Sábado, 4 de Julio de 2020

03.01 | LAB Liga Argentina

Sandrini prepara su vuelta

El jugador de Estudiantes, que se sigue recuperando de su lesión en el dedo anular izquierdo, resaltó la entereza con que el equipo afrontó varios partidos con el plantel diezmado, ya que también fueron bajas por problemas físicos el capitán Santiago Arese y el interno estadounidense De'Marco Owens.

Luis Ahumada

[email protected]

El muy buen base rosarino Jeremías Sandrini, que está jugando su segunda temporada consecutiva la Liga Argentina de Básquetbol (LAB) en Estudiantes, comenzó este jueves otra etapa de la recuperación de una lesión bastante complicada.

El jugador estudiantil se fracturó el dedo anular izquierdo en el juego del pasado miércoles 4 de diciembre ante Racing de Chivilcoy en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero. Fue un partido con sabor agridulce, ya que el Bataraz ganó 72-71 sin los lesionados Santiago Arese y De'Marco Owens. Siempre la remó desde atrás y parecía que tenía el juego perdido, pero no bajó los brazos y se impuso en el final con una jugada de 4 puntos de Agustín Brocal para conservar el invicto en casa.

Al jugador que llegó al Bataraz tras jugar en Atlético Echagüe Club de Paraná le sacaron ayer el yeso y se presentó por la tarde, junto a sus compañeros, a la primera práctica del equipo tras un breve receso por la llegada del año nuevo.

La recuperación marcha bien, pero aún falta para que se produzca su vuelta a las canchas. La idea es que llegue diez puntos al torneo "Súper 4" que se realizará en la Provincia de Misiones el 14 y 15 de febrero. Allí el Bataraz enfrentará en semifinales al local Oberá Tenis Club, mientras que en la otra llave se medirán Deportivo Viedma - Barrio Parque de Córdoba.

-¿Cómo afrontaste la mala noticia de la lesión?

-La verdad es que fue un momento muy duro cuando me dijeron que era una fractura y que tenía para casi dos meses de recuperación, pero creo que lo pude sobrellevar muy bien, de la mejor manera. Este grupo de compañeros me ayuda muchísimo a llevar día a día la lesión.

Gracias a Dios me tocó en un momento de receso, que fueron casi 20 días en los que que no se jugó ni se entrenó. Además, eso hizo que pase un tiempo en mi casa con mi familia, algo que me hizo bien. Se pasó todo bastante rápido y ahora queda terminar de recuperarme con kinesiología y algunos entrenamientos.

-Sin embargo el equipo se potenció ante la adversidad ...

-Yo creo que es muy importante que cuando el equipo tiene alguna baja, y nosotros tuvimos tres en algún momento, se haga muy fuerte mentalmente. Eso es clave para seguir adelante durante toda la temporada. Dentro de todo tuvimos la suerte que las lesiones se produjeron ahora, antes del receso. Es preferible que pase ahora y no cuando se esté terminando la temporada, en la etapa de definiciones.

Se hicieron muy fuertes mentalmente todos los chicos. Además, este cuerpo técnico potencia mucho a los jugadores. Cada uno tiene su rol en el equipo y lo entiende muy bien, pero cuando hay que dar un ciento veinte por ciento de rendimiento lo dan, no hay dudas.

-¿Cómo va a ser el tramo final de la recuperación?

-Recién hoy (por el jueves) me sacaron el yeso y puedo empezar a hacer algunos trabajos físicos de piernas, sin moverme mucho. Pero tengo que hacer kinesiología durante casi un mes y yo creo que voy a volver con todo. Fecha precisa de retorno todavía no tengo, pero espero que sea muy pronto, a fines de enero o al principio de febrero. Quiero llegar muy bien física y mentalmente al "Super 4".

-¿Cómo viste a Estudiantes desde afuera?

-Se sufre un montón desde afuera, es muy duro. Yo voy a estar afuera este mes que me queda para apoyarlos a todos y ahora que volvió Santi (Arese) y volvió De'Marco (Owens) el equipo se hace más largo. Creo que vamos a andar bien.

Nuestro objetivo es seguir teniendo muy fuerte la localía que tenemos y seguir yendo fuera de casa con la mentalidad que lo hicimos en la primera parte de la temporada. De local hay que hacerse muy fuertes y de visitantes robar partidos, que es muy importante.