Martes, 4 de Agosto de 2020

16.07 | + DEPORTES 

Vernice sobre el Covid-19: "No sé cómo me lo pesqué, es la verdad"

El notable palista olavarriense Agustín Vernice está en buen estado de salud. "Estoy muy bien, tomé todos los recaudos y los protocolos fueron respetados a la perfección", dijo.

Después de un viaje casi transversal desde Olavarría por el mapa de la Argentina, Agustín Vernice llegó a un hotel de San Miguel de Tucumán el sábado a las 3 de la mañana, durmió hasta las 11 y apenas abrió sus ojos se encontró con un mensaje en el teléfono que decía algo así como "el segundo análisis de COVID-19 dio positivo".

Ayer por la tarde no fue necesario cerrar una frase para interpretar a través de la voz que su estado de salud es tan bueno como tan grande la bronca por este contratiempo en el comienzo de la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio.

"Estoy muy bien, tomé todos los recaudos y los protocolos fueron respetados a la perfección. Esperando indicaciones, porque en estamos en contacto con Wertheim (Gerardo, presidente del Comité Olímpico Argentino), con el presidente de la Federación, con la gente que me representa", reveló.

Agustín subrayó que "el protocolo fue hecho bien, por eso acá estoy. Si se hubiese hecho mal estaría contagiando a algunas personas y al contrario, se hizo como se debía hacer".

Su internación en un centro de salud tucumano no responde a la condición sanitaria, sino al estricto protocolo que rige en la provincia norteña, por el cual todos los casos positivos de COVID-19 (sintomáticos o no, graves o leves) deben ser ingresados.

No hay pacientes en observación en el "Jardín de la República". De hecho, cinco horas demoró su ingreso a la ciudad; es lo que significó sortear todos los retenes y controles dispuestos por las autoridades. Agustín se hizo dos análisis en Olavarría, el primero negativo y el segundo arrojó lo contrario.

Cinco días después de conocida la positividad, dijo desconocer el modo y el lugar donde se contagió. "No sé cómo me lo pesqué, es la verdad. No tuve contacto con nadie; ni siquiera voy al supermercado, pero bueno... acá estoy", aseguró.

Aunque desde los organismos que rigen los destinos del deporte nacional intentaron atenuar el impacto de la noticia, en todos los portales y en los cientos de mensajes de su teléfono celular ("el 90% son de periodistas", comentó) pudo captar el revuelo que produjo su análisis de coronavirus positivo.

"Lo que más me preocupaba eran mis viejos, que hasta el último día antes de venir estaba tomando mates con ellos, por supuesto mi carrera también, pero por suerte los dos están bien y sin síntomas", agradeció Agustín, cuando aún no conocía el negativo de su mamá Claudia, revelado en la tarde/noche de ayer.

"Si hay un lugar donde estoy seguro de que no me contagié, fue entrenando, yendo al arroyo", enfatizó el bicampeón panamericano en Lima 2019.

"Hay que estar tranquilos; no hay que subestimar al coronavirus, ni tampoco generar alarma", aconsejó. En su frase final, más para la familia que para el lector, Agustín destacó que "en el lugar donde estoy la gente me atiende re bien. Los médicos, el personal de la salud son muy atentos conmigo".

Sobre los plazos para recibir el alta, los médicos tucumanos aún no le comunicaron nada, pero Agustín especuló que "por lógica será dentro de una semana".