Viernes, 23 de Agosto de 2019
128762

29.03 | Nac. e Int. Pedro De la Vega

El primer cruce del Atlántico

Luego de su vuelo de bautismo al continente europeo, "Pepo" hizo un balance del torneo internacional que se jugó en Murcia, habló de su presente en Lanús y se refirió a los insistentes rumores de pase a un coloso de las grandes ligas.

Daniel Lovano / [email protected]

Pedro De la Vega regresó a la Argentina el miércoles a las 9 de la mañana, luego de vestir la camiseta celeste y blanca en los tres partidos que jugó la Sub 20 en el encuentro internacional de selecciones que se realizó en Murcia; en una decena de kilómetros estaba en el predio de la AFA y cerca de las 12 llegó a Lanús para ponerse a las órdenes de Luis Zubeldía para todo lo que se viene antes del Mundial de Polonia

La segunda parte del primer semestre viene cargada de compromisos: sumar con el granate en la Superliga y en la Copa de la Superliga y defender en la selección argentina el sitio que se supo ganar en el Sudamericano de Chile.

Para esto último, el primer examen riguroso fueron los partidos ante Francia, Japón y Arabia Saudita en España. "Fue muy lindo. Linda experiencia, me fue bastante bien en los partidos, así que terminé contento" contó "Pepo".

Casi a la edad que se hacen los viajes de egresados, tuvo su primer vuelo transatlántico con todos los grandes proyectos de su camada. "Fue un viaje bárbaro, muy tranquilo. Fue mi primer viaje a Europa, y la vuelta me la dormí toda, je" contó con esa frescura juvenil que, por suerte, resiste a irse.

"Estábamos en Murcia, de ahí a San Pedro de Pinatar, cerca del mar, un hermoso lugar. Pero nosotros íbamos del hotel al complejo que está a dos cuadras para entrenar, y del complejo al hotel. Recién el día que nos volvíamos fuimos a conocer un poco más la zona, y me gustó mucho" relató.

Pepo confirmó con sus palabras lo que se podía apreciar en las transmisiones del torneo por Streaming: "El complejo de Pinatar es terrible... es muy bueno. Nosotros tenemos el predio de la AFA, que es de primerísimo nivel internacional, insuperable, pero éste estaba muy bueno en serio, y lo compartimos con un montón de selecciones de todo el mundo".

Pese a que la gira incluyó una derrota con Francia y victorias sobre Japón y los saudíes, las mejores conclusiones se obtuvieron en la caída frente a los herederos de los campeones del mundo, que además tienen varios pibes que ya brillan los grandes equipos europeos.

En ese sentido, "Pepo" dijo: "Nos probamos contra una potencia, contra un equipo del Mundial que va a estar entre los más fuertes. Vimos dónde estamos parados, qué cosas hay que mejorar, cómo juegan los equipos europeos. Dentro de la cancha vi un equipo muy técnico, muy físico, con jugadores muy fuertes, rápidos, que tienen muy claro lo que quieren".

"Así y todo, tuvimos nuestros momentos para ganar el partido y le dimos pelea. Hay que estar preparados, porque me imagino que en el Mundial los partidos van a ser parecidos" advirtió.

Si algo denota el respeto mutuo en ese choque, es que los franceses pusieron a sus mejores figuras. "La argentina es una camiseta importante, y todos nos estábamos preparando para el Mundial, estábamos buscando el equipo. Obviamente contra la Argentina nadie se va a guardar nada. Fue un gran medida para nosotros y creo que para ellos también. Nos quedaron buenas sensaciones, más allá del resultado, porque nos medimos contra una gran potencia, contra un gran equipo, y en la previa del Mundial sirvió un montón" opinó.

Para este torneo Batista sumó cuatro futbolistas muy importantes del medio para adelante, y cuando eligió poner a los titulares en cancha (contra Francia y el primer tiempo ante los árabes), ahí estuvo Pedro. "Los que se sumaron son excelentes jugadores, que están en un altísimo nivel, entonces la vara está cada vez más alta", consideró.

En los dos partidos que salió de movida, el DT eligió primero una punta y luego otra. "No se había hablado nada antes. Me tocó jugar el primer partido, con Francia, por la izquierda; en el segundo entré poquito, pero lo poco que jugué lo disfruté, y con Arabia jugué en la derecha. Por suerte pude jugar otros 45m, que sirven para seguir ensayando", analizó.

En Murcia el primer gol también estuvo esquivo, como en la primera de Lanús. Cada 90m se resiste por poco, pero no es un tema que le quite el sueño. "Estoy ahí, pero no entra (risas). El otro día, contra Arabia, el arquero intervino una sola vez y fue en la mía, y contra Japón fue una linda jugada y se fue cerca, pero no me desespera. Hay que seguir mejorando; trabajar, entrenar e insistir" apuntó.

"Creo que el plantel está muy bien. Todos debemos demostrar, el grupo es muy lindo, los que no estuvieron en el Sudamericano llegaron y se acoplaron enseguida. La mayoría tiene experiencia. Barco y Almendra habían estado y no pudieron ir a Chile por lesiones, Garré había entrenado con nosotros. Hay que formarse bien para ir de la mejor forma a Polonia" destacó.

Las palabras de Batista antes del próximo encuentro fueron en varias direcciones: "Nos felicitó por el comportamiento, nos agradeció por la conducta que tuvimos, y ese es el camino. Aunque se buscan siempre excelentes jugadores, también se buscan buenas personas, algo muy valioso para formar un gran grupo. Nos comentó que la gente de España lo felicitó por nuestro comportamiento y la educación de nuestros jugadores. Más allá de lo futbolístico, que se quedó muy conforme, son cosas que suman".

Ahora otra vez Lanús, otra vez con la cabeza en la competencia interna. "Mi obligación es entrenar día a día, tratar de hacer buenos entrenamientos para poder estar. Uno siempre quiere jugar, y para eso hay que esforzarse y mostrar que puede estar. A veces no se puede. Lanús es muy importante en mi vida, y el Sub 20 también los es para mí, para Lanús y para todos" subrayó.

Porque el Sudamericano terminó muy encima, Pedro no se pudo dar el gusto de jugar por primera en la La Bombonera. "Me quedé con las ganas. Recién llegaba de Chile y me dieron descanso. Era lo mejor para mí, para aliviar un poco la cabeza. Las decisiones de Luis (Zubeldía) sobre mí siempre van a ser las correctas, por mi bien, y siempre voy a estar de acuerdo con las medidas que él tome" destacó.

Desde aquella irrupción estelar en el partido con Racing y el gran primer tiempo con River mucho se habló de su proyección, de su destino inexorable en un grande de fútbol europeo, y la opinión de la cátedra se fortaleció con el gran campeonato sudamericano que hizo este verano con la camiseta argentina, en Chile.

Se habló del Real Madrid, del Inter de Milán, se dijo que Juventus se hizo ver con su áurea seductora, y la lista sigue. A Pedro nada de esto le cambia el torno de voz. "Es algo que tomo con tranquilidad. Por suerte la familia hace que tenga siempre los pies sobre la tierra, y la gente del club lo mismo" destacó.

"Cuando salieron algunos nombres mi cabeza estaba en el Sudamericano, y ahora está en Lanús. Mi idea es concentrarme en el día a día, y no pensar en otra cosa porque puede ser malo. Lo mio es jugar al fútbol y entrenar, que es lo que más me gusta, y tratar de mejorar para que el día de mañana esté preparado si se da. Es un sueño y a todos nos gustaría un gran pase, a un club importante" reconoció.

Tampoco habló de preferencias y eso denota su madurez, porque todo rebota en todos lados: "Uno de chico tiene simpatías, sueña con ponerse alguna camiseta, pero no me he puesto a pensar mucho en el tema. La cabeza está acá, paso a paso, para no confundirme".