo en el Federal "A" los caminos se hayan separado.

"Fue justo el cambio de dirigencia. Estaba de presidente (Mauro) Altieri, renunció, asumió en el club Dagna y cuando tenía que firmar cambió la dirigencia. Uno no me firmó, el otro mostró muy poco interés, aunque para hacer política antes de agarrar el club habían anunciado que yo iba a volver. Después quisieron darme trato de juvenil, y según mi parecer ya había pasado esa etapa" resumió.

Sabe que viene a un club donde cada bahiense que se puso la camiseta dejó una impronta grandísima: Sergio Escudero, Gabriel Senzacqua, el "Pipa" Beratz, Alejandro Sepúlveda, por citar apenas algunos.

"Con el 'Chucho' (Escudero) hablé antes de arreglar con Racing, y me contó lo que es el club. El me dio una mano, conoce al técnico, pero no hubiese sido necesario porque Racing es muy conocido. A mí me gusta mucho el fútbol, soy seguidor de los campeonatos regionales, lo iba a ver cuando venía acá y siempre fue un equipo complicado, que no era fácil ganarle" destacó.

"También sé que es un club grande de Olavarría, que la gente lo sigue, que son muy apasionados, y aspira siempre a pelear cosas importantes" advirtió.

Su altura, el biotipo lo encajan en un determinado estilo de delantero centro.

Para evitar prejuicios, mejor la palabra del protagonista: "Trato de asociarme con los mediocampistas si el equipo me necesita, pero si no lo requiere me planto en el área. El torneo pasado, al ser un equipo joven, he pasado por varias situaciones y me he sentido muy cómodo".

Antre los 15 y los 18 años estuvo fuera de Bahía Blanca.

"Jugué en la sexta de Estudiantes de La Plata, la categoría de Juan Foyth, pero por poco tiempo porque me gustó una propuesta para irme a Israel. Me copó, anduve bien, pero me volví por otro tema, no por lo futbolístico: me costó mucho el idioma; era chico y la adaptación no fue fácil. Fue una experiencia grande, que duró 6 meses" comentó.

Katz puede no ser el único bahiense en el Racing modelo 2020: entre hoy y mañana podrían surgir más novedades desde el sur provincial.

"Estuve con algunos chicos que sé que están en charlas con los dirigentes, pero yo aún no había hablado con la gente de Racing y ellos tampoco. Me gustaría, porque acá nos conocemos bastante y se trata de buenos jugadores" anticipó.

Son los últimos días de Nico Katz en Bahía Blanca.

Brindis el 31, picar algo de lo que sobró el 1 al mediodía y viajar a Olavarría, para arrancar la pretemporada el 2 y luego perseguir la gloria que otros bahienses ya tutearon con la misma camiseta.