Jueves, 3 de Diciembre de 2020

22.10 Lucas Díaz Aspiroz

"La idea es igualar o mejorar la marca"

El atleta, ya clasificado para Tokio, frenó su trabajo por un dolor en la espalda que complicó su rutina. Igualmente, aún tiene un largo camino por delante.

Lucas Díaz Aspiroz regresó al agua en agosto, luego de meses de espera. Así, con trabajos que lleva adelante en Estudiantes, ya está enfocado en su segunda participación en los Juegos Paralímpicos que serán el año próximo en Tokio.

El trabajo fue en aumento, aunque un dolor frenó sus entrenamientos hasta tanto no conozca cuál es el grado de la lesión. Igualmente, el atleta está enfocado en llegar de la mejor forma a la competencia. Y tiene un deseo importante, de cara al evento que se realizará entre el martes 24 de agosto y el domingo 5 de septiembre del próximo año.

El atleta en primera instancia describió que "los entrenamientos los estamos realizando de manera diaria, de lunes a sábado, ya hace dos meses. Tuvimos un parate de más de cuatro meses, hasta que salió el decreto nacional el cual nos permite trabajar a todos los clasificados para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos".

"A partir de ahí comenzamos con los trabajos en el agua, mientras que en lo que es el gimnasio se complicó un poco más por el tema de las fases que tuvimos en Olavarría. Así, el trabajo en ese sentido se demoró un poco más y no estamos al 100 por ciento", analizó en cuanto a su labor.

Entonces, después de un tiempo de espera, Díaz Aspiroz busca la mejor forma física: "Falta un año para la competencia, más que nada cuando volvimos la idea fue recuperar las sensaciones en el bote. Yo siento mucho cuando dejo de remar, y más en este caso porque fueron más de cuatro meses, por el tema de la estabilidad en el bote".

"En canotaje es mucho de la zona media, y es la zona que yo casi no tengo, con lo cual cuesta muchísimo a la hora de regresar teniendo en cuenta que esos músculos estuvieron mucho tiempo parados", remarcó el atleta local y agregó: "Ahora ya me estoy sintiendo mejor".

Igualmente, más allá de esos avances, una lesión complica su presente. "Hace unos días lamentablemente no estoy pudieron remar por un dolor muy grande en la cintura; tengo que hacerme unos estudios para saber bien qué es lo que tengo".

"Estoy esperando el turno para la resonancia, y desde allí el traumatólogo verá bien qué es lo que tengo. Ahí hay que atacar de lleno a la molestia, porque la verdad es que me limita mucho el tema del dolor. Tanto para remar, como para distintos tipos de ejercicios y demás", graficó.

De esta manera, en conjunto, se tomó la decisión de no trabajar en el agua hasta no contar con el diagnóstico. "Preferimos con mi entrenador nacional y con el entrenador de Estudiantes parar hasta tener los resultados de los estudios, que si Dios quiere será en estos días".

Esta situación generó un contratiempo en su planificación. "Yo siempre digo que el deporte de alto rendimiento no es sinónimo de buena salud; hay que dejar todo en la cancha. Y es así, porque es lo que uno ama y lo que quiere, pero después existen inconvenientes, como este de salud".

De este modo, Lucas Díaz Aspiroz frenó su rutina por este problema físico aunque sabe que "es importante no perder continuidad; en las últimas semanas se entrenó poco y no se hicieron trabajos específicos. Se rema en largo, tranquilo, y no por mucho tiempo. Más que nada es para no perder en lo que pudimos avanzar".

Tokio 2021

Lucas Díaz Aspiroz viajará a Tokio para otra experiencia inolvidable. "Ya sé que voy a estar presente y lo voy a hacer por el país, pero también a la ciudad. Ya lo dije para Río, que lo tenía que disfrutar, aunque lo hice después de la competencia ya que la misma adrenalina te hace estar muy concentrado y no podes disfrutar todo lo que estás viviendo".

Entonces, Díaz Aspiroz dejó en claro que "uno de los objetivos es poder disfrutar estos segundos Juegos. Se trata de un acontecimiento histórico para cualquier atleta". Además, en cuanto a lo deportivo, describió que "el primer objetivo era clasificar. Eso ya se logró, por lo que mi idea es poder igualar o mejorar la marca de lo que se hizo en Río", ya que el representante local quedó sexto y recibió un diploma paralímpico.

Y, además, remarcó que "como aspiración me gustaría llegar a una medalla; todos los que contamos con la posibilidad de estar en un evento así tenemos la idea de conseguir una", repasó Lucas Díaz Aspiroz quien hoy no tiene un parámetro real de su momento.

Es que lógicamente aún queda tiempo de trabajo por delante, pero debido a la pandemia, no se observar posibles eventos en el medio para semejante evento. "Eso complica porque no sabés bien cómo estás parado o no podés analizar en la posición que estás con respecto a los rivales".

"El proceso se hace largo, porque si no hay ningún evento tengo que pensar de acá a un año para volver a competir", dejó en claro y recordó que "el año pasado a esta altura estábamos en descanso luego del Mundial, pero ya pensando en la pretemporada".

Sin embargo, el 2020 es particular. "No hay objetivos claros, más allá de los Juegos. Es un camino lento y largo, con lo cual hay que manejar la ansiedad", explicó el atleta que por ahora optó por "pensar en el día a día y disfrutar de los entrenamiento", cerró Lucas Díaz Aspiroz quien valoró el trabajo de todos los que están cerca.