Martes, 18 de Junio de 2019
128292

18.03 Equitación

"Orifici va a pelear por un cupo en Lima"

La visita de Vitor Alves Teixeira, entrenador de la selección argentina. El brasileño encabezó un clínica este fin de semana en el Campo Hípico las Sierras

Daniel Lovano / [email protected]

Cerca de las sierras, en medio de la exuberancia del verde, entre pistas y caballos de alto linaje, Olavarría recibe a lo largo del fin de semana a una de las más importantes personalidades de la equitación sudamericana y Mundial.

Entre viernes, sábado y domingo el brasileño Vitor Alves Teixeira (entrenador además del equipo olímpico argentino) ofrecerá una clínica a los jinetes del Campo Hípico Las Sierras. Enseñar a los más chicos es una premisa y la otra potenciar a su principal figura, Santiago Orifici, que en estos dos o tres meses buscará un lugar dentro del equipo nacional que saltará en los Juegos Panamericanos de Lima.

Mineiro de "Beagá" (Belo Horizonte) su perfecto español no hizo necesaria otra cosa que encender el grabador y escuchar. "Estuve un mes un medio entrenando con los jinetes argentinos que viven en Wellington, después di una serie de clínicas en Chile, en Curitiba (estado brasileño de Paraná) y me vine para acá" reveló.

Se definió como muy cercano a sus pupilos, pero sin hacer concesiones en la parte disciplinaria. "Me gusta ser muy amigo de ellos, porque sigo siendo jinete en actividad, y me gusta trabajar tanto con los chicos como con los jinetes más experimentados. Entiendo sus problemas, entiendo los problemas de los caballos, pero soy muy exigente. No permito que nada paralelo venga a alterar nuestra labor" confesó.

"La idea de este fin de semana es trabajar con las jóvenes promesas, desde la categoría children, hasta el jinete del equipo nacional que es Santiago Orifici. Con los jóvenes, con los amateurs que montan por hobbie y con Santiago, porque creemos que va a pelear por un cupo en el equipo que va a representar a la Argentina en Lima" aseguró Vitor.

Sólo la charla interrumpió la labor en pista que no lograron detener las primeras inclemencias de la mañana de sábado. "El trabajo con grandes y chicos que estamos haciendo en Olavarría tiene diferencias, pero sólo en cuanto a la altura que se salta, porque el fondo es el mismo. Estamos entrenando como en los grandes centros de equitación de todo el mundo, porque hay que preparar a las nuevas generaciones para los desafíos que van a enfrentar" dijo.

En su rol de entrenador nacional, el brasileño tiene contrato desde los últimos Panamericanos (cuando la Argentina fue plateada en la prueba por equipos, sólo un punto por debajo de Estados Unidos) hasta los Juegos Olímpicos de Tokio.

La labor específica con Santiago Orifici tiene varias aristas. "Hacemos hincapié un poco en la competencia, pero también en otras cuestiones. Cambian las distancias, las formas de competir, los tiempos, también va a cambiar la altura, porque el próximo Panamericano será selectivo para los Juegos Olímpicos de Tokio. Es fundamental la actualización para los jinetes, y también para mí. Por eso estoy presente en los principales concursos del mundo, en los Mundiales, Copas del Mundo, Panamericanos y en los Juegos Olímpicos" enfatizó.

"A Santiago lo conozco desde hace muchos años y siento que debe dar el ejemplo a los más jóvenes. Trabajando y sintiendo que la disciplina es fundamental en el alto rendimiento, en este deporte y en todos los deportes" acotó.

Sobre el "crédito" del CHLS hizo otras apreciaciones. "Siempre hay algo para mejorar en un atleta de alto rendimiento. Con Santiago trabajé dos veces cuando integró el equipo argentino en campeonatos sudamericanos y consiguió en ambas medallas doradas por equipos. También tiene títulos a nivel individual, pero va a competir en una categoría nueva, contra los mejores de toda América, especialmente los estadounidenses, que son los campeones del mundo, en una altura bastante elevada" advirtió.

"Hay que trabajar todo: lo técnico, lo físico, lo mental, y como todo atleta sudamericano Santiago debe entender que el talento no alcanza. En la equitación de hoy es muy importante el talento, pero también la disciplina. Nosotros somos un poco relajados en relación a esto, y vamos a enfrentar a otros talentos, que viven atentos a todo tipo de detalles, como la alimentación, entrenamiento, organización, descanso, la parte psicológica. También hay que mejorar las pistas de la Argentina para que los caballos no se lastimen" precisó.

"Con Santiago es más fácil trabajar, porque lo conozco desde 2007, cuando era Children y entiende mis métodos de trabajo. Por eso estoy acá" acotó.

Sobre los representantes en Lima, consideró que los caballos tendrán la última palabra. "Va a ser duro para todos lograr la clasificación, y va a depender mucho del animal. Tenemos que formar el mejor equipo del momento. Santiago tuvo muy buenos momentos con su caballos, pero como estamos a seis meses de los Juegos hay que afrontar el Selectivo en mayo, seguir trabajando en junio y julio, y escoger a los mejores. Sin dudas que Santiago es uno de los postulantes, pero hay que ver el momento" opinó.

La estadía y el trabajo de Vitor en Olavarría se cerrará hoy, con chicos y con lo que pueda sumar para el primer gran desafío en la carrera de Santiago Orifici. Serán cuatro binomios argentinos jinete - caballo en la capital incaica, más un suplente, y Vitor anticipó la receta para escogerlos.

"La forma de designar el equipo va a ser mixta. Hay binomios argentinos saltando en Europa, en Estados Unidos, en México y por todo el mundo. Seleccionaré algunos binomios de acuerdo con mi gusto y a los que mejor estén en ese momento" señaló.

"Aún quedan cuatro pruebas selectivas en Buenos Aires, dos en el Club Alemán y dos en el Concurso Internacional Sol de Mayo. El mejor estará en el equipo. Por lo pronto tenemos un preseleccionado, que es Matías Albarracín, por ser campeón nacional y por sus resultados internacionales en 2018, aunque debe revalidarlos tanto él como su caballo para una competición como los Juegos Panamericanos" cerró.