Lunes, 25 de Mayo de 2020
142538

26.03 | Nac. e Int. Liga Nacional

"Necesito volver y hacerme cargo de mis hijos"

El "Pájaro" Federico Marín espera una autorización para poder regresar a nuestra ciudad. Está haciendo solo la cuarentena en el barrio porteño de Caballito, ya que en la actualidad es jugador de Ferro Carril Oeste.

El "Pájaro" Federico Marín es en la actualidad jugador de Ferro Carril Oeste en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB). Nacido en el Gran Buenos Aires, más precisamente en San Justo, es olavarriense por adopción y tiene a su familia en nuestra ciudad. El experimentado jugador, que vivió una gran etapa en Estudiantes, pasó por los micrófonos de UCU Radio para hablar sobre la situación. Está haciendo solo la cuarentena en el barrio porteño de Caballito, esperando un permiso para poder viajar a nuestra ciudad y unirse a su familia. Además, contó que está ayudando junto a otras personas a recaudar fondos para insumos del Hospital Municipal.

-"Llevo 14 días aislado porque llegó al equipo un nuevo extranjero y se decretó que era persona de riesgo. Tuvieron que aislarlo y por eso nosotros tuvimos que aislarnos también porque llevábamos dos días entrenando con él".

-"Podría haberme ido a Olavarría, pero no lo hice para no poner en riesgo a la familia y a la gente de allá. En estas dos semanas de aislamiento ninguno de los jugadores tuvo síntomas. Estamos todos bien. Ahora necesito volver y hacerme cargo de mis hijos y de mi rol como padre. Hoy es muy difícil volver, todo recae en mi mujer".

-"Estoy esperando un permiso del gobierno. Tengo mi declaración jurada y estoy en perfectas condiciones para poder viajar, pero no quiero hacerlo sin ese permiso. Por haber hecho las cosas bien no puedo estar cerca de mis hijos y es muy difícil, son momentos complicados, pero hay que ponerle buena onda".

-"Por momentos me da mucha angustia la situación, es duro levantar el teléfono y que mis hijos me pregunten cuándo voy a volver. Si a mi mujer le pasa algo en este estado, queda a la deriva y yo sé que si estoy ahí, si uno cae, está el otro. Esa es la situación que me desespera, sé que mis hijos van a estar bien y son fuertes, pero ante cualquier situación adversa estoy a 350 kilómetros".

-"En Olavarría tenemos un grupo solidario para ayudar al Hospital Municipal y para que puedan estar más protegidos en el momento pico. Estamos recaudando fondos para colaborar con lo que se pueda en una cuenta en común".

-"El equipo está muy unido. Estamos entrenando cada uno desde su lugar para mantener la cabeza enfocada. Cada uno tiene una situación diferente y hay que ponerle el pecho. Todo esto va a servir, pasó por algo. Van a salir cosas positivas y nos va a fortalecer a todos".

-"Hay gente que está en situación peor que uno, nosotros tenemos salud, comida, una cama, una ducha de agua caliente. Hay que verle el lado positivo, a veces uno se quiebra porque es inevitable que no te afecte".