Martes, 31 de Marzo de 2020
141918

10.03 | + DEPORTES Gabriel Senzacqua

"La ilusión era grande y la desilusión también"

El entrenador fortinense desmenuzó la campaña del equipo, analizó la derrota frente a Racing y se refirió a la incidencia del arbitraje en el derby. 

Con un par de años como entrenador, Gabriel Senzacqua ha logrado algo mucho más importante que el título que le dio a El Fortín a finales del año pasado y esta participación en el Regional Federal Amateur: otorgarle un sello personal a su equipo, que lo ha hecho reconocible en todas las canchas y más allá de la categoría.

No pudo ser la clasificación y las últimas esperanzas se fueron con la derrota 3-0 en la cancha de Racing. "La desilusión es grande, porque la ilusión era muy grande" admitió.

"Con el correr de los partidos y del campeonato nos quedamos a sólo un punto de pasar a la siguiente instancia, que era lo que nos habíamos planteado como objetivo, y no se logró, pero reconforta saber que hasta la última fecha dimos pelea, con la base del torneo local y demostramos que pueden dar sus frutos los proyectos a largo plazo, con gente de Olavarría" destacó.

Senzacqua opinó que "con el tiempo se le va a dar mucho valor a lo generado por El Fortín en este Regional".

En cuanto a su visión sobre la razones que impidieron ese último paso para llegar a la siguiente fase, con dos chances en las manos, argumentó: "Sabíamos que podíamos tener gente en bajo nivel, y a la hora de mirar para abajo el recambio no era muy holgado".

"Tuvimos lesiones de jugadores importantes y bajas por suspensiones que fueron conspirando contra la idea que teníamos en la cabeza, y no pudimos mantener el nivel en la recta final. Pesó además la inexperiencia, pero por otra parte es algo positivo que los chicos hayan tenido esta experiencia, porque les va a servir de mucho en el futuro" acotó.

Sobre el partido ante los chairas, analizó: "Habíamos arrancado bien, con buena tenencia de pelota; en el medio estaba saliendo lo planificado, hubo buenas triangulaciones, aunque sin referencia en el área, y nos golpeó mucho el gol de Curuchet".

"Por eso intentamos tirar a Quimey (Marín) enseguida para cambiar. Lamentablemente llegó el segundo gol en offside que puso el partido 2-0 y lo que intentamos modificar en el entretiempo nos duro 12 minutos. Llegaron las expulsiones, se desmadró todo y eso terminó marcando la supremacía de Racing" consideró el DT de El Fortín.

Su crítica al arbitraje fue con mesura. "Me llamó la atención la distinta vara para jugadas similares. Jugadas muy fuertes de gente Racing fueron para amarilla y de El Fortín roja directa y el offside en el segundo fue muy evidente. Hasta Curuchet mismo estaba esperando que levantaran la bandera" dijo.

Enseguida apuntó que los integrantes de la terna "son gente que conozco de Bahía, y tengo muy buenas referencias de ellos. Lo que sí, es gol a nosotros nos generó un 0-2 cuando habíamos hecho modificaciones para intentar un poco más de profundidad. Tampoco quiero llorar; se habrán equivocado como podemos equivocarnos los entrenadores en un cambio o los jugadores en un pase".

El rival del domingo es parte de su historia. En algunos meses se cumplirán 15 años del primer ascenso al Argentino "A" que lo tuvo como protagonista.

"Como un olavarriense más les deseo lo mejor. Hay un cuerpo técnico que si no es amigo, está conformada por gente que pasamos mucho tiempo juntos, hay muchos ex compañeros. Algunos en las tribunas se acordaron mucho de mi apellido, pero no en buena forma lamentablemente, pero creo que fueron los menos" ironizó.

"Ojalá les vaya bien y dentro de 15 años se acuerden de estos chicos como hoy se acuerdan de nosotros por el ascenso de 2005, porque le vendría muy bien al fútbol de Olavarría. Creo que una vidriera en torneos superiores sirve para potenciar al jugador local, la liga, que todo sea un poco más profesional desde todo punto de vista" cerró.