Domingo, 28 de Noviembre de 2021

23.08 | Local Futbol local

"Lo esperé un montón de tiempo"

Alejo Di Carlo, delantero y capitán de Embajadores, el campeón del torneo de Primera División.

Di Carlo es sinónimo de Embajadores. Lo formó Fernando, su papá, en enero de 2006. Alejo, hoy con 27, es uno de los referentes del plantel e hizo gran parte de su carrera en el club. Hoy pasa mucho tiempo en la entidad, entonces el título en Primera División con la camiseta del CEO es especial.

El delantero levantó la Copa -que fue entregada por el presidente de la Liga de Fútbol, Javier Frías- luego de un partido en el cual fue protagonista ya que marcó dos de los cuatro goles en la victoria frente a Sierra Chica que le dio el título al CEO en el estadio "Clemente Di Carlo".

En medio de los festejos, en el estadio, Alejo Di Carlo señaló que "es un día soñado, que lo esperé un montón de tiempo. Sabía que algún día iba a llegar y se me dio a los 27. Es un título merecido para todos los chicos, para toda la gente que trabaja en el club. Hay muchos que están atrás de todo esto, pero más que nada lo merecía este grupo de jugadores".

"A lo largo de todo el torneo hemos jugado de una manera, y tuvimos profesionalismo para entrenar dentro del amateurismo que es el fútbol olavarriense. Eso es para destacar y estoy orgulloso del cuerpo técnico, de mis compañeros y de todos los que nos acompañan", valoró el delantero del CEO.

También se refirió al torneo: "Es casi perfecto. Me acuerdo que en el primer partido me fui con una bronca tremenda... el fútbol también tiene esas cosas. Hay un montón de momentos en los que estás triste, y por ahí son pocas las alegrías que tenemos. Eso se los dije a los chicos en la previa".

Allí, entonces, recordó lo vivido con Ferro cuando fue expulsado en el inicio del juego: "Me fui muy caliente, empatamos y entonces parecía difícil un inicio así teniendo en cuenta que soñábamos pelear el torneo. Por suerte nos recuperamos, empezamos a ganar y no paramos más. Además, lo pudimos coronar con esta alegría que es para disfrutar".

Y lo festejaron como se merecían: "Fue todo perfecto. Lo pudimos definir de local y no tuvimos que esperar por otros resultados de otra cancha. No importaba lo que pasaba con Estudiantes-El Fortín, porque nosotros teníamos que ganar. Lo hicimos, aunque sufrimos un poco, más de la cuenta, porque parecía que en el primero lo teníamos liquidado y en el segundo nos complicamos casi solos. Pero por suerte lo pudimos ganar", explicó el delantero.

También describió lo que siente en el club: "Si voy a otro lado no voy a ser tan feliz como soy acá. Me fui a La Pampa, también estuve en Ferro, pero no sentí lo mismo que cuando juego acá. El confort que siento acá no lo siento en otro lado, y a muchos compañeros les pasa lo mismo ya que tienen un sentido de pertenencia con este club. Casi todos los chicos son de inferiores, salvo algunas excepciones. Yo estoy en el club casi todo el día, porque también trabajo acá. Vengo a las 14 y me voy a las 23, o un poco más. Es mi casa", narró Di Carlo.

En el final, habló de la chance de jugar el Torneo Regional Amateur. "Salimos campeones del torneo y por eso tenemos la plaza, la otra vez fue por haber sido los ganadores del playoffs. Es diferente, y ya vamos a tener tiempo para pensar en eso. Ahora tenemos que disfrutar este torneo, que es el primero en la historia del club".

Y cerró con la labor de la familia. "Algún Di Carlo iba a haber. Está mi tío relatando el partido, mi viejo metido por ahí y mi abuelo que lo está mirando desde arriba", cerró el futbolista del CEO quien anticipó: "Tenemos que poner la estrellita arriba del escudo".


index.html