Jueves, 14 de Noviembre de 2019
128423

21.03 Rodolfo Avila

"Los ojos estaban puestos en nosotros"

"Sentimos una gran alegría porque nos dimos cuenta que del otro lado del mundo somos referentes", evaluó quien Radical Fitness en China.

Rodolfo Avila es olavarriense, profesor de educación física, y recientemente viajó a China -precisamente estuvo en Shangai- para ser parte de un evento que se denomina Radical Asia Summit, donde junto a otros dos argentinos representaron a la empresa Radical Fitness.

En ese caso, describió que vivió una experiencia muy importante, teniendo en cuenta que conoció un país totalmente distinto, con distintas costumbres, y allí pudo exponer todos sus conocimientos. "Yo trabajo para una empresa que se llama Radical Fitness, es argentina, aunque con el tiempo se desarrolló y creció muchísimo. Se generan y exportan programas de entrenamientos a todo el mundo; está en más de 60 países y en los 5 continentes", explicó.

Desde allí, entonces, surgió esta experiencia. "Al evento que fui es como la convención de países asiáticos de Radical. Ahí participaron Singapur, Australia, Taiwán, Japón, China, Maldivas y nosotros fuimos a representar a la central y viajamos para formar a los masters de los países asiáticos, evento que duró tres días", comentó Avila.

Además, indicó en qué consistió su labor. "En el primer día trabajamos con los masters, y durante las otras dos jornadas se realizó el evento en sí con los formados por los masters, quienes están a cargo de las clases, con lo cual nosotros fuimos a alinear algunas cosas".

Además, el olavarriense dejó en claro que "a mí me avisaron que me enviaban a China primero en reconocimiento por mi trabajo y esfuerzo, ya que hace años que trabajo para la empresa. Y entonces hace como dos meses me comentaron que tenía este viaje, con lo cual uno de los trabajos que tuve que preparar fue la conducción de las diferentes clases", y eso tiene que ver mucho con el idioma.

Por eso, Rodolfo Avila comentó que "se alineó que íbamos a trabajar en inglés, aunque existen un montón de términos específicos". "Entonces en primera instancia tuvimos que preparar las clases y después ver cómo lo íbamos a decir para que quede claro. No teníamos a nadie que tradujera, con lo cual nos arreglábamos con la gente directamente. Sí una chica que nos organizó todo allá nos ayudó porque es japonesa, pero hablaba inglés, y entonces nos dio una mano".

Además, sobre lo ocurrido, Avila también aclaró que "fuimos a corroborar que el trabajo se realice en forma correcta, y alinear si existen diferencias, aunque no encontramos muchas en cuanto a los ejercicios específicos". Y, en cuanto a la experiencia, el profesor opinó que "para mí fue algo de gran magnitud ya que concurrí en representación de la empresa, y entonces fue una responsabilidad importante la que se nos dio... es llevar la bandera de la central, con lo cual todos los ojos estaban puestos en nosotros", destacó.

También, para su sorpresa, Rodolfo Avila no es un desconocido en el ambiente: "Sentimos una gran alegría porque nos dimos cuenta que del otro lado del mundo somos referentes. Te sentís una estrella porque todo el mundo te conoce y entonces se quieren sacar una foto; recién ahí me dí cuenta de la magnitud que tiene la empresa".

Por otro lado, el entrenador advirtió que en China "nos tienen como referentes en lo que respecta al deporte, en todas su dimensiones. Lamentablemente en nuestro país está devaluado esto de los referentes argentinos". Y puso un ejemplo de lo que vio, más allá de su actividad: "Ellos le dan uso a todo lo que tiene que ver con la nacionalidad China. Ya que piensan que si no usan sus cosas, las mismas nunca van a crecer".

Además, notó "mucho respecto, aunque es algo que tendría que ser cotidiano" y advirtió que es "una ciudad muy silenciosa", con lo cual su experiencia fue más allá de su actividad central del viaje. Y, en su relato, siguió con la actividad en sí. "Son programas de entrenamientos grupales, los cuales son bastante conocidos más que nada por las personas que se mueve en los gimnasios. Yo tengo mi gimnasio, estoy a cargo de clases, y también soy formador con lo cual doy certificaciones". "Básicamente son clases conducidas, que apuntan a diferentes objetivos", añadió.

En tanto que explicó cómo es la actividad. "Nosotros cada tres mesas lanzamos una clase nueva de cada programa, eso se planifica desde central y se filma el video. Con lo cual nosotros fuimos a presentar el nuevo material".

"En el primer día trabajamos con los masters, en el segundo día lo hicimos con todos los programas y el tercero fue específico de megadance". Rodolfo Avila también comentó que "desde lo comercial hay muchas consultas, pero a veces cuesta iniciar... salir de la casa; aunque todo cambia una vez que se le agarra la mano".

En el final, el entrenador sostuvo que "esta fue la primera vez que viajé y tuve una experiencia así en representación de la empresa, fue increíble ir al otro lado del mundo. Viví algo que no me esperaba, pero fue en reconocimiento a labor realizada en estos años, por lo que siento una felicidad terrible".

Y agregó que "representé a la empresa, pero también a la ciudad. Yo soy de acá, viví en otros sitios, con lo cual a veces siento que tenés que irte para valorar lo que es esta ciudad. Me costó mucho volver, y no quiero irme otra vez", teniendo en cuenta que parte de sus últimos años los pasó en Piedrabuena, localidad de la provincia de Santa Cruz.

"A los 20 años me fui porque fui militar, al incorporarme al tiempo me salió el pase y me tuve que ir al Sur, donde viví casi 10 años lejos de casa. Cuando regresé, a los 29 años, hice el profesorado de educación física, y ahora estoy estudiando la licenciatura en entrenamiento de alto rendimiento", comentó Rodolfo Avila sobre sus distintas actividades y luego de una experiencia enriquecedora en China.