Martes, 26 de Septiembre de 2017
97177

11.07 | Local Local

"No es sencillo trabajar tanto tiempo en un club"

Mauricio Peralta finalizó su vínculo con Estudiantes, tras más de cinco años como DT de Primera División.

El fútbol del Club Atlético Estudiantes vive momentos de cambios. Es que después de poco más de cinco años, Mauricio Peralta dejó de ser el director técnico de la Primera División, pero además se desvinculó de la institución, en la cual se buscaba que siga ligado al trabajo en las divisiones inferiores.

Peralta asumió como director técnico del plantel de primera después de febrero de 2012, una vez que el equipo fue eliminado del Torneo del Interior (hoy Federal C) cuando Cristian Aldirico era el entrenador. Desde allí, fue protagonista de los certámenes locales, lo que lo llevó a estar siempre en los evento nacional.

Sin embargo, las repetidas eliminaciones dentro de esta contexto, llevaron a un desgaste. Pero el proceso continuó, Estudiantes en este año no fue parte del Federal "C" debido a que no logró la clasificación, y todo se terminó cuando en el pasado torneo "Apertura" de Primera División tras la eliminación en semifinales del playoffs frente a El Fortín.

-¿Cómo fue tu salida de Estudiantes?

-Hoy (por ayer) finalizamos el vínculo con el club. Había intenciones de que continuara por parte de la institución, ligado a las divisiones inferiores y armando un proyecto para ese fin. No nos pusimos de acuerdo en algunas cuestiones, y para quedarnos todos con el mejor recuerdo después de casi 11 años en la institución decidimos de común acuerdo finalizar el vínculo.

Obviamente que a uno le duele pasar por este momento, pero soy joven en esta profesión, sabiendo que no es sencillo trabajar durante tanto tiempo en un club. Así que hay que hacer el duelo correspondiente, mirar para adelante, y seguir creciendo.

-¿Estuviste cerca de seguir en inferiores, o tu salida de Primera te hizo tomar esta decisión?

-Manteníamos charlas constantes, pero como ya decía no coincidimos en algunas cuestiones y lo mejor era esto para quedarnos desde las dos partes con los mejores momentos vividos. Además, no se quería forzar algunas situación ya que son casi 11 años: cinco como jugador y cinco y un poco más como técnico de Primera.

En ese lapso hubo que actualizarse constantemente, reinventarse luego de quedar afuera de los federales. Los años se hicieron largos, y uno vive esto de una manera muy especial porque es mi trabajo y estoy 24 horas pensando en fútbol; por eso creíamos que era lo mejor para ambas partes.

-¿Tu ciclo en Primera estaba cerrado o fue una decisión de los dirigentes?

-Los dirigentes hicieron la propuesta de hacer un enroque: que Dardo Seibel dirigiera la Primera División, y que yo pasara a inferiores. No es algo que yo propuse; soy joven en esto, sé que los resultados mandan, pero uno se apoya siempre en el trabajo y en el esfuerzo diario. Yo obviamente que tenía fuerzas para seguir al frente de la Primera, pero a veces las decisiones no pasan por uno y por eso finalizamos de esta manera, ya que no nos pudimos poner de acuerdo. Hoy en día ya estoy mirando para adelante, y trato de estar tranquilo.

-¿Qué balance hacés de tu paso como DT de Estudiantes?

-El balance que uno puede hacer es positivo, más allá de haber logrado un resultado o no, más allá de dentro de los objetivos siempre estuvo la idea de poder pegar el salto de calidad en cuanto a la competencia. Lamentablemente no lo pudimos lograr, siempre nos mantuvimos dentro del Federal C o la liga local, aunque la balanza se inclina para el lado positivo, ya que no es sencillo estar al frente de un plantel de primera por más de cinco años.

-¿Cómo ves un futuro inmediato dentro del fútbol?

-Esto es muy reciente, pero uno vive de esto. Estoy muy ligado a Estudiantes porque allí estuve durante mucho tiempo, porque además hice todo el camino desde Escuelita y hasta la Primera División. A partir de hoy (por ayer) voy a ser un desocupado más, con lo cual esperaré una nueva oportunidad como la que tuve en Estudiantes durante todo este tiempo.

No le cierro la puerta a nada; cuando jugaba me tocó la posibilidad de jugar en mi ciudad y a nivel profesional en Buenos Aires, en distintas categorías del ascenso, aunque también tuve la chance de jugar en el exterior. De esta manera, uno como técnico sueña con tener con una carrera similar. Veremos cómo se van dando las cosas