Jueves, 3 de Diciembre de 2020

26.10 Entrenará en Córdoba

Daiana Moura viajó detrás de un sueño

La deportista olavarriense se instaló en Córdoba para trabajar en forma presencial con su entrenadora. Avanza en su rutina luego de meses de parate, mientras aguarda para saber cuándo serán las fechas para ir por la clasificación.

Damián Dumerauf

[email protected]

Daiana Moura no tiene su boleto a los Juegos Paralímpicos de Tokio, pero sí persigue el objetivo de llegar a la cita que será el próximo año. Por eso tomó una decisión importante: viajó a Córdoba para trabajar en forma presencial con su entrenadora, Constanza Quellet, y por eso se alejó de su familia y su trabajo.

Lógicamente no se trata de un año sencillo, debido a la pandemia. Por eso la deportista estuvo muchos meses sin contacto con el agua. Allí realizó los trabajos en su casa, y a la distancia como era una costumbre para el equipo, aunque cuando recibió la habilitación del gobierno nacional no lo dudó: se fue a Córdoba para dedicarse plenamente a su objetivo deportivo.

Es un avance, también una decisión de vida, para cumplir un sueño. Ese es el objetivo de la nadadora, profundizado luego de su participación en los Juegos Parapanamericanos de Lima que tuvieron lugar el año pasado.

Hoy, entonces, Daiana Moura se entrena cinco veces por semana. Lo hace en el agua, pero también tiene actividades fuera que las hacen online. Y por el momento no puede ir al gimnasio debido a la situación sanitaria de Córdoba.

"Nos llevó un poco de tiempo la gestión de los permisos, pero finalmente el 28 de agosto me pude venir a Córdoba y después de la cuarentena, los 14 días que corresponden, empecé a entrenar el 11 de septiembre", detalló Daiana Moura en primera instancia.

Y en este período ya notó cambios en la preparación porque "al estar en Córdoba cambiaron muchísimo mis condiciones deportivas porque estoy entrenando cinco veces a la semana, con Constanza (Quellet) de manera presencial. Entonces, eso me motivó a hacer este cambio y en un momento en el cual no sabés cuándo podés ver nuevamente a tu familia ya que no se puede viajar".

"Pasaron fechas, como el Día de la Madre, en los cuales no pudimos estar juntos, pero yo tomé esta decisión para que mi carrera deportiva evolucione. Creo que es la primera vez que tengo óptimas condiciones de entrenamiento... dentro de lo que se puede", contó ya que durante mucho tiempo la entrenadora siguió los trabajos de la deportista a la distancia, a través de un teléfono.

Además, hoy Daiana Moura se dedica ciento por ciento a su actividad deportiva. "En este momento sí", explicó la nadadora y narró cuáles son los cambios: "En un principio siempre hay un período de adaptación, porque al estar tanto tiempo parado uno no puede arriesgarse a lesiones. Pero, a pesar del tiempo que estuvimos parados, yo de a poco voy mejorando".

Y dio un ejemplo: "Ya estoy prácticamente en el volumen de metros que hacía antes de la pandemia. Yo estaba entre 3500 y 4000 metros, y en este momento estoy en los 3500. Además, como no hay un calendario de competencias que nos presione, mi entrenadora me puede corregir personalmente todos los errores técnicos que no se podían antes y eso hizo que mejore de a poco mi nado".

En ese contexto, Daiana Moura comparó las situaciones. "Si llegamos a Lima en las condiciones que pudimos, ahora no sé qué va a pasar con la clasificación a Tokio pero creo que va a ir todo para mejor", remarcó la deportista que actualmente desarrolla su tarea en la pileta del Club Universitario de Córdoba.

Debido a la situación, solamente los atletas de alto rendimiento se puede entrenar. "Hay turnos reducidos, se toma la temperatura y hay que pasar por la ducha sanitizante. Además, se debe llenar una declaración jurada todos los días".

De ese modo, hoy el objetivo es entrenar ya que en cuento a las competencias "todavía no nos mandaron ningún cronograma oficial, por el momento no hay nada. En algún momento se tienen que hacer; había dos o tres eventos en este tiempo, tanto acá como en Europa, pero se suspendieron".

En cuanto a la forma de lograr la clasificación, Moura explicó que "es similar a Lima. Vos tenés que cumplir con las marcas mínimas que te exigen y yo en la que más cerca estoy es en 100 metros -estaba a 7 segundos de lo exigido-. Y si conseguís ese requisito, los entrenadores de la selección eligen a los convocados".

"Si yo pudiera meter la marca, por más que no me llamen, la verdad es que estaría más que satisfecha teniendo en cuenta las condiciones en las cuales trabajamos hasta ahora". Y para estar en Tokio "no depende totalmente de uno", debido a que la elección final es del cuerpo técnico nacional.

Entonces, Moura dejó en claro que "por lo pronto la idea es mejorar en cuestiones técnicas en las que veníamos complicadas" y narró que "por el momento no tiramos pruebas porque tuvimos el período de adaptación, además de aumentar los metros y sostener la técnica que es lo que me va a ayudar a mejorar en el momento de velocidad".