Martes, 17 de Septiembre de 2019
131880

12.06 | Nac. e Int. Gustavo Liggerini

"Es un regalo que busqué mucho tiempo"

Gustavo Liggerini dejó Ferro en el cierre de 2018 y viajó a Santiago del Estero para otro desafío deportivo, el cual terminó con un ascenso a la elite del fútbol nacional.

Gustavo Liggerini sorprendió a todos en Olavarría, más precisamente en Ferro Carril Sud, cuando en diciembre de 2018 anunció su salida del "carbonero". Allí fue una bomba para el equipo local, que se preparaba para el Torneo Regional Amateur, aunque el entrenador no lo dudó y se fue a Santiago del Estero para afrontar un desafío importante dentro de su carrera que terminó el pasado sábado con el ascenso a la Superliga Argentina.

Allí, Gustavo Liggerini asumió como ayudante de campo de Gustavo Coleoni en Central Córdoba de Santiago del Estero, que el sábado superó por penales a Sarmiento de Junín en la definición del Reducido de la Primera "B" Nacional, que definió el segundo ascenso a la máxima categoría ya que el campeón fue Arsenal y por eso subió directamente (justamente en una final ante el equipo "verde").

"Estamos cayendo un poco ahora de todo lo que se logró. Se disfrutó esta parte final del torneo, pero eso genera mucho estrés por cada partido o detalle que teníamos por delante", detalló Gustavo Liggerini en una nota realizada ayer en el programa Conexión Deportiva (lunes a viernes de 19 a 20, por 98Pop).

También dejó en claro que "aposté mucho por esto. Mis viejos fueron un pilar muy importante ya que muchas veces no te va bien y te tenés que volver a tu casa". Además, el entrenador no dudó y explicó que el logro deportivo fue lo más importante en su carrera. "Sí, es real", aclaró.

Y enseguida comentó las distintas instancias decisivas que vivió en los últimos años, aunque con distinto desenlace: "Perdí la final con Ferro para ascender al Federal A y anteriormente con Santamarina nosotros perdimos el ascenso a primera división con Patronato, yo trabajando con Coleoni, y Delfino estaba en el otro banco", en relación al ahora ex DT de Sarmiento de Junín con el cual se enfrentaron en la serie que terminó el último sábado.

"Perdimos por un penal y en ese momento dije 'nunca más voy a estar tan cerca de jugar a este nivel', pero el fútbol me dio otra oportunidad y este es un regalo que uno buscó mucho tiempo. Entonces es un sueño cumplido", aclaró el tandilense.

El torneo

En el cierre de 2018 sonó el teléfono de Gustavo Liggerini, y desde allí comenzaron a cambiar los planes. "Gustavo (Coleoni) me llamó cerca de diciembre, donde nosotros ya habíamos terminado el torneo local con Ferro y nos estábamos armando para el Regional. Me sorprendió todo eso, aunque había seguido la campaña".

"Yo a Central Córdoba lo vi en Copa Argentina donde peleó con Tigre y Vélez y quedó afuera con Gimnasia. Vi a un equipo maduro, duro, aunque eso medio que lo sacó de foco sobre todo en la primera parte de la B Nacional", con lo cual Liggerini ya sabía qué se venía porque a esa altura el equipo Ferroviario estaba en zona de Reducido, en la mitad del certamen nacional.

En cuanto al final de la temporada, Gustavo Liggerini remarcó: "En la primera llave de playoffs nos tocó Platense, que para mí era el equipo que mejor jugaba, entonces una vez que pasamos todos nos ilusionamos. Porque además el equipo en la última parte se potenció jugando como visitante, donde sacamos adelante partidos importantes. Se alinearon los planetas; hasta cambiamos el sistema porque empezamos 4-4-2 y terminamos con un 4-5-1", describió.

En su relato, el DT valoró que Central Córdoba "es un equipo con mucha convocatoria, la gente es muy seguidora, con lo cual cuando te toca la buena se disfruta mucho. Aunque cuando viene la mala te tenés que quedar en tu casa. La gente es muy futbolera acá, ya que también están Mitre y Güemes, que pelea por entrar al Federal A", contó el DT que también agregó que en los últimos encuentros Central Córdoba fue acompañado por más de 20 mil personas.

Lógicamente hoy es turno de festejar, aunque ahora se viene otro desafío como lo es trabajar en un equipo de la Superliga. Eso ya está confirmado: "La parte más jodida es definir quiénes van a seguir y quiénes no; acá no se puede pensar con el corazón ya que debemos tomar decisiones para armar el mejor equipo".

Recuerdo fresco

En Ferro Carril Sud, luego de dos años de trabajo, Gustavo Liggerini dejó un muy buen recuerdo (llegó a la final del Federal "B", con muy buen funcionamiento, y subió a muchos juveniles). Entonces, mucha gente pendiente: "Siempre nos mantuvimos en contacto, miraba los partidos del Regional y antes de cábala me comunicaba con José Vivas".

"Esta alegría se comparte con todos ellos porque en Ferro pasamos dos años muy lindos, tanto en lo deportivo como en la parte social. Disfruté mucho todo allá, y por eso mucha gente con la cual tuve relación se comunicó conmigo en estos días", explicó Gustavo Liggerini que en pocos días se probará el buzo que en algún lugar dirá "AC", pero que será de un equipo de la Superliga.