Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

10.06 Nicolás Masson

"Volveremos entre agosto y septiembre, con suerte"

Uno de los entrenadores de Ferro se lamentó porque "estábamos a la espera para arrancar". Además, describió cómo se entrena el grupo.

Uno de los grupos de natación de Ferro Carril Sud tuvo su última competencia en Buenos Aires cuando el coronavirus ya era una amenaza. Finalizado ese evento se terminaron las actividades deportivas y hasta hoy se mantiene la rutina de entrenamientos en casa, lo cual seguirá por un tiempo más.

En ese contexto, Nicolás Masson explicó la situación: "Ya hace meses que estamos parados y es algo complicado", analizó en primera instancia el entrenador de un grupo de nadadores de Ferro Carril Sud que se desempeñaron en el Nacional de juveniles y juniors en el mes de marzo, en la semana previa al inicio de la cuarentena en la Argentina.

Y, desde allí, quedaron suspendidos todos los eventos. "Es una situación complicada ya que desde el 20 de marzo que los chicos no entran al agua. No lo hace ninguno: ni del equipo competitivo, ni federados, promocionales o de escuela".

"En las semanas anteriores venía todo más o menos bien, ya se habían entregado protocolos y estábamos a la espera para arrancar en algunas semanas, pero con este brote que hubo estamos más complicados y yo calculo que volveremos a los entrenamientos entre agosto y septiembre, con suerte", remarcó el entrenador y por eso opinó que "la situación es complicada".

Igualmente, sostuvo que "después de las declaraciones de Delfina Pignatiello, y de otros atletas, los deportistas que están clasificados para los Juegos Olímpicos van a empezar a trabajar en sus clubes ya que hay otros países que liberaron la cuarentena y entonces los competidores ya se están entrenando para los Juegos, por lo que acá también los dejaron".

Nicolás Masson también contó que "estamos en contacto con otros entrenadores para ver cómo podemos mantener motivados a los chicos y para analizar cómo vamos a volver en el momento que nos toque" y allí indicó que "será difícil para un nadador afrontar lo que viene porque a mis mejores nadadores les va a costar ya que si perdieron tres meses, serán tres meses de entrenamiento para volver a un nivel similar al que tenían".

"Vamos a tener un trabajo durísimo y además van a tener lesiones porque los cuerpos están parados, más allá del trabajo que hacen en sus casas", dejó en claro Masson y agregó que "con respecto a las competencias, seguramente volverán el año que viene".

En relación a los trabajos, el entrenador indicó que "los chicos están bien, yo les mando rutinas y ellos las llevan a cabo. Además, durante la semana tenemos encuentros por Zoom". A su vez, Mariano Sosa sigue su trabajo en Estados Unidos: "Estoy en contacto, él ya empezó a nadar pero estuvo más de tres meses parado y guardado".

Por todo ello, Nicolás Masson tiene un deseo. "Esperando que pase un poco todo esto y estamos con muchas ganas de volver al ruedo. Los chicos están bien y trato de hacer algunas charlas con ellos para mantenerlos motivados ya que es algo pasajero, aunque les va a costar volver a un buen nivel como les pasará a los competidores de otros deportes".