Domingo, 29 de Marzo de 2020
139882

08.01 | LAB Gustavo Ismael Fernández

"El receso estuvo bueno para todos"

Este viernes a las 21.30 en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero el Bataraz recibirá la visita de Racing de Chivilcoy por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol.

Tras unos días de descanso y de receso por las fiestas de fin de año, el Maxigimnasio del Club Atlético Estudiantes ya comienza a tener el ritmo habitual al que tiene en plena temporada de Liga Argentina. Gustavo Fernández, junto a sus colaboradores, trabaja junto al plantel pensando ya en la vuelta a la competencia, que será este viernes ante Racing de Chivilcoy.

"El receso estuvo bueno para todos. Noté que hubo un desenchufe necesario y el regreso estuvo bueno porque aprovechamos esos cuatro días entre las fiestas de Navidad y Año Nuevo para acomodarnos físicamente y ahora ya estamos en la etapa de recuerdo de ofensivas, de reglas específicas y ya preparándonos para el viernes", fueron las primeras palabras del entrenador Bataraz.

Al respecto de los lesionados y del plantel en general, el "Lobito" manifestó: "Santiago (Arese) volvió excelente de la recuperación, se está poniendo al día con el tema físico y técnico táctico, que no le va a llevar demasiado. De'Marco (Owens) ya lo había hecho antes del receso y los demás todos en orden y muy predispuestos al trabajo". Vale mencionar que aún no se puede contar con el base rosarino Jeremías Sandrini, a quien se le retiró el yeso de su mano izquierda el pasado jueves 2.

Durante los entrenamientos se pudieron observar varios bloques de trabajos técnico tácticos durante los cuales el entrenador pidió juegos específicos y dio indicaciones individuales a los jugadores.

"La idea es seguir evolucionando en detalles, porque de ahora son más detalles que sistemas a definir, porque los chicos ya saben lo que me gusta y cómo, y eso hace que busquemos pulir los detalles. Estamos haciendo hincapié en De'Marco, en cositas que todavía le cuesta comprender del juego. Me interesa ofensivamente la compresión de equipo más que la individual para que se logre un equilibrio para él. Hay ciertos movimientos que nosotros tenemos que hay que estar atento para ser parte, pero como él tiene tanto poder de gol y sabe cómo solucionar ciertas cosas, quiero que interprete las dos formas: cuándo se lo necesita de esa manera y cuándo debe ser un jugador de equipo".

En el último enfrentamiento ante Racing de Chivilcoy, el que marcó el cierre de la primera fase, el Bataraz se impuso por la mínima en una de las últimas pelotas de la noche. "En ese partido en particular hubo varias cosas que mejorar como equipo. Tuvimos 28 pérdidas, que no es anormal porque somos de tener pérdidas, pero no tantas. En aquel momento habíamos destacado la capacidad y el coraje de querer ganar esa clase de partidos, que era, por cómo se había presentado, más perdible que ganable. Este viernes trataremos de tener otro escenario".