Jueves, 29 de Octubre de 2020

28.09 | Local Fútbol local

"Volvimos a las canchas y es una sensación de felicidad tremenda"

Dardo Seibel explicó cómo se entrenan los planteles de Estudiantes.

Estudiantes y Embajadores fueron los primeros clubes de la ciudad en abrir nuevamente sus puertas para los entrenamientos de fútbol, situación que se llevó a cabo desde el inicio de la semana pasada a través de la resolución que dio a conocer la Municipalidad.

Se trata, exclusivamente, de tareas físicas y al aire libre. En el caso de Estudiantes, el Bataraz diagramó sus trabajos en el predio que tiene sobre la calle Chacabuco (ex pista de atletismo). Allí se entrenan los diversos planteles, quienes tuvieron contacto directo con los entrenadores luego de 6 meses de aislamiento.

El club eligió y diagramó tres estímulos por semana para las divisionales mayores (de primera a séptima), al igual que para los representantes de las divisionales menores. Los del primer caso lo hacen lunes, miércoles y viernes; mientras que los más chicos trabajan martes, jueves y sábados.

Está claro que fue una buena noticia y que muchos finalmente concretaron lo que tanto esperaron: volver a encontrarse y estar en contacto con el espacio de juego, aunque sea para una actividad física simplemente. Dardo Seibel, coordinador del área de fútbol en el club, en una nota publicada en Noticias destacó que "comenzamos, volvimos a las canchas y es una sensación de felicidad tremenda".

En ese marco, el entrenador sostuvo que ese sentimiento "no es solamente nuestro, también de todos los jugadores, ya que todos estábamos esperando este momento". Se podría haber dado antes, pero se dio, y eso es lo importante".

"No es sencillo. Diagramar, diseñar y organizar en tiempos de pandemia no es tan fácil. Se hace complejo porque esto requiere de turnos, de grupos, además de protocolos y cuidados. Entonces hubo que sentarse y en primera instancia saber cuáles de los deportistas tenían la idea de participar, nada es obligatorio", destacó Seibel en cuanto a la organización.

Entonces, con todo listo, el coordinador indicó que "desde allí armamos los turnos y en cada uno concurren 10 jugadores. Las canchas se armaron en función de eso; los entrenamientos son individuales por el protocolo sanitario. Los vemos con muchas ganas", detalló el entrenador del Albinegro.

En otro sentido, teniendo en cuenta el aislamiento de 6 meses, Dardo Seibel habló de la situación que atraviesan futbolistas de la entidad. "El daño fue muy grande. Uno cree que solamente es una pandemia en la cual estamos aislados y que en algún momento vamos a volver a la escuela y a la cancha. Pero en el mientras tanto a muchos pibes les pegó duro. Tuvimos que hacer algunas entrevistas con la psicóloga y ver cuál era el orden o el desorden que había en el medio como para tratar de aliviar un poco la situación de los jóvenes", cerró.

Vale señalar que las actividades oficiales de fútbol en la ciudad, reguladas por la LFO, fueron canceladas la semana pasada. Es decir, no habrá ningún tipo de partidos al menos hasta el año próximo. Lo próximo será una reunión en diciembre para establecer los pasos a seguir.

Sin embargo, para los clubes y sus protagonistas la apertura para las tareas físicas significa un paso adelante. Es por ello que se vieron muchas actividades en marcha en los últimos días. Por el momento en muchos casos sin contacto con los elementos propios de cada deporte, pero al menos dejaron de lado la virtualidad y lograron encontrarse cada uno con un grupo reducido.