Jueves, 25 de Febrero de 2021

13.02 | Local Femenino

Claudio Pinedo no se guardó nada

Es el precursor de la actividad y muchos, atraídos por la pasión futbolera, se sumaron al proyecto.

Especial Capitana de Oro

Claudio Pinedo, técnico nacional de fútbol, es sin lugar a dudas el mayor referente del fútbol femenino de Olavarría. A fuerza de trabajo, perseverancia, humildad, responsabilidad, se ha ido ganando el respeto del mundo del fútbol en general, y del femenino en particular. En diálogo exclusivo con Capitana de Oro, cuenta cómo fue el comienzo de esta disciplina deportiva, hace aproximadamente 25 años atrás y que hoy cuenta con cientos de mujeres fichadas como futbolistas en la Liga de Fútbol de Olavarría.

No se calló nada. Habló del fútbol amateur, del profesionalismo, de las instituciones, del futuro del fútbol femenino de Olavarría, entre otros muchos temas.

- ¿Cuándo arrancaste con el fútbol femenino en la ciudad, brindándole un lugar en este deporte a la mujer?

- Con el fútbol femenino empecé hace tantos años que ya me cuesta precisar. Pero hace más de veinte estoy seguro. Y hace más de veinte era un loquito. Porque que las chicas jueguen al fútbol hace 24 años o quizás más, era impensado.

Comencé en la escuelita de fútbol del sindicato de Luz y Fuerza. Después, como a partir del año 93, arrancaron los Bonaerenses. Creo que ya en el año 94 o 95 arrancó el fútbol femenino y en el año 96 se nos ocurre presentarnos con equipos en distintas categorías de fútbol femenino y ahí empiezo a competir, por decirlo de alguna manera.

- Hay un acontecimiento deportivo mundial, que despertó en Claudio el interés por comenzar a trabajar con seriedad con el fútbol femenino, apuntando al profesionalismo.

- Y creo que la inquietud más grande que tuve sobre el fútbol femenino fue que un día miro por casualidad encuentro la final del campeonato mundial de fútbol femenino. Estaba jugando Estados Unidos vs. Suecia. Y entonces me llamó la atención y me quedé a verlo. Y me pareció fantástico cómo trabajaban los espacios en la cancha, cómo atacaban por afuera, cómo hacían grandes recorridos con la pelota dominada, cómo echaban centros a la carrera, con precisión.

Entonces me da curiosidad por saber cómo habremos salido en el mundial éste. Entonces averiguo y ni siquiera habíamos participado. Empiezo a investigar más de por qué no fuimos y no estuvimos ni cerca de clasificar en el sudamericano. Entonces me di cuenta que estábamos bajísimo. Y me digo... ¿Por qué estaremos bajo? Acá somos futboleros, pero es una pasión de la sociedad, no de la cultura, no cultural. Cultural es que jueguen los varones. Pero la pasión ha hecho que se juegue el fútbol en todos los rincones del país. En cada rincón hay una cancha de fútbol. Capaz que no hay una salita sanitaria en algunos lados, pero hay una cancha de fútbol, improvisada, amateur, como vos quieras. Pero hay una cancha de fútbol. Yo digo, tan futboleros somos, transpiramos, vivimos fútbol y... ¿que las chicas no jueguen al fútbol? Y entonces ahí me despierta el interés profesional.

- ¿De qué manera afectó la pandemia al fútbol femenino?

- La pandemia nos afectó a todos. Afecta cuando hay una actividad que va lenta, tranquila y distendida, la va a afectar igual. Pero cuando hay una actividad que va en auge, va en alza, va levantando, la afecta mucho más. Yo creo que al fútbol femenino lo afectó en este sentido, mucho más que a cualquiera".

La llegada a la LFO

El Torneo de Fútbol Femenino en la Liga comienza a afianzarse. ¿En esa comisión ya estabas como presidente de la misma?

- En ese momento todos eran vocales. Yo oficiaba a veces de coordinador porque era la persona que había hablado en la Liga, convenciéndolos para que dejen entrar al fútbol femenino. Había convocado a los demás, me había movido un poco para crear el fútbol femenino adentro de la liga. Al siguiente año hacemos una votación para crear la Comisión. Y ahí sí me votan como presidente, al vice, que es Eduardo Leonardo, el secretario Darío Reyes, tesorero Ezequiel Green y después todos los demás vocales. Venía un equipo de General Lamadrid, Barracas.

El primer año jugábamos domingo por medio. Y era fútbol reducido. En el 2016 seguimos con fútbol reducido, pero agregamos más jugadoras y alargamos la cancha. Y si bien en el 2015 ya empezamos algunos con el sub 15, en el 2016 aparecen más equipos y hacemos el torneo oficial de esa categoría con siete jugadoras. Se jugaba paralelo a los partidos de primera. Y en el 2018, ya jugamos fútbol 11.

Al final de este año se nos ocurre la idea de pensar variantes, distintas posibilidades para mejorarla y se nos ocurre hacer A y B. ¿Cómo hacerlo? A finales del 2017, el último torneo, de acuerdo a cómo clasifiquen los equipos, los primeros siete van al A y los últimos seis forman la B. En el 2018 arrancamos con las dos categorías en el fútbol de primera.

Y después se nos ocurre, en reunión de comisión, otra muy buena idea. Ya conformadas las dos categorías, es necesario que haya un ascenso y un descenso. Y así decidimos que quien gane todo en el año en la B asciende y el que menos puntos hace desciende, directamente.

Pero le agregamos otra cosa. Si los dos últimos del A (anteúltimo y antepenúltimo) y los dos equipos que salgan segundo y tercero del B juegan una promoción, podemos tener otro ascenso y otro descenso, o no. Puede que los equipos conserven la categoría. Hasta el último día del año va a estar esa posibilidad. Le dimos otro condimento al torneo y nos salió fenomenal.

Cambiar para crecer

- Sos quien más conoce a las chicas que juegan. ¿Has visto a jugadoras con condiciones, hay potencial, va a seguir creciendo el fútbol? ¿Crees que hay chicas que puedan llegar al fútbol semiprofesional aún, de la AFA?

- He visto a muchas jugadoras con mucho potencial y que tranquilamente jugarían en cualquier equipo de la Primera A de la AFA. Está en ellas, está en el entrenador que tienen, está en cómo las preparan, cómo las orientan. Yo tuve a cargo la selección de Olavarría. Y a muchas jugadoras que seleccioné, las seleccioné por algo. También vi a muchas jugadoras a las que tuve que explicarles cosas básicas. Cosas que les explico a las del Sub 15. Inclusive algunas del Sub 15 ya lo tienen incorporado. Cosas básicas del fútbol. Ahí me di cuenta que estamos desaprovechando a muchas chicas.

El día que los clubes de Olavarría quieran hacer fútbol femenino, ahí vamos a cambiar. Estamos desde el 2015 y un solo club, apostó al fútbol femenino. Que fue a buscar a un técnico, a un preparador físico y les dijo que iban a estar a cargo del fútbol femenino del club. Y les paga un sueldo. Eso es querer hacer fútbol. (En referencia a Ferro Carril Sud). Y me corrijo, hay un club más que el año pasado a partir de una escuelita, incursionó con Sub 15 en el Torneo de la Liga. Me refiero a Club Atlético Estudiantes, que tiene a su profesora, su preparadora física. Ahí también veo la intención del club, de hacer fútbol femenino. El resto no.

Hoy hay un punto de partida clave, y es que cientos de mujeres esperan con ansias ese fin de semana para entrar a un campo de juego, a vivir plenamente cada momento que les brinda este maravilloso deporte.