Martes, 14 de Julio de 2020

15.05 Pablo Maffezzoli

"Nadie sabe para dónde salir

El canotaje en plena pandemia: Los trabajos actuales, las expectativas y el protocolo presentado para tratar de volver a la actividad deportiva.

El país está cerca de cumplir dos meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Antes de esa determinación los deportistas dejaron su tarea habitual y se sabe que aún queda un tiempo de espera para retomar sus acciones, como mínimo de entrenamiento. En ese marco, Pablo Maffezzoli contó cómo transita los días de trabajo, aunque en forma virtual, como entrenador de los distintos equipos de canotaje de Estudiantes.

Es que los clubes anunciaron el cierre de sus puertas el pasado 15 de marzo y desde allí todo quedó paralizado. "A los chicos de canotaje yo les armo una planificación para hacer actividades en sus casas; los conozco desde hace bastante tiempo y por eso sé bien cuáles son sus cualidades físicas. Con eso no le erro por mucho, ya que son rutinas que hacen con el peso de su propio cuerpo".

Esa es una de las tareas en este contexto de pandemia, ya que el entrenador indicó que "una vez a la semana nos juntamos para hacer una clase teórica, la cual es a través de su Zoom, en donde se trabajan distintos aspectos del canotaje", sostuvo.

En su relato, Pablo Maffezzoli recordó cómo eran las tareas en Estudiantes antes del coronavirus: "Los grupos estaban divididos un poco por edades, pero también por nivel y desarrollo. Tenemos la escuelita, que es a partir de los 9 años y hasta los 12, y allí se mezcla un poco el nivel y la edad ya que si viene alguien de 12 por primera vez trabaja con los de 9, 10 y 11 ya que si lo ponemos con un grupo más grande puede quedar rezagado; acá no es como en otro deporte donde se mezcla entre todos y enseguida engancha".

"Después tenemos otro grupo ya más avanzando que es el de desarrollo, donde empiezan a competir, y se trata de deportistas a partir de 12 años. Todos ellos lo hacen en el mismo horario que el grupo de entrenamiento, quienes tienen de 15 años para arriba, y que ya tienen competencias a nivel nacional e internacional", explicó el entrenador a cargo de los últimos dos sectores ya que la escuelita tiene como profesora a Brenda Medina.

Pero esos grupos hoy se entrenan por separados, cada uno desde su casa, y sin un elemento básico para el deporte como es el agua. "Cambia mucho el trabajo y por eso muchos chicos se hicieron un simulador de kayak, aunque nada es igual al bote".

Y señaló que "lo importante es tener en claro que va a ser imposible llegar a los objetivos que teníamos planificados antes de la pandemia. Entonces, primero debemos tener eso en claro en la cabeza y, a su vez, tratar de manejar la ansiedad de los chicos".

"A los chicos hay que mantenerlos en actividad, o haciendo cosas, aunque hay que tener en claro que no se van a llevar los mismos contenidos en relación a si las cosas fueran normales", describió Pablo Maffezzoli y agregó: "No vamos a tener muchas competencias, aunque cuando lleguen la idea es tratar de adaptarse lo antes posible. Mientras tanto trato de trabajar las mismas capacidades, de acuerdo a lo que tenía planificado, aunque de otra forma".

Cómo volver

Se trata de un deporte que reúne distintos eventos, en el plano nacional y internacional, y Estudiantes siempre tiene sus representantes en cada uno de los niveles. Pero requiere de viajes constantes y eso, para competir, hoy parece un impedimento para llevar a cabo diversos eventos oficiales.

Sin embargo, se pude practicar en soledad, lo cual puede favorecer a una vuelta temprana si se compara con otras disciplinas colectivas. "Nosotros desde la Federación Bonaerense de Canotaje ya presentamos un protocolo a la Secretaría de Deportes, el cual ya se lo vamos a mandar también a los clubes para que cada institución lo pueda tramitar con su municipio", indicó Maffezzoli quien sostuvo: "De ahí a que lo aprueben es otra historia".

Igualmente, explicó que "es un deporte que se puede practicar en forma individual y no hay prácticamente contacto con otros compañeros, con lo cual se podría llevar adelante. Pero estamos dentro de un club y no sé si van a dejar abrir las puertas".

Por ello, se necesitan de muchos pasos para llegar a una habilitación. En ese contexto, Pablo Maffezzoli cree que "en algún momento vamos a tener que salir, con lo cual vamos a tener que aprender a convivir con el virus. Gracias a Dios acá en la Argentina estamos bien, más que nada también en Olavarría y las ciudades de alrededor, aunque vamos a tener que seguir tomando medidas durante mucho tiempo".

Y remarcó que "en este momento nadie sabe para dónde salir, y dentro de todo lo que se está haciendo bien, también un poco se está improvisando. No lo digo como crítica, ya que no se termina de conocer lo que está pasando por esta pandemia. Entonces se hace lo que se puede, lo que está al alcance de la mano, aunque creo que vamos por buen camino".

Todo el contexto, también, genera diversos pensamiento para saber qué pasará en el regreso a la acción. "Cuesta armar grupos; se había formado uno lindo en la escuelita aunque eso seguramente se va a perder ya que cuando vuelva todo tendremos que salir a reclutar chicos porque yo no sé en qué condición están los socios".

El grupo de competidores

Los deportistas ya pasaron por diversas etapas desde lo decretado por el Gobierno nacional el pasado 20 de marzo. "Algunos en la primera semana de cuarentena estaban enloquecidos para entrenar y me mandaban videos colgados de una barra o haciendo diversos ejercicios con lo cual traté de calmarlos; aunque ahora es como que todo eso se les pasó. Van perdiendo el entusiasmo; el estar tanto tiempo encerrado es como que te va sacando las ganas", opinó el entrenador.

"Ojalá que dentro de algún tiempo al menos se les permita salir a correr para que se puedan despejar un poco", opinó Maffezzoli quien tiene diversas tareas por delante. Una de ellas es mantener la motivación, por ejemplo, y sabe que en este marco "yo intento meterles un poco en la cabeza que los demás están en la misma situación y sabemos que es difícil el entrenamiento ya que no todos tienen las mismas comodidades en sus casas".

"No hay que perder los objetivos. Agustín Vernice tiene los Juegos Olímpicos por delante y gracias a Dios se hacen el año que viene. El no tiene que perder eso de vista, mientras que nosotros con los chicos todavía tenemos en pie una competencia sudamericana la cual aún no se suspendió ya que se hace en diciembre".

Ante ello, y teniendo en cuenta competencias, el entrenador contó que "las actividades de este año se van dando de baja a medida que van pasando los meses. Ninguna de las dos Federaciones mandó algún comunicado para dar de baja todo el año; todos sabemos que no se va a competir aunque nadie se quiere adelantar a los hechos".

"Salir a hacer actividad física será una de las últimas acciones en habilitarse, como también va a pasar con los clubes. Y si todo eso se encamina las competencias serán lo último de todo", con lo cual el entrenador sabe que resta camino para recorrer antes de volver a ser lo que era.

Además, en el medio de todo, cada uno deberá adaptarse a su ámbito nuevamente. "No es que pierden estado físico, sí el ritmo de competencia, con lo cual llevará un tiempo acomodarse a eso. Aunque vamos a estar todos en la misma situación, en todo el mundo", cerró el entrenador de Estudiantes.