Domingo, 29 de Marzo de 2020
142511

25.03 Los gimnasios en la cuarentena

Actividad física: otra forma de estar juntos

Encontraron en las redes sociales la posibilidad de esta cerca de la gente planteando una hora de gimnasia diaria.

La pandemia del coronavirus nos obligó a encontrar estrategias frente al aislamiento y una de ellas surgió de los gimnasios y profesores de educación física que fueron unos de los primeros en cerrar sus puertas. Encontraron en las redes sociales una herramienta para conectarse con sus clientes porque saben de la importancia de la actividad física en las personas. Alejandro Dirgam, profesor de educación física y propietario de dos gimnasios en la ciudad fue gráfico al momento de explicar cómo los encontró el coronavirus, "la verdad es que nos tomó por sorpresa ya que nadie tenía planeado esto, tuvimos que tomar alternativas como para mantener contacto con la gente que está en su casa".

La primera medida fue enviar videos de ejercicios por WhatsApp, luego optaron por armar las clases en vivo por Facebook o Instagram, "lo que buscamos es mantener a la gente en contacto para que se quede en la casa con actividades sistemáticas como si fuera lo cotidiano ya que esto de estar encerrados es como que el tiempo va pasando y no nos damos cuenta", explicó Dirgam a EL POPULAR.

Del otro lado de la pantalla, sea celular o computadora, hay personas que antes del coronavirus ocupaban una parte del día haciendo gimnasia y hoy no lo pueden hacer, "la gente lo adoptó muy bien, es el granito de arena de parte de los profesores de educación física".

Sabemos que la mejor forma de combatir al coronavirus es quedarnos en casa, además de profundizar los hábitos de higiene. El hecho de no salir e interrumpir la rutina diaria generó la necesidad de ocupar las horas libres "no es fácil ocupar el tiempo y llenar los espacios, nosotros recibimos gestos de agradecimiento porque hay mucha gente que está sola y hacer ejercicios en vivo, es una manera de estar cerca", expresó Alejandro Dirgam quien además integra el equipo de la Dirección de Deportes Municipal.

En épocas normales los gimnasios, aparte de ser un lugar donde se brinda actividad física, también ofrecen contención social y eso es lo que más se perdió con esta cuarentena por el coronavirus.

La paralización de la economía afecta a todos los sectores y los gimnasios no son un excepción "no le encontramos la veta económica pero queremos transmitir esta pasión que tenemos y que a la gente le hace tan bien", afirmó Dirgam con años de experiencia en el ámbito de la educación física.

Hoy trabajan ad honorem, "por ahora la venimos piloteando, si esto se extiende más vamos a tener que buscar otra vuelta, aunque somos conscientes que no se puede obligar a sacar un peso, al que pueda que colabore, yo creo que va a haber gente que va a estar mucho peor, tendremos que ser pacientes", expresó.

El próximo paso será armar clases y subirlas a las redes para niñas y niños desde los 10 años que también necesitan hacer actividades, "la idea es estar juntos a pesar de la distancia", reflexionó el profesor Dirgam a quien el coronavirus encontró con un gimnasio recién inaugurado y una pileta cubierta a punto de habilitarla.

Suben una clase por día, "para no cansar a la gente" y anticipan el horario por las redes, al finalizar sienten que el aporte es importante "el granito de arena es bastante grande ya que la gente no sabe qué hacer en la casa", afirmó Alejandro minutos antes de comenzar una nueva clase y expectante ante el número creciente de gente que del otro lado de una pantalla y desde su casa estará pasando un momento diferente y sobre todo acompañado.