Miércoles, 23 de Agosto de 2017
87125

09.01 | Pista y Campo Pasó 2016 y llegó 2017

Otro año, y Olavarría sigue sin pista

Pese a que figuraba como uno de los puntos centrales en la campaña de los candidatos en las últimas elecciones, y a gestiones realizadas en el más alto nivel, la ciudad sigue sin un elemento clave para el desarrollo deportivo.

Daniel Lovano / elpopular.com.ar

Cuando salen a buscar marcas, los atletas olavarrienses primero que nada tienen que ir corriendo a la Terminal de Omnibus para salir hacia Azul, porque en Olavarría no hay pista de atletismo desde que Estudiantes tomó la decisión de construir su Macro Gimnasio contra la margen izquierda del arroyo Tapalqué.

Fue promesa electoral del ex intendente José Eseverri hacia el final de su gestión, y hasta llegó a presentar planos y presupuesto, acosado por la opinión publica y el ámbito deportivo por este absurdo de un partido con más de cien mil habitantes y sin una pista de atletismo.

En aquel momento se habló de un Polideportivo Municipal faraónico, que iba a estar ubicado en las calles Márquez y Dorrego, al límite del barrio Coronel Dorrego, y una superficie proyectada en 4 por 4 manzanas para con pista de atletismo con tribuna y vestuarios, pileta climatizada cubierta semioolímpica, maxi gimnasio con cancha cubierta de básquet, voley y handball con gradas, un gimnasio de 9 x 15, áreas comunes con administración, vestuarios, sanitarios, y salón de usos múltiples.

Para la cuerda externa estaban pensadas 4 canchas de fútbol reducido, playón multideportes, plaza de juegos para niños y estacionamiento para 250 autos. Corrián tiempos pre electorales y los Eseverri iban por la enésima reelección. "Olavarría necesita un espacio deportivo de calidad como el que estamos proponiendo y lo vamos a desarrollar en ese lugar" decía Eseverri el 30 de septiembre de 2015, luego de 32 años de silencio en su gestión o la de su padre al respecto.

Eseverri hijo fue a la lucha electoral con Ezequiel Galli, quien también en aquella concurrida reunión realizada en La Casa del Deporte habló de la necesidad, y hasta de la prioridad, de construir una pista de atletismo para la Ciudad.

Dos días antes del anuncio realizado por Eseverri, en el edificio de la Avenida Del Valle Galli hablaba de que "los clubes van a dejar de ser rehenes de las migajas del Municipio" y enfatizó sobre la necesidad de que Olavarría tenga una pista de atletismo de última generación, una pista para ciclismo y un circuito para karting.

Los tiempos y los análisis no son los mismos.

Los dos procesos encabezados por los Eseverri, el que inició Helios y el que se cerró con José María sentado en el sillón del Palacio San Martín, estuvieron atravesados en el primer caso por un marcado desinterés por el desarrollo del deporte y el segundo por el despilfarro de recursos públicos (básquetbol profesional, automovilismo, tenis, pádel, fútbol según la cara), sin proyecto deportivo más que decisiones obstinadas y, a veces, inexplicables.

Galli recién comienza y en su primer año de gestión no hubo respuestas concretas para esta necesidad del deporte olavarriense, aunque se sabe que se han realizado gestiones al más alto nivel que tuvieron como protagonistas a funcionarios de esta administración.

Hace pocos días se hizo un positivo anuncio desde la gestión, cuando se sugirió a dirigentes y referentes de la actividad atlética la creación de una Asociación Olavarriense de Atletismo, que le dé un marco organizativo a todas las actividades, tanto de pista y campo, como las callejeras, y el deporte aventura.

Ciudades como Concordia (120 habitantes), Concepción del Uruguay (80 mil habitantes) se sumaron en este lustro a las plazas que ya cuentan con pistas de atletismo de solado sintético, como también lo hicieron en el mismo período Chaco o Comodoro Rivadavia.

Cualquier cosa que no sea apuntar a una pista de atletismo de última generación para Olavarría será seguir condenado al estancamiento deportivo.