Jueves, 6 de Agosto de 2020

10.07 | Nac. e Int. Básquetbol

El Bata en documental de la AdC

Por las plataformas de Facebook Live y Youtube de la Liga Nacional. Este sábado a las 21 llega el cuarto capítulo de #CampeonesDeLiga "Estudiantes 2000", en una producción de La Liga Contenidos. Rubén Wolkowyski, Daniel y Claudio Farabello serán los protagonistas de esta edición.

En el marco de los 35 años de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), que se cumplieron el último 26 de abril, llega el cuarto capítulo de #CampeonesDeLiga, una serie de documentales producidos por La Liga Contenidos en donde se recorre la historia de esta prestigiosa competencia organizada por la Asociación de Clubes (AdC).

Vale recordar que todos los sábados a las 21 por las plataformas de Facebook Live y Youtube de la Liga Nacional se puede disfrutar de #CampeonesDeLiga.

El primer documental fue "Ferro 1985" con Diego Maggi, Javier Maretto, Gabriel Darrás y el testimonio especial de Miguel Cortijo. El segundo, "Atenas 1990", que contó con la participación de Luis "Chuzo" González, Diego Osella y Gustavo Roque Fernández. Mientras que el tercero fue "Independiente 1995", con Jorge "Chino" Zulberti, Facundo Sucatzky y Esteban De la Fuente entre los jugadores del equipo pampeano.

El cuarto documental será "Estudiantes 2000", donde Rubén "Colo" Wolkowyski, Daniel y Claudio "Lolo" Farabello serán los protagonistas de la citada edición.

Tras grandes actuaciones en competencias regionales y provinciales, el Bataraz lograría consolidarse y llegar a la primera categoría en la temporada 1996-1997. Ya en 1998, con el bahiense Sergio Santos Hernández a la cabeza, se iría conformado un equipo con jugadores importantes. Al siguiente año se sumarían Rubén Wolkowyski y Daniel Farabello. El camino al título comenzaría tras quedar primero en la "A1" y clasificar directo a los cuartos de final.

"Con el 'Lobito' Gustavo Fernández llegamos a Estudiantes. El primer año fue muy duro porque nos salvamos del descenso en la 1997-1998. En la siguiente temporada llegó Sergio Hernández y se hizo una campaña decorosa, siempre buscando mejorar. Después vinieron 'Dani' (Farabello) y el 'Colo' (Wolkowyski). Ya J.J. Eubanks había jugado con nosotros el año anterior, media temporada, y llegó McCray también. Se armó un equipo con buenos jugadores y la idea era superar lo del año anterior", cuenta el "Lolo" Claudio Farabello en el documental.

Estudiantes superaría a Quilmes de Mar del Plata en cuartos de final por 3-1 y a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia 3 a 0 en semifinales. En la final ante Atenas de Córdoba ganaron los albinegros los dos primeros juegos por 86-80 y 82-66. En el tercero y cuarto Atenas apostó más a los internos, dejó de lado el juego estacionado y el triple como recurso ofensivo. Llegó a sacar 24 puntos de diferencia para ganar por 95 a 77 y empató la serie con un 78 a 70. El Bataraz volvería a imponerse en casa (81-76) y el Griego sumaría una nueva alegría en Córdoba en el sexto encuentro (80-72) para llevar la final a un séptimo y decisivo partido.

"Cuando empezaron los playoffs realmente se sentía la gente. No era fácil llenar un estadio tan grande, conectábamos con ellos", dice Rubén Wolkowyski en el documental.

Jueves 25 de mayo de 2000. Maxigimnasio del Parque Carlos Guerrero colmado por más de 7.000 personas. En los últimos tres minutos de aquel último y definitivo partido el Bataraz estaba abajo en el marcador, pero un triple de Nicolás Gianella igualó el tablero en 66. Luego aparecieron el " Colo" y Víctor Baldo para revertir las acciones y una volcada final de Nico, base platense, determinó que el triunfo (finalmente 80-71) y el título quedaran en manos del conjunto del "Oveja".

A lo largo del documental los protagonistas irán recordando el origen y el armado del equipo, el vínculo con la ciudad, la experiencia de la Semana del Básquetbol Holándes, los playoffs y la gran final.

"Recuerdo que después del partido que le ganamos a Quilmes de Mar del Plata, cantábamos que íbamos a salir campeones. Con Gimnasia de Comodoro fue 3-0 y ahí creo que la gente se dio cuenta. En el viaje de vuelta, antes de llegar a Olavarría, a casi 22 kilómetros ya había banderas", sostiene Daniel Farabello.