Martes, 26 de Mayo de 2020
142862

04.04 | Nac. e Int. Alejandro Diez

"Hay que escuchar a los que saben"

El ala pivote olavarriense, que debutó en la élite con la camiseta de Estudiantes, vive estos días de cuarentena en nuestra ciudad, rodeado de su familia.

El ala pivote olavarriense Alejandro Diez, de 2 metros de altura, nacido el 21 de febrero de 1987, llegó a los 800 partidos en la élite del básquetbol nacional en su actual equipo, el recién ascendido Platense, en el juego ante Quimsa de Santiago del Estero.

El jugador surgido en Ferro Carril Sud de nuestra ciudad, que debutó en la Liga Nacional con la camiseta de Estudiantes el 5 de diciembre de 2003 ante Ferro Carril Oeste, está viviendo una gran temporada en el Calamar, al menos desde el punto de vista individual, ya que en la temporada anterior, en Ciclista Olímpico de La Banda, Santiago del Estero, no había tenido los minutos deseados.

Sin embargo, todo este muy buen presente deportivo se vio eclipsado con la aparición de la pandemia del coronavirus y todo el impacto que está causando con la salud en el mundo y, obviamente, el deporte de nuestro país, y más específicamente el básquetbol, no es ajeno a esa realidad.

El jugador que disputa su 17ª temporada consecutiva en la Primera División del certamen organizado por la Asociación de Clubes (AdC), que vistió las camisetas del Bataraz, Peñarol de Mar del Pata, Boca Juniors, Ciclista Olímpico y en la actualidad defiende la del equipo de Vicente López, se encuentra en nuestra ciudad cumpliendo con la cuarentena, rodeado de su familia, por lo que dentro de todo la pasa de la mejor manera posible.

-¿Cómo te tomó este parate de la Liga Nacional por el tema del coronavirus?

-Me tocó justo estar en Olavarría porque el pasado 12 de marzo jugué el último partido con Platense y me vine acá a hacer un trámite que tenía al otro día. Pero llegué con la idea de tener el día libre y volverme. Así que durante esa jornada me fui enterando de todas las medidas que se empezaron a tomar, que tuvimos que parar por este nuevo virus.

La sensación que tengo es de conocer algo nuevo, de conocer el peligro que se corre día a día, pero por suerte me tocó estar en Olavarría. Estoy con mi hijo y con mi familia y paso los días con ellos.

-¿Qué impresión tenés de este momento que nos toca vivir?

-La verdad que a lo primero estaba preocupado, con sensaciones de incertidumbre. Hay que informarse y escuchar a los que saben. Me puse a investigar y a escuchar a la gente que corresponde, a los médicos, a los infectólogos y bueno, mediante varios decretos se fue parando todo, entramos en cuarentena y ya hace varios días que estoy tranquilo en Olavarría, mirando las noticias.

-¿Cómo se sobrelleva este parate en Platense?

-En el plano deportivo el profe actuó enseguida, al igual que todo el cuerpo técnico, y nos mandaron trabajitos para hacer en nuestras casas. El que tenía espacio en el patio o como sea, para rebuscársela en su casa. Estoy haciendo trabajitos de prevención, de zona media, movilidad, elongación y algunos ejercicios de fuerza para ir manteniéndonos de a poco.

En esto ya llevamos nosotros más de 20 días parados. Yo por suerte acá tengo un espacio para correr también, así que lo uso para hacer algunas pasadas. Cada 4 ó 5 días tenemos que hacer un videíto con algunas consignas para enviarle al profe. Así que bien, la venimos llevando de la mejor manera que podemos.

-¿Qué balance se puede hacer hasta el momento con el Calamar?

-Esta temporada hicimos un muy buen torneo Súper 20 con el equipo de Platense. Todavía no teníamos a los americanos y después arrancó la Liga. La verdad es que pudimos competir de igual a igual ante todos. Estábamos contentos porque para Platense era el debut en la Liga Nacional, era todo nuevo para el club, la primera vez que iba a estar en la máxima categoría. Sabíamos que el principal objetivo es salvarse del descenso.

Se armó un equipo modesto para luchar, para batallar. Por suerte, con el tema de los extranjeros, al principio nos habían rendido bien, nos habían elevado el nivel de juego. Con el correr de la Liga íbamos 24 partidos y el torneo te pone en el lugar que uno se merece, ya que estamos en las posiciones del fondo.

-¿Y cómo ves lo que queda en lo deportivo?

-Todavía no estamos para jugar el playoff por el descenso, pero quedan 14 partidos clave para nosotros, varios de local y en el fixture ya jugamos con varios equipos de los de arriba. Así que dentro de lo deportivo venían partidos cruciales para nosotros porque de esos catorce juegos, diez eran con equipos de abajo para ver dónde estábamos parados.

Con este parate vamos a ver el tema de la vuelta, si es que se da, cómo y cuándo, para volver a agruparnos para hacer un a pequeña pretemporada, que es el deseo de todos los dirigentes y de todos en general.

-¿Cómo imaginás que puede ser la continuidad de la Liga Nacional?

-Es toda una incertidumbre para los clubes. En nuestro caso hablamos mucho con los dirigentes, el manager y el entrenador. Se está haciendo cuesta arriba la posibilidad de pagar los contratos, así que es todo ver el día a día. Nos pidieron a los jugadores que nos amoldemos a estos tiempos, a los cobros, de tener paciencia, que ellos le van a ir buscando la solución. Pero todavía no hay fecha estipulada de la vuelta.

Con esto de la suspensión de los Juegos Olímpicos hay posibilidad de finalizar la Liga. Así lo ven los dirigentes de la AdC, así que nosotros no lo vemos mal tampoco.

La realidad es esperar el día a día y una vez que pase el tema de la pandemia están analizando darnos entre 20 y 25 días para que cada equipo se ponga en condiciones. Va a llevar su tiempo, pero hay que estar tranquilos. Un poco desenchufados estamos todos, viviendo el día a día con la conciencia de cada uno.