Jueves, 3 de Diciembre de 2020

07.10 En Mariano Moreno

El bádminton tiene su espacio

La disciplina busca su crecimiento y actualmente cuenta con la participación de jóvenes menores de 17 años. La actividad volvió a funcionar en la ciudad luego de la suspensión por la pandemia. Federico Pita está a cargo de las clases que se dictan en Mariano Moreno, que son tres veces por semana.

Damián Dumerauf

[email protected]

El 2020 empezó con las clases habituales, pero la pandemia frenó el impuso de la disciplina que busca su crecimiento en Olavarría. Sin embargo, la semana pasada se retomaron las prácticas que se desarrollan en la Sociedad de Fomento Mariano Moreno.

Las clases están a cargo del profesor Federico Pita, tres veces por semana, y lógicamente se cumplen los protocolos establecidos para el desarrollo de los deportes. En este caso es una disciplina olímpica, no popular, pero que en la ciudad está abierta para todos los que desean ser parte, aunque sea con la idea de probar para saber de qué se trata.

En primera instancia, Federico Pita contó que "lo que estamos haciendo en la actualidad son todos ejercicios individuales, cada chico tiene su raqueta designada con sus plumas de colores, que son blancas o amarillas", con lo cual se trata de costumbres en medio de la pandemia.

Los trabajos consisten en ejercicios donde ellos dominan sus plumas, o bien las mismas son lanzadas por mí y ellos solamente hacen la recepción sin tocar la pluma. Cada jugador tiene su lado de cancha y la idea es que que no vayan rotando con todos los compañeros", agregó el profesor a cargo de las clases.

En cuanto a la actualidad de la disciplina, Pita señaló que "tenemos ocho chicos anotados, de los cuales vienen aproximadamente cinco por clase. De esta manera, tenemos un espacio ideal porque cada jugador permanece en su box a lo largo de toda la tarde", indicó el profesor que está a cargo de las tareas tres veces por semana: martes, jueves y viernes en el horario de 14 a 16.

Lógicamente la situación está planteada de esa manera por el protocolo vigente. Lo concreto es que la actividad volvió en los últimos días de septiembre, luego de muchos meses sin acción. Antes de la suspensión por la pandemia, el panorama era diferente en cuanto al trabajo, pero también por la cantidad de participantes.

"Hicimos pocas clases en el inicio del año, ya que fueron dos semanas y después tuvimos que frenar por la pandemia. En ese momento teníamos más chicos, ya que había entre 12 y 14 en la lista. De esos volvieron ocho", detalló el profesor.

Además de los entrenamientos, estaban planificados diversos torneos que lógicamente fueron cancelados por la situación sanitaria: "El año estaba armado para tener varias competencias en lugares como Tandil, Rauch, Benito Juárez y Olavarría. Ya teníamos todo el circuito, pero no pudimos hacer nada. Solamente tuvimos dos semanas de clase", remarcó.

En cuanto al deporte en sí, la actividad ya tienen años de desarrollo en la ciudad. "Este es el tercer año que estamos; en muchos casos logramos captar a chicos de Fátima, ya que teníamos el mismo horario: nosotros de entrenamientos y ellos de educación física".

"Lo que más cuesta es que el chico venga a las clases, ya que una vez que llegan se enganchan. Hicimos difusión en las escuelas, y a través de las redes, pero no alcanza", reconoció Pita y agregó: "Generalmente los chicos que vienen practican algún deporte de paleta o raqueta; ya sea pádel, tenis o tenis de mesa".

Si bien en la ciudad se conoce poco, incluso muchos no saben que se dictan clases, se trata de una disciplina olímpica. "Alcanzó esa línea desde 1996 y es un deporte que se practica en todo el mundo, aunque no es tan conocido en la Argentina. Crece día tras días, aunque el mayor avance se dio en los últimos cinco años".

"Los materiales son todos importados y son muy caros, por eso también cuesta el desarrollo, aunque de a poco se va dando en el país. Acá algunos chicos tienen su raqueta, pero otros no, aunque desde el Municipio contamos con esos materiales. De ese modo insistimos en que los interesados pueden venir sin nada, solamente tienen que tener las ganas ya que acá le damos su raqueta y su pluma para que pueda jugar".

En el ámbito personal, Federico Pita indicó cómo nació todo en la ciudad. "En Tandil tenemos a un referente de bádminton a nivel nacional, Gastón Harkes. El vino a dar un seminario; yo estaba estudiando en el Instituto de educación física y vine. Ahí me enganché, me gustó el deporte, lo conocí y empecé a tener contacto. El -por Gastón- me capacitó y ya el año pasado tuve la cancha de ir al Cenard para realizar más capacitaciones, como también hago en la actualidad. Así fue como me empecé a meter en el deporte", recordó.

Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer para instalar dicha actividad en la ciudad: "A veces nos pasa que la gente pasa por la calle y se quedan mirando como diciendo 'qué es ese deporte'; no saben ni cómo se llama", anunció Pita.

En sí entonces, la actividad ya está nuevamente en marcha hoy con un grupo de ocho jugadores. "Este año no se anotaron mujeres, aunque el año pasado sí teníamos. Por eso se hicieron equipos femeninos o bien mixtos en los torneos". Y, por último, Federico Pita dejó en claro que la actividad es "para cualquier edad, aunque en la actualidad tenemos a todos Sub 17".