Sábado, 26 de Septiembre de 2020

31.08 | Local Sebastián Lombardo

"Lo que viene es complejo"

Aún no hay fechas, pero desde la Liga de Fútbol de Olavarría se trabajó para tener todo listo para cuando llegue el momento. El doctor explicó las tres fases del protocolo y dejó en claro: "No se puede volver a jugar hasta que no pase un mes y medio de entrenamientos".

Damián Dumerauf

[email protected]

Sebastián Lombardo cuenta con experiencia en planteles de fútbol, por su labor en distintas entidades, pero en este caso el médico elaboró un protocolo para cuando sea el momento de volver a jugar en la ciudad en cada una de las categorías. Aún no hay fechas, por lo que se mantiene la espera desde la suspensión a mediados de marzo.

De este modo, con un trabajo en conjunto con los dirigentes de la LFO, se tuvieron en cuenta diversos aspectos (cuidados generales por la pandemia y específicos para cada una de las fases en las cuales se dividió el protocolo) y lo trabajado se presentó el pasado jueves ante los presidentes de los clubes participantes.

Entre otras cuestiones en el protocolo se aclara cuáles son los elementos necesarios que debe tener el club. En base a la primera fase se describe cómo deberán desplazarse los jugadores, qué deberán cumplir durante los entrenamientos y lo necesario a tener en cuenta al retirarse. Para las otras fases, 2 y 3, se establece más que nada el control de los protagonistas en cuanto a días de trabajo y el seguimiento con cada uno futbolistas.

"Sin los avales del gobierno nacional y del Consejo Federal no se puede volver a entrenar", sintetizó en primera instancia el médico que en la ciudad tuvo relación con diversos clubes como Ferro Carril Sud, Estudiantes y Embajadores, aunque también se desempeñó como profesional en partidos de los seleccionados de la LFO.

En cuanto al protocolo trabajo, el mismo se divide en tres grandes fases. "La primera es para volver a los entrenamientos en forma individual. Y se trata de trabajos con 10 jugadores, no más que eso, y con un profesor a cargo".

Además, en cuanto a ese inicio dejó en claro que "las distancias a respetar son 5 metros si van a caminar, 10 metros para empezar a correr y 20 para la bicicleta, que sería el esfuerzo máximo" y Lombardo remarcó que las actividades "no se pueden hacer con barbijo, con lo cual tienen que tener la cancha entera para poder llevar a cabo el entrenamiento".

"Se sabe que es algo difícil para cumplir para todos los clubes, pero es lo que van a tener que disponer. Además, hay que pensar en el lugar para entrenamientos para el fútbol femenino", con lo cual es un número importante de futbolistas para dividir en distintos grupos.

Dentro del protocolo se establecieron distintas medidas: "Al ingreso se tomará la temperatura y se hará una prueba de olfato, algo que es muy fácil de desarrollar, y copiamos algo que viene desde Europa ya que todos los clubes están poniendo lo que se llama un oficial de higiene: controla todo este tipo de cosas, además de conocer qué alumnos tiene cada profesor y llevar a cabo la trazabilidad epidemiológica".

En ese caso los entrenamientos serán cada 72 horas y entre cada trabajo se analizará que el protagonista no haya tenido ningún síntoma relacionado al Covid 19. "En esa primera etapa serán todos trabajos físicos", dejó en claro el médico.

Luego, Sebastián Lombardo habló de la segunda fase. "Jugar al fútbol en el entrenamiento va a ser algo complejo", explicó en relación al alcance de dicha instancia y añadió que "en ese caso son 22 personas juntas, con lo cual es un mapa mucho más grande ya que si alguno presenta síntomas hay que aislar a los otros 21".

Esa instancia, por lo que se analiza, será luego de un buen período de trabajo en forma individual. "Hoy ningún equipo de Primera División -en referencia a la Liga Profesional- está jugando al fútbol en los entrenamientos, ya que aún aparecen casos y por eso hay otro tipo de ejercitación".

Más allá del protocolo, los jugadores ya llevan más de cinco meses sin ningún tipo de contacto con la pelota. Por eso, Lombardo dejó en claro que "no se puede volver a tener una competencia hasta tanto no pase un mes y medio de entrenamientos. Eso está claro en todos los clubes".

"Los primeros que tendrían que volver son los alumnos entre 10 y 15 años, son chicos que necesitan hacer actividad física, y ahí se puede ver cómo resulta la primera experiencia", explicó el médico y sobre la Primera División analizó que "los jugadores tienen su trabajo".

En concreto, luego de lo ocurrido en la reunión donde Lombardo tuvo contacto con los presidentes de los clubes, el médico sostuvo que "la duda más grande que tienen es qué le puede pasar al club si aparece un caso positivo. El tema es que los riesgos de volver a entrenar son claros, ya que uno se puede contagiar, pero no es culpa de nadie ya que es algo que está en la sociedad".

Las competencias

El protocolo habla de distintas etapas, aunque lo primero siempre es volver a las prácticas. Ya que la competencia parece lejana teniendo en cuenta diversas cuestiones como el aspecto sanitario y el momento económico que atraviesan los clubes.

"El fútbol es un deporte de contacto y en algún momento se va a dar entre uno y otro. Por eso es muy complejo volver a jugar", analizó Lombardo y entregó más detalles: "Hoy un test rápido sale 2500 pesos; es un número y no sé si muchas categorías lo pueden hacer. Es un tema a tener en cuenta cuando se habla de volver a jugar al fútbol en el país. Los protocolos son muy lindos, pero yo no sé si un club puede bancar 40 hisopados".

Y, sumado a eso, para jugar hay que viajar: "La única forma es hacer como la Champions o la NBA: que jueguen todos en el mismo lugar, lo cual es muy complejo", remarcó. También Sebastián Lombardo opinó que "la única categoría que puede volver por un tema económico es la Primera División".

Sobre lo más cercano, en cuanto a categorías nacionales, indicó que "hoy el Torneo Federal es imposible jugarlo. Hay que ser realistas en esto y para mí las competencias no van a volver hasta noviembre o diciembre".

"Y el fútbol local no puede volver hasta que el país no esté en otro momento de la pandemia. Hoy Olavarría está en un momento duro en ese sentido, mientras que Tandil pensaba volver a jugar pero tuvo que retroceder", sostuvo Sebastián.

Por último, Lombardo valoró que todos los clubes "están en la misma línea y trazaron un plan de trabajo", y eso tendrá sus etapas ya que "hay que cuidar el físico de los chicos, estar 160 días parados no es poco". De este modo se trabaja para volver, pero está claro que aún no hay fechas y todo dependerá de las autorizaciones correspondientes.

Ante este panorama, hoy simplemente es el turno de "hacer ejercicios físicos; salir a caminar y despejarse. Hay que entender que lo que viene es complejo. La apertura será regulada, por eso el protocolo se basa en esas tres fases: volver a entrenar, hacer fútbol en ese espacio de trabajo y luego la competencia", cerró Sebastián Lombardo.