Jueves, 6 de Agosto de 2020

02.07 Brenda Medina

"Se hace lo que se puede con lo que se tiene"

La deportista local explicó cómo fueron las distintas etapas del aislamiento. Además, describió cuáles eran los objetivos del año.

Brenda Medina tuvo la chance el año pasado de representar a la Argentina en un evento internacional de canotaje. En este 2020 se preparaba para nuevos objetivos, pero el coronavirus complicó el panorama.

Hoy, luego de un largo período, mantiene su trabajo aunque contó cómo son sus tareas en su casa y lejos de un espacio natural como es el agua para la práctica de dicho deporte. Entonces, Brenda Medina divide los días entre el estudio y los entrenamientos.

"No hay mucho para contar debido a este momento", sintetizó en primera instancia la deportista local, pero a su vez agregó cómo son sus entrenamientos luego de más de 100 días de aislamiento en el país debido a la pandemia.

"Yo no tengo muchos espacios para entrenar en mi casa, porque no tengo patio y mi lugar de entrenamientos es el comedor que tampoco es tan grande y por eso tengo que andar corriendo las cosas y tratando de no chocarme una lámpara cuando salto. Igualmente uno se arregla", valoró. Y adaptarse a este contexto fue una constante, desde marzo, para todos los deportistas.

En ese sentido, contó que "los entrenamientos cambiaron bastante porque obviamente no tengo la parte del agua, que es algo fundamental en nuestro deporte. Pero el entrenador siempre nos arma circuitos, aunque a veces se complica porque en los primeros meses no tenía ni pesas en mi casa", indicó.

Medina también explicó que "pero cuando tuve que ir al club para hacer algunas cosas aproveché, fui al galpón para agarrar una barra y unas pesas. No es tanto, porque no llego a 20 kilos, pero ya es diferente y algo se puede inventar".

El estado de ánimo también juega su papel: "Por momentos uno se desanima y se cansa. Yo no tengo patio, por lo que se hace lo que se puede con lo que se tiene. No voy a mentir... hace un mes ya no quería hacer nada, pero hay que seguir y adaptarse como lo están haciendo todos", explicó la deportista.

Por otro lado, en cuanto a su idea para este 2020 anunció que "había muchos objetivos, pero lamentablemente muy pocos se pudieron realizar o comenzar el plan en cuanto a eso. La realidad es que se venía un muy buen año y me preparé todo el verano para el selectivo que fue en febrero, donde no me fue como esperaba, pero no me fue mal en realidad".

"Los objetivos estaban puestos en un Mundial en Noruega y un Panamericano en Estados Unidos, pero las cosas no resultaron como se esperaban. Y en cuanto a lo nacional iba a participar en los Campeonatos Argentinos, y además en lo que es Febocak esperaba competir en maratón, pero también en velocidad", sintetizó la deportista y dejó en claro que "no es un año perdido, queda en pausa, y está en cada uno seguir entrenando".

Por último, habló de su rol de entrenadora: "Con la escuelita veníamos muy bien, con un número bastante grande, pero esto un poco nos para porque se hace todo vía WhatsApp y los chicos también tienen muchas actividades con la escuela, por lo que a veces la virtualidad no es lo mejor. Por eso esperamos con ganas volver al agua", cerró Brenda Medina.