Miércoles, 8 de Julio de 2020

07.02 | LAB Liga Argentina

Estudiantes volvió a sonreír

Derrotó este jueves en el Maxigimnasio 77-56 a Del Progreso de General Roca. Tomás Ligorria, con 14 puntos, fue el goleador del Albinegro en un partido que resolvió sin inconvenientes. Los próximos juegos de Estudiantes serán domingo en Junín y lunes en Chivilcoy.

Luis Ahumada

[email protected]

La premisa era volver al triunfo tras dos derrotas seguidas, y se logró. Luego de perder el pasado viernes en La Plata ante Gimnasia y Esgrima por 65-58 y el martes como local por 72-67 frente a Centro Español de Plottier, Estudiantes regresó a la victoria en el marco de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol al superar sin inconvenientes 77-56 a Del Progreso de General Roca, Provincia de Río Negro, en el Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero.

Está claro que la oposición del equipo rionegrino lejos estuvo de complicarle la noche al Bata. Si bien el local deberá seguir trabajando para corregir errores, es mucho más fácil hacerlo a partir de las victorias, más que nada para generar confianza y así poder levantar el nivel individual y colectivo de un equipo que aún está lejos de mostrar su mejor versión.

Además de la victoria, la otra muy buena noticia de la noche fue el regreso del base rosarino Jeremías Sandrini, recuperado de una fractura en el dedo anular izquierdo que le impedía jugar desde el pasado 4 de diciembre.

El equipo del cordobés de Río Tercero Gustavo Ismael "Lobito" Fernández, con el olavarriense Marcelo "Charly" Macías de asistente, tiene ahora en la tabla de posiciones 31,5 puntos, con récord de 8 triunfos y 5 derrotas en la segunda fase (9 y 3 en la primera, por lo que arrastra 10,5 unidades). El Bataraz tendrá ahora dos partidos como visitante antes de encarar el torneo "Súper 4" en Oberá: este domingo frente a Ciclista Juninense y el próximo lunes ante Racing de Chivilcoy.

El equipo que representa a Olavarría en el segundo certamen de importancia de los que organiza la Asociación de Clubes (AdC) venía de sufrir por primera vez en la 2019/2020 dos derrotas en fila y acumula dos como local (en la pasada temporada sólo resignó un partido en casa), por eso salió decidido a cambiar la imagen y si bien comenzó el partido algo blando en ataque, se mostró certero en ataque.

Ante la defensa en zona que planteó la visita respondió con un activo Santiago Arese (5 unidades) y con los puntos de Mariano Marina (5). Luego ingresó Tomás Ligorria (2 triples) y así el local se fue al primer descanso en ventaja (23/14) ante un rival que sólo tuvo al escolta tirador estadounidense Blake Marquardt (8) como argumento ofensivo a lo largo de toda la noche pese a que se cargó con 3 faltas en el primer chico.

Con un plantel más largo el DT del Bata apostó a una rotación constante para desgastar a su rival. Si bien en el segundo cuarto bajó la efectividad y el goleo, el local siguió manteniendo una luz de ventaja con el aporte de De'Marco Owens en la zona pintada (5).

La defensa del Bata secó en el tercer cuarto al goleador de la visita y con una ráfaga de triples se despegó todavía más en el marcador. Los bombazos de Santiago Arese, Patricio Rodríguez y Mariano Marina terminaron de desmoronar a un equipo que nunca dio la sensación de poder complicarle la noche al Bataraz, que por momentos abusó del tiro de 3 puntos, pero ante un rival como Del Progreso no debió pagar consecuencias.

El cuarto final estuvo de más. Tras sacar la máxima de 24 puntos (71-47), el entrenador estudiantil mandó a los más jóvenes a la cancha para cerrar el juego: el alero ecuatoriano Johu Castillo, el pivote olavarriense Ignacio Aman y el escolta azuleño Tomás Pérez, que se dio el gusto de anotar 7 puntos en la Liga Argentina.