Jueves, 6 de Agosto de 2020

08.07 | Local En Laprida

El auge del fútbol femenino

Por Capitana de Oro

Hace más de un año en Laprida comenzó a surgir la idea de instalar y regular en cada club el fútbol femenino. En un principio la idea surgió desde el ex intendente y actual senador provincial, Alfredo Fisher, quien no quiso dejar su banca sin que la disciplina tome color en la ciudad.

Después de mucho trabajo, en el mes de octubre de 2019, se organizó el primer torneo oficial femenino de la Liga Lapridense de Fútbol. El mismo se disputó en dos categorías: Sub16 y Primera División, con la participación de seis equipos. Cuatro de ellos son de Laprida: Club Atlético Platense, Jorge Newbery, Lilán y Juventud. Club Deportivo Barracas es de General La Madrid y el otro equipo es Club Atlético San Jorge, de la campaña. El calamar fue el campeón en ambas categorías, en este inicio de la Liga Lapridense.

El sitio Web Capitana de Oro dialogó con Mariela Fuchs, quien es profesora de educación física y entrenadora de Platense junto a su pareja, Diego Cejas. Además, es jugadora del equipo CEF 100 de Sierra Chica en el torneo de la Liga Olavarriense. Junto a Valeria Martínez, periodista deportiva, jugadora y ayudante de campo en Lilán, contaron cómo surgió en la ciudad vecina la movida del fútbol femenino, a la vez que hicieron hincapié sobre la importancia del acompañamiento del gobierno Municipal.

Delantera y goleadora

Mariela Fuchs, la delantera y goleadora del CEF 110, contó que: "Estoy desde 2015 en Laprida, vine a trabajar con el fútbol femenino de Platense. En ese momento no existía así que nos tomamos muy en serio la idea por eso lo pudimos mantener. Hace cinco años que estamos y siempre superamos las 30 jugadoras".

"A principios de 2019 se venía hablando que desde el Municipio querían fomentar la actividad de alguna manera", comentó la jugadora de la Liga Olavarriense.

Valeria Martínez explicó que se produjo a raíz "del gran movimiento que tuvo en AFA. En Laprida hacía un tiempo ya que se daba la actividad de fútbol femenino pero en modalidad reducido hasta que el ex intendente Fisher tomó la iniciativa, no quiso dejar su cargo sin que antes haya equipos (de fútbol femenino) en todos los clubes".

Como siempre, no todo es color de rosa. No todos estaban de acuerdo que en todos los clubes de Laprida haya equipos femeninos e incluso la misma Liga dudaba de la idea, coincidieron ambas jugadoras. "Porque generaba gastos y los clubes no estaban en condiciones de hacerse cargo", indicó Martínez. Ante esta postura de algunos clubes, el Municipio decidió hacerse cargo de los sueldos de los entrenadores y del seguro de las jugadoras, una iniciativa que se debería replicar en varias Ligas de fútbol femenino de la región. Indudablemente es una medida política que va más allá de colaborar con el fútbol femenino, busca promover e incentivar la disciplina.

Como si eso fuera poco, Fuchs celebró que "a pesar de la pandemia el Municipio sigue cumpliendo con los sueldos de los profes, no en su totalidad pero en gran parte. Eso es muy importante, es un alivio para los clubes y también para los profes". Y no es un dato menor que la dirigencia política no les suelte la mano a los clubes sociales y deportivos ante la aguda crisis económica que sufren en la actualidad.

Respecto a este tema, la jugadora de Lilán expresó que es importante "la contención y que perdure en el tiempo. Porque se logró esto gracias a un gran esfuerzo que hemos hecho las mujeres para ser consideradas como tal", en referencia a un colectivo de jugadoras que ha trabajado mucho y siguen poniendo su empeño en lograr una real igualdad de derechos.

Espacio reducido

El fútbol femenino en Laprida se juega en un espacio más reducido, con ocho jugadoras por equipo en el campo. Pero las intenciones son que a futuro se juegue en cancha de 11 y con el reglamento oficial que regula a este popular deporte. "Pero eso se va a dar con el tiempo, todo tiene sus etapas", dijo Fuchs.

Con respecto al arbitraje, Mariela Fuchs señaló que por el momento hay un solo árbitro dentro del campo de juego, designado por la Liga de Fútbol. La jornada laboral del profesional es abonada por el club que hace de local en cada una de las fechas del torneo.

Por otro lado, la entrenadora de Platense admitió que en Laprida "no se le da la importancia que se le tendría que dar, desde la Liga, los clubes y los hogares", aunque reconoció que los sábados son una fiesta porque "va mucha gente a la cancha, se llenaba con muchísima gente. Tres o cuatro veces más que un partido de Primera masculino".

En cuanto a la repercusión de la disciplina en las chicas de la localidad, Valeria Martínez explicó que: "para que se acerquen, lo hacíamos boca a boca y también hacíamos publicaciones por redes sociales, una invitación a que vayan y prueben. Muchas se sumaron de esa manera. Vale destacar que la mayoría nunca había practicado el deporte y hay buena calidad de jugadoras".