Miércoles, 26 de Junio de 2019
131712

08.06 Mariano Sosa

"Todo lo que estoy viviendo es un sueño"

El olavarriense volvió a la ciudad luego de cumplir con todos sus compromisos en Estados Unidos. Y aprovechó para entrenarse en Ferro de cara al Nacional

Mariano Sosa regresó recientemente al país, luego de completar su primer ciclo como estudiante universitario en Estados Unidos. Entonces, si bien transita ese receso en cuanto a su formación académica, se reunió nuevamente con el equipo de competencia de Ferro Carril Sud y la próxima semana será parte del Nacional de natación que se llevará a cabo en Santiago del Estero.

En la previa, el olavarriense habló de todo lo vivido en Estados Unidos y también explicó cuáles son sus expectativas de cara a la actividad, en la cual también serán de la partida otros nadadores "carboneros" como son los casos de Ramiro Liceaga, Marco Antonio Vivas, Esteban Lisiecki y Ramiro Alvarez.

"Estoy muy bien, más que nada contento por volver a entrenar con mi equipo y disfrutando con los familiares el tiempo que me queda acá. Estamos entrenando fuerte, con la cabeza puesta en el Nacional que se realizará en Santiago del Estero", evaluó el primera instancia el nadador.

Además, Mariano Sosa explicó que está en un receso después de los estudios cursados en el último año. "En Estados Unidos yo terminé de cursar y de rendir los finales hace un par de semanas, por lo que se podría decir que estoy de vacaciones en cuanto a la parte académica ya que en natación nunca hay descanso".

Por eso, en cuanto a su estadía en la ciudad, el joven remarcó que "una semana antes de volverme a la Argentina estuve un tiempo sin nadar porque estaba preparando los finales. Entonces, pensé que me iba a costar agarrar el agua porque después de una semana se hace difícil retomar y sentirte bien, aunque llegué motivado porque es mi casa, mi pileta, por lo que todo salió muy bien", indicó en cuanto a su regreso a Ferro y a Olavarría.

Y, enseguida, Sosa evaluó cómo fue su rendimiento en Estados Unidos: "Mejoré desde mi llegada; pero se ven otras cosas ya que el deporte se apoya de otra manera... entonces lo académico y lo deportivo van de la mano, por lo que los profesores te entienden y tienen algunas contemplaciones", sostuvo.

Además, lanzó una frase que realza su comentario anterior: "Se entrena un poco menos allá; yo puedo decir que en la Argentina entreno más duro. Esa es su forma, todo va de la mano. Tenemos un colectivo que nos pasa a buscar a todos por los departamentos del campus donde yo vivo y nos lleva a la pileta donde vamos a entrenar. Siempre nos movemos en equipo".

Allí, el entrenador Nicolás Masson también dijo lo suyo: "Allá están metidos mentalmente ciento por ciento en eso, no se tienen que preocupar por un montón de cosas como les pasa a los deportistas de acá ya que el sponsor Nº 1 sigue siendo la familia. Desde acá se ve que en Estados Unidos va todo más sobre rieles".

Y allí surgió una comparación ya que los atletas y los familiares trabajaron duro durante estas últimas semanas para el Nacional que se hará en el norte del país, cuestión que no ocurre en Estados Unidos ya que los deportistas sólo deben pensar en su evento deportivo ya que el resto está diagramado.

"Entonces, tal vez no necesitan tanta intensidad en el agua porque la suplen por otro lado. Son diferentes políticas, porque cada lugar o cada entrenador tiene su libro. Obviamente no les va mal, son los Nº 1, a mí algunas cosas me gustan, pero otras no", contó Nicolás Masson.

De esta forma, para el entrenador la conclusión es que "la principal diferencia está en la política deportiva de la Argentina con respecto a Estados Unidos. Lo que me pasa a mí en Olavarría también le ocurre a los que conozco por ejemplo de Capital Federal, incluso a los de River que es uno de los mejores clubes del país".

Mariano Sosa, a su vez, también cerró el tema con otros ejemplos: "Acá en la Argentina cada nadador se tiene que comprar su propia malla, que son muy caras. Allá la misma Universidad le da la plata al entrenador y él elije cuál le da a cada nadador. Es decir que uno no se tiene que preocupar por nada de eso, como tampoco en las comidas y hoteles cuando tenemos ese tipo de eventos".

Competencias y estudio

El nadador recordó cómo fueron sus inicios en Estados Unidos, a la hora de competir y de medirse ante sus pares. "Llegué confiado de lo que hacía y por la manera en la que me estaba entrenando. Allá yo siempre hice lo que el entrenador me decía, mientras que cuando llegaba la hora de competir confiaba en el plan. Entonces no tenía nervios, tampoco inseguridad, por lo que siempre me divertí. Siempre hice lo que me gustaba", remarcó.

Además, contó que "tuve 13 competencias a lo largo del año, y a medida que fueron pasando aumentó el nivel ya que en las últimas la diferencia entre el primer y segundo fue de 10 centésimas". Y, Mariano Sosa contó que "me fue muy bien en los estudios, terminé con un promedio muy bueno".

Lo vivido

Sin dudarlo, Mariano Sosa indicó que "yo recomiendo esta experiencia ya que tuve la posibilidad de conocer a mucha gente de otros países, aprendí cosas de otras culturas y eso te enriquece tanto en lo deportivo, como en lo académico y lo personal. Uno crece mucho como persona".

Pero, a su vez, destacó su vuelta ya que "me gusta venir acá para darme cuenta de dónde soy; todo eso te hace valorar más las cosas. Yo no me quejo de nada allá, todo lo que estoy viviendo en Estados Unidos para mí es un sueño. Siempre tengo todas las herramientas a mi alcance", destacó.

En cuanto a su futuro inmediato, el olavarriense dejó en claro que "sinceramente me gustaría seguir estudiando allá, terminar mi carrera y cada tanto venir a la Argentina a visitar, además de seguir con las competencias, porque también tengo mi grupo de gente. No sólo mi equipo de natación; ya que estuve en Mar del Plata y me crucé con un chico con el cual competía. Cuando salí de la pileta me dijo 'vení, dame un abrazo' y me preguntó cómo estaba", recordó.

"Esas cosas se extrañan; allá en las competencias nadie habla con nadie, todos están serios. Las relaciones son distintas; y acá yo compito con la misma gente desde que tengo 9 años con lo cual nos conocemos todos", comparó Mariano Sosa.

En el final, contó cuáles son sus expectativas para el Nacional: "Si todo sigue bien me gustaría meterme en un top 5, esa sería mi meta, además de bajar mis mejores marcas en la pileta larga. Un sueño sería volver a hacer podio, la última vez fue en 2016. Si sale, bien, aunque si no lo logro habrá que seguir trabajando", cerró el representante de Ferro Carril Sud que compite en espalda y combinado.