Martes, 31 de Marzo de 2020
139959

11.01 | LAB Liga Argentina

No pudo ser para Estudiantes

Racing de Chivilcoy se impuso este viernes 80 a 78 por la Conferencia Sur y así el Albinegro perdió su invicto de 9 partidos en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero. Este martes a las 21.30 el Bata volverá ser local, esta vez ante Atenas de Carmen de Patagones.

Luis Ahumada

[email protected]

No fue bueno el reinicio de la Liga Argentina de Básquetbol para Estudiantes, ya que Racing de Chivilcoy se impuso este viernes 80-78 en el marco de la Conferencia Sur. El equipo de Gustavo Ismael Fernández no tuvo su mejor partido, pero tuvo chances concretas de ganarlo. Jugó de menor a mayor, pero se equivocó en el cierre y de esta manera cedió su invicto de 9 partidos en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero.

Sin embargo, no habrá mucho tiempo para lamentarse, ya que este martes, nuevamente en casa, el Bataraz tendrá la chance de recuperarse cuando a las 21.30 reciba la visita del renovado Atenas de Carmen de Patagones, que cambió de director técnico y posee un plantel más que respetable.

¿Le habrá jugado en contra el parate al equipo olavarriense? El triunfo ante el Deportivo Viedma 104-86 del pasado 14 de diciembre había sido el último partido de Estudiantes, que había ganado los tres juegos disputados en la segunda segunda fase.

Sin dudas que al local le costó arrancar en ritmo el juego de anoche. Si bien la visita comenzó muy derecho con el aro, lo cierto es que el Bata lejos estuvo de entrar al partido con una buena defensa, ya que recibió 24 puntos en los primeros diez minutos. Matías Aristu y Santiago Barrales se mostraron muy efectivos y la defensa en zona planteada por la visita le cerró al Bata los caminos en la zona pintada.

Así, sin tiro de 3 puntos y con varias pérdidas al fallar la conducción, Racing se fue al primer descanso arriba por 11 puntos (24 a 13), diferencia que a la larga le alcanzaría para alzarse con la victoria. Sólo el escolta chaqueño Agustín Brocal se mostró confiable a la hora de anotar, pero en lo colectivo Racing era superior.

Esa supremacía se consolidó en el comienzo del segundo cuarto, cuando la visita sacó la máxima del juego (31 a 15), pero de a poco la defensa del Bata empezó a dar resultados y el ataque de la visita a secarse.

Los albinegros clavaron un parcial de 14 a 11 para irse al descanso largo abajo por 8 puntos (35-27), una desventaja estrecha si se tiene en cuanta el trámite del partido. Algunas apariciones de Santiago Arese fueron las que encabezaron las ofensivas del local, que pese a su bajo porcentaje de efectividad de tres puntos (3 de 14), terminó haciendo negocio en los primeros 20 minutos.

Parecía que el partido lo revertía Estudiantes cuando en el capítulo tres empezaron a entrar los tiros de 3 puntos vía Mariano Marina, Agustín Brocal y Tomás Ligorria. Además, De'Marco Owens anotó 8 puntos en la pintura para entrar al último cuarto abajo por sólo 4 puntos (58-54).

Promediando el cuarto final, y luego de un triple de Patricio Rodríguez, Estudiantes tomó 4 puntos de ventaja (67-63) y tuvo la chance de aumentarla en un par de ataques, pero pecó de apresurado y dejó con vida a los chivilcoyanos, que encontraron en la mano caliente de Matías Aristu y el aporte de Joshua Morris en la zona pintada las opciones para llegar a un final cerrado, con chances repartidas de triunfo para ambos lados.

A falta de 25", y con el marcador abajo por un punto (79-78), el local tuvo la chance de ganarlo, pero no pudo anotar Agustín Brocal y en esa acción se esfumaron todas las ilusiones estudiantiles.