Domingo, 31 de Mayo de 2020
144158

08.05 | Aficionado Fútbol femenino

El amor por la camiseta que nunca cambió

La presencia de Muñoz en la Liga de Fútbol de Olavarría, el comienzo del equipo femenino y las amistades detrás de la pelota.

Por Capitana de Oro

- ¿ Cómo fue que empezó Muñoz en la Liga del Fútbol de Olavarría?

- "Claudio Pinedo hizo difusión de que se iba a formar la liga. El primer DT que nosotras tuvimos fue José Luis Cerrudo que la hermana está jugando con nosotras hoy en día. Él es de Muñoz y había jugado allá. Le puso todas las ganas. Al principio éramos la mitad de Muñoz y las otras chicas conocidas del fútbol barrial o de un encuentro de fútbol cinco, como Camila Mattaini o Agustina Armendano. Esas chicas sintieron tanto la camiseta de Muñoz como las que nacimos ahí. Eso fue algo lindo. Nos dimos cuenta que podíamos transmitir lo que nosotras sentíamos. Ellas representaban a Muñoz y no sabían ni siquiera dónde quedaba. El primer año hicimos una cena en el club y fuimos todas para allá y ahí conocieron dónde quedaba Muñoz. Pero bueno, se pusieron la camiseta y le pusieron todas las ganas".

- ¿El equipo nació con ellas también no?

"Totalmente, son jugadoras de la primera hora de Muñoz. Arrancaron con nosotras y hasta ahora siguen. Si bien hemos tenido a algunas chicas que se han ido, otras han vuelto. Pero bueno, lo importante es, como decimos nosotras, mantenernos. Porque para nosotras es importante que Muñoz siga participando. Imagínate que en el fútbol de campaña ahora se juega con la misma modalidad con la que se juega el femenino. Se juntan en un solo club cada quince días todos los equipos. Vos imagínate que en Muñoz se abren las puertas del club una vez al año. Es más, cuando el fútbol de campaña estuvo dos años en pausa para nosotros era re difícil porque sentíamos que éramos las únicas representantes que le seguíamos dando vida a Muñoz".

- ¿Qué significa para vos el fútbol?

"Siempre me gustó. No es que un día me cayó la ficha y dije: Huy me gusta el fútbol, pero creo que no me vería con otra camiseta que no sea la de Muñoz. Si bien jugué con la camiseta de Salud cuando fuimos a Tandil para las Olimpíadas que logramos ganar el primer puesto, jugando con Lucía Reyes, yo no me imagino con otra camiseta que no sea la de Muñoz. Y por ahí adentro del equipo tengo compañeras y tengo amigas y más allá de que me gusta el fútbol me gusta entrar a la cancha y ponerme la camiseta de Muñoz todos los domingos con esa gente. Es lo que más me mueve".

- ¿A esas amistades las hiciste con el fútbol?

- "Sí, mirá, incluso Mili Berho, la hermana de Naty, cuando nosotras estábamos en Muñoz, teníamos poco trato y nada. Cuando empezamos a jugar nos hicimos re amigas. Tengo amistades como Camila (Mattaini) que la conocí el primer día que fuimos a entrenar y ahí empezó. Eso te da el fútbol, conocer mucha gente, muchas modalidades, otros valores.

"Muñoz se ha caracterizado por eso. Capaz que no tenemos una Messi en el equipo, pero hemos ganado muchos partidos a pura garra, porque a veces es lo que más te lleva a salir adelante. Ponerle ganas.

"A nosotras, como a Tres Hermanos de Blanca Chica, se nos ha complicado jugar la localía en nuestras canchas porque no te dan los números. Y el tema es que va muy poca gente. Pero jugar allá, como le debe pasar a Tres Hermanos, es lo más lindo que te puede pasar. Salir con la camiseta en tu cancha, en tu vestuario y con tu gente. Porque hay gente que no puede venir a verte nunca o no viene a la ciudad por tema de trabajo y el domingo que jugaste en tu cancha estuvo ahí alentando y hay mucha gente hasta emocionándose. Gente que te vio nacer, que te ven representando esos colores, que quizás nunca se imaginó el fútbol femenino en su cancha. Eran cosas que siempre anhelábamos".