Viernes, 17 de Septiembre de 2021

01.08 Tokio 2020

Vernice cumple su sueño olímpico

Agustín Vernice, clasificado desde 2019, debutará este domingo en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se presentará por la noche de la Argentina, ya en la mañana de Japón. Se cumple un sueño de años, tras mucho sacrificio para el palista formado en Estudiantes.

Agustín Vernice tiene su momento. Luego de mucho tiempo de espera (incluso demorado por la pandemia), el palista olavarriense hará su debut absoluto en los Juegos Olímpicos. Entonces, su labor en Tokio 2020 será inolvidable más allá de lo que ocurra en cuanto a resultados en la exigente prueba de K1 1000 metros.

Está claro que Vernice se preparó para dar lo máximo, para cumplir bien su sueño, y representar de la mejor manera posible a la ciudad (nombró a Olavarría cada vez que pudo en entrevista a medios que cubren la acción en Tokio) y al país.

La espera, tal vez, se demoró más de la cuenta. Recordó días atrás que miró Río 2016 con algo de nostalgia por no estar ahí, pero se le cumplió cinco años después. Era el año pasado, pero la pandemia no lo quiso así.

Vernice ya tenía su lugar, por el boleto logrado en el Mundial de 2019 donde terminó en la novena colocación. Entonces, allá por marzo de 2020, el olavarriense contaba con la tranquilidad de su plaza confirmada, no como muchos otros atletas, pero tuvo que usar el ingenio para mantenerse en actividad.

Fue por eso que trabajó con distintos elementos en su casa, rodeado de su familia, hasta que a mediados de junio (tres meses después de decretado el aislamiento obligatorio), el palista pudo retomar los entrenamientos con una habilitación especial por ser atleta olímpico.

Así que se movió en Estudiantes, en el arroyó Tapalqué. Un mes después logró viajar a Tucumán (un sitio más clásico para su preparación), pero un resultado positivo para Covid 19 lo paró unos días.

Nada fue sencillo, y lo esperado por Vernice en un año ya muy difícil por el contexto. Entonces, cuando superó la enfermedad sin mayores problemas, se dividió entre Tigre y Olavarría, hasta fin de año, momento en el cual tuvo dos concentraciones en el norte.

Esa vez sí logró trabajar con normalidad en Tucumán. Más tarde otra vez Tigre-Olavarría, como puntos de referencia, hasta que a fines de abril de este año dejó el país para no volver hasta después de los Juegos Olímpicos.

Todo ello sin competencias, por lo que casi dos años después pudo tomar el kayak y ser de la partida en la Copa del Mundial (no es lo mismo que el Mundial). El 15 de mayo describió que "volví a competir de manera internacional. Feliz de eso aunque disgustado de no haber estado en buen nivel, debido a una molestia física".

Y dejó en claro: "Tenemos mucho trabajo por hacer para estar como queremos en Tokio 2020". Y así fue, porque Vernice se dividió entre República Checa y Portugal, en mayor medida, para seguir con sus trabajos. Hasta que llegó a Japón, ya para cuestiones más finas, y en el cierre de la semana se instaló en la Villa Olímpica, para disfrutar desde adentro de un evento único, en compañía de Brenda Rojas y Rubén Rézola (los otros dos argentinos que compiten en canotaje).

Ya a poco de llegar a Japón reconoció que "es un orgullo para mí, un objetivo cumplido, pero tengo que seguir trabajando y entrenando y competir de la mejor forma; por eso trato de mantener un poco a raya las emociones de los Juegos para poder estar enfocado en la competencia".

Y ayer, en una nota donde se presentó con sus compañeros para la señal TyC Sports, en la madrugada de la Argentina sostuvo que "espero que a partir de eso muchos chicos se sumen al deporte, a este o a otro, porque transmite valores que son muy importantes para la sociedad. Ojalá que estos Juegos Olímpicos sirvan para que más personas estén en algo tan bueno como el deporte".

Además, en lo personal, remarcó que "para nosotros es algo muy bueno; yo crecí viendo videos de Javier Correa en los Juegos Olímpicos y eso me motivó a estar hoy acá. Ojalá que nosotros seamos de alguna manera lo que fue Javier Correa para mí. Y que esto continúe", valoró Vernice.

En el final de esa entrevista saludó especialmente a su mamá (explicó que había estado en contacto, incluso siendo la madrugada en la Argentina) pero también destacó a los que "estuvieron ahí, en forma desinteresada, y aportando lo suyo para que nosotros estemos acá disfrutando y a punto de competir".

En escena

Agustín Vernice será el segundo olavarriense en presentarse en Tokio, ya que primero lo hizo Pedro De la Vega en fútbol. Los dos se pudieron juntar en la semana, y se sacaron una foto para la historia del deporte de la ciudad.

Pero esta noche Vernice tendrá lo que fue a buscar a Tokio: su competencia. Será hoy para la Argentina, ya lunes por la mañana en Tokio, luego de todo ese trabajo realizado porque hubo mucho en el ciclo olímpico, que dura cuatro años y en este caso fueron cinco.

Será en la prueba de K1 1000 metros. Habrá un total de cinco series en dicha prueba, para buscar las clasificaciones. La acción comenzará a las 22.21, para la primera, y se anunció que Agustín Vernice estará en la segunda manga: será a las 22.29 para el campeón mundial Sub 23 y doble medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Lima.

En dicha prueba también se presentarán Alí Agahmirzaeijenaghrad (Irán), Etienne Hubert (Francia), Balint Kopasz (Hungría), Samuele Burgo (Italia) y Roman Anoshkin (Comité Olímpico de Rusia).